sábado, 5 de enero de 2013

¿Siguen usándose los portales de empleo?


Me acaban de dejar en el buzón de mi portal, la última edición física de las Páginas Amarillas. Un año más (y mayor) mi estupor, ¿se siguen usando?. No he podido dejar de pensar en los portales de empleo, modelos de negocio que han tenido (y conservan en buena medida) tanto éxito acumulado hasta hoy, provocado fundamentalmente por el enorme tráfico que tienen tanto de candidatos en búsqueda de empleo como de empresas que publican sus vacantes de trabajo. Las grandes facilidades y beneficios que han proporcionado tanto a la oferta (empresas) como a la demanda (candidatos) los han convertido en la primera opción de búsqueda de empleo durante muchos años.

Fuente: Empleo

Sin embargo, están en declive. Pero antes veamos un escueto resumen de su evolución:

  • Nacen aproximadamente (año arriba / abajo) en el 2.000, aprovechando las posibilidades tecnológicas que nos ofrece Internet, lo que hace que los procesos de selección se realicen de una forma mucho más ágil y eficiente, eliminando imperfecciones anteriores (lentitud en el proceso, tiempo excesivo dedicado por los recruiters, encarecimiento de la tarea de selección, ...).
  • Durante años mantienen un crecimiento exponencial, aparentemente imparable. Existen varios portales que se juegan la segunda posición tras el liderato indiscutible de Infojobs, con la esperanza de hacerse con una pequeña parte del jugoso mercado del reclutamiento on-line. Nacen numerosos portales verticales, donde especialización por sector es la gran baza frente a los portales generalistas.
  • Declive actual. Algunos portales desaparecen o reducen drásticamente sus activos.

Hoy en día los portales de empleo están en plena recesión con sus actuales modelos de negocio, esos que tantas alegrías les han dado en el pasado. Con cada día menos ofertas y empresas publicadoras de ofertas (aunque aparentemente el número de candidatos se mantiene debido a la recesión económica), sus modelos se enfrentan a agresivos replanteamientosdebido a:

  • Crisis económica. Afecta a todo el tejido empresarial, y por supuesto también a los portales, ya que al tratarse de un sector estacional, es muy sensible a épocas (como la actual) donde la generación de empleo se ve penalizada.
  • Empleo 2.0. Aparecen nuevos modelos que quieren marcar la evolución desde el 1.0 (portales de empleo clásicos) hacia un modelo mucho más social, que acerque el candidato a la empresa y viceversa, permitiendo un modelo de selección en el que las redes sociales y/o profesionales tienen un peso específico.
  • Crisis del CV. A pesar de que seguirá usándose durante mucho tiempo (véase ¿El Currículum-Vitae (CV) va a desaparecer?), no deja de ser un documento estático que, a pesar de resumir nuestra vida laboral, no refleja realmente nuestras competencias y habilidades. Nuestra CV no es nuestra marca personal, sólo es una parte de ella.

Ahora bien, no quiero decir con lo anterior que los portales de empleo ya no se usan; al contrario, siguen siendo el método más habitual de búsqueda de trabajo por parte de los candidatos (según el 'I Informe Infoempleo sobre redes sociales y mercado de trabajo en España -2.011-', el 80% de los candidatos entrevistados asegurar usar 'siempre' los portales de empleo, el 17% 'a veces', y el 3% restante 'nunca').


Y tú, ¿sigues usando los portales de empleo?

Nota adicional: en 'Datos sobre el interés de los portales de empleo' muestro algunos datos adicionales donde analizo la tendencia de su uso por los internautas.

Hasta mañana.