miércoles, 25 de septiembre de 2013

¿Puede perjudicarte el no tener presencia en la Red?

De cara a un proceso de selección en el que puedas encontrarte, ¿cómo crees que un reclutador puede valorar el hecho de que no tengas ningún tipo de actividad en la Red?.

No tener ningún tipo de presencia en la Red podría perjudicarnos
Fuente CC: GarryKnight

Con presencia y / o actividad, no me refiero a que hayas creado un perfil básico en un portal de empleo o en una red profesional, y que gracias a los cuales puedas inscribirte en ofertas de empleo. Esta obviamente será la base necesaria para que puedas enviar tu candidatura a las ofertas de empleo en la que tu perfil profesional pueda encajar.

Me refiero a que tengas una presencia activa y proactiva, que genere una actividad periódica en aquellos medios sociales en los que hayas decidido posicionarte. ¿Y por qué es necesario esto, es acaso un capricho o quizás una moda pasajera?. Muy al contrario. Los reclutadores usan cada día más la Red para localizar aquellos candidatos a los que desean conocer con mayor profundidad, y usan cualquier información que sobre ellos puedan obtener, para elaborar un perfil profesional y personal lo más completo posible. Y sobre ello, se hacen una idea de lo que el candidato es y qué podría aportar. Sobre la base de este 'juicio', el reclutador toma la decisión de contar con esa persona, o de rechazarla (y seguramente sin darle ningún tipo de explicaciones).

¿Y por qué hacen esto los reclutadores?. Muy sencillo: porque pueden... La Red se ha convertido en una poderosa base de datos en la que encontrar multitud de datos e información sobre nuestra actividad en la Red, lo que conforma parte de lo que puede transmitir nuestra marca personal, al menos en el 2.0.

Por tanto, imagínate que te encuentras (probablemente sin saberlo) en un proceso abierto en el que podrías encajar a priori, junto con otros candidatos. Piensa en la posibilidad de que todos los candidatos están posicionados en distintos medios sociales (blogs, redes profesionales, ...) donde tratan de demostrar su valía profesional. ¿Qué ocurriría si tú fueras el único del que no aparece absolutamente ningún tipo de actividad?.

Probablemente el reclutador decidiría continuar con el resto de candidatos a los que ha podido seguir su rastro digital, ya que ello le ha permitido tener un mayor conocimiento. O probablemente esta situación no llegue a ocurrir... Ahora bien, el sentido común nos dice que el que podamos facilitar a los reclutadores su labor, transmitiéndoles adecuadamente nuestra propuesta de valor mediante una presencia activa en la Red, nos puede hacer contar con mayores posibilidades. Y por supuesto, no hablo de que la vacante existente sea la de un puesto relacionado directamente con la Red (community manager, social media strategist, ...), puestos que en este caso es obvio que el perfil debe tener una sólida presencia en la Red...

Y ojo, no deberíamos volvernos locos con esto. Estar o no estar en las redes sociales es una decisión individual, pero que en cualquier caso deberíamos plantearnos seriamente considerando las posibles implicaciones futuras.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Noelia Fiérrez dijo...

Enhorabuena por el artículo, Miguel Ángel. Creo que a medida que los reclutadores van empleando más la red, los candidatos también se van adaptando a la situación. Cada vez más gente apuesta por un modelo 2.0 y presta más atención a su marca personal. Y es que hoy en día no tener una presencia activa en la red supone no adaptarse al cambio que se está produciendo y perderse oportunidades. Sin embargo, creo que aún estamos a mitad del camino y es necesaria una mayor aceptación y uso por ambas partes.

Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Noelia por tu comentario y bienvenida al blog!. Los reclutadores ya están desde hace mucho tiempo en la Red, otra cosa bien distinta es cómo le sacan el suficiente partido, si usándola como si de una simple base de datos se tratase para encontrar al candidato que precisan, o si por otra parte se lanzan a exponerse en las RRSS y empezar a generar vínculos con los candidatos.

Acuarelasmico dijo...

Me viene tu artículo como anillo al dedo. Esta tarde intentaba explicar a mis alumnos, en el taller de empleo que imparto, la importancia de estar en redes sociales y alucinaban con la cantidad de trabajo que tienen todavía por delante. Así que les he dedicado tu artículo. Ha sido de gran ayuda. Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Acuarelasmico'. Gracias por la mención!. Recalco lo que dices, en el sentido de que encontrar empleo no es una labor (desgraciadamente) que se consiga de la noche a la mañana. Los medios sociales ayudan a la labor, pero siempre y cuando se tenga en cuenta que debe suponer un trabajo constante en el que la paciencia es lo último que se debe perder.