miércoles, 26 de febrero de 2014

Personalización y evolución de la marca personal

Podemos llevar a cabo muchas acciones para fortalecer y proyectar nuestra marca personal, tanto en canales off-line como on-line, pero bajo mi punto de vista no conseguiremos un avance significativo si no logramos personalizar nuestro mensaje y la relación con nuestra comunidad.

Sí, entiendo perfectamente que llegar a personalizar mensajes y contenidos a menudo no es sencillo, quizás en ocasiones imposible al menos en un 100%. No es posible establecer relaciones con todos y cada uno de los seguidores que podamos tener en medios sociales, y además llevar esas relaciones de lo virtual al plano físico, pero no van por ahí los tiros de lo que trato de decir.

Me refiero a que considero necesario el integrar y asimilar en nuestro comportamiento hacia las personas (tanto en la Red 2.0 como fuera de ella), una actitud que evite los automatismos y huya de la despersonalización, evitando tratarlas como si fueran meramente ganado, o simplemente un 'target comercial'. De esa forma, es probable que alguno pueda conseguir alguno de los propósitos que se haya planteado (notoriedad, beneficio económico, ...); aunque eso sí, a costa de molestar a los demás actuando como un spammer que actúa de forma indiscriminada, sin tener en cuenta a quién se dirige y lo que puede llegar a necesitar, importándole únicamente lo que ofrece y lo que quiere conseguir.

Por tanto, de lo que hablo en definitiva es de que personalizar mensajes y relaciones (al menos hacer un esfuerzo para hacerlo siempre que sea posible) marca una diferencia en marca personal con respecto a todos aquellos (que son muchos) que no lo hacen. En este blog recibo mensajes a través del formulario de contacto que, en su gran mayoría, no dejan de ser plantillas que usan sus autores para tratar de usar mi blog como plataforma publicitaria o para pedirme 'colaboraciones' de intercambio de links en los que no estoy interesado en absoluto. Pero el mensaje no deja de ser un copy&paste burdo que me genera un rechazo inmediato. Ni saben quién soy, ni les importa. Por ello, siempre tiendo a fijarme mucho más en aquellos que destacan, lo cual logran simplemente personalizando el mensaje. Quizás es que destacar es tan fácil...

Probablemente sepas que esto de la personalización siempre me ha intrigado bastante. Es una cuestión que atañe directamente a la Red 2.0, precisamente por la excesiva facilidad que provocan las redes sociales para conectar, seguir, comunicar, ... Esa relación cada día más acusada entre los entornos on-line y la despersonalización, permite probablemente a algunos llegar a tener muchos seguidores, pero me pregunto hasta qué punto esa 'estrategia' basada en la masificación les puede perjudicar su marca personal, o simplemente hacer que se quede estancada al convertirse en algo 'neutro' que no transmite nada. Ejemplos tenemos muchos en la Red, desde la clara despersonalización que existe en LinkedIn, o incluso (y en términos de empleo) de la tecnología existente para buscar trabajo, donde la masificación está 'matando' a la personalización.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco si la compartes en tus redes.

Hasta mañana.