lunes, 19 de agosto de 2013

La importancia de expresar nuestra propia opinión

Nuestra opinión, clara, directa y profesional, es lo que conforma definitivamente la percepción que los demás tienen sobre nuestra marca personal. Suele provocar una respuesta emocional clave para darle forma a nuestra identidad profesional.


Importancia de la opinión propia
Fuente CC: Olga Berrios

Todo aquel que quiera posicionarse como autoridad competente en una determinada materia profesional, lo hace básicamente compartiendo contenidos, los cuales pueden ser propios o de terceros. El adecuado equilibrio entre ambos genera vínculos con nuestra comunidad de seguidores con la que interactuamos; personalmente opino que los contenidos propios son los que realmente afirman una personalidad diferente y única, ya que expresa una gran creatividad al generar contenidos basados en sus conocimientos, y sobre todo transmite un gran dominio de la materia.

Ahora bien, esos contenidos pueden transmitirse en 'bruto' (p..e un fotógrafo que sube a la Red todo su material gráfico), o generarlos en forma de reflexiones en las cuales expresamos nuestra opinión sobre algo concreto, creando un valor adicional al contenido en sí. Comprobarás que este blog se basa fundamentalmente en expresar y compartir mi opinión personal y profesional, sobre lo que observo a mi alrededor, y fruto de mis vivencias en el día a día.

Considero que una marca personal debe ser clara, transparente y sencilla. Y esto se consigue compartiendo nuestra opinión dejando de lado las ambigüedades. Con ella posicionamos claramente nuestra postura sobre el tema tratado. Y eso nos ayuda sin duda alguna, puesto que así le damos forma a nuestra identidad profesional. Dejamos claro cuáles son nuestras ideas, y con ellas gestionamos las expectativas que generamos en la comunidad de seguidores.

¿Y a qué viene esto, que por otra parte podría parecer obvio?. En los medios sociales en los que participo activamente, compruebo que hay personas que, por una razón u otra, no dicen nada, probablemente por ser políticamente correctos. Es decir, se limitan a seguir a los demás, a confirmar la idea general expresada por otros. Bajo mi punto de vista no aportan nada de valor, ni a su propia marca ni a los demás. Por supuesto no tengo nada en contra, simplemente me llama la atención. En cambio, veo otras personas que se 'mojan' claramente. Pueden ser más o menos directos, a veces incluso un poco transgresores; pero me encanta ver cómo expresan claramente su postura, porque su posiciçon no me deja lugar a dudas. Y cuando esto lo tengo claro, puedo asentir, rebatir o aportar algo adicional, lo cual sin duda alguna enriquece el debate y a toda la comunidad. Y es curioso, porque es precisamente de esas personas de las que me acuerdo. Por tanto, podría pensarse que al resto de personas también le puede suceder; quién sabe, quizás un reclutador puede fijarse en esas personas que se posicionan claramente mediante su opinión propia.

Hasta mañana.


6 comentarios:

Paloma Reino dijo...

¿Qué raro que no haya comentarios en este post?
La expresión de las opiniones me parece fundamental en el desarrollo de nuestra marca personal, tal como has expresado en el primer párrafo del post.
Es la clave para diferenciarnos que es de lo que se trata. Pero no porque sí, ni como una pose, sino porque realmente somos diferentes.
Importante es no querer gustar a todos sino mojarse y ser transparente y coherente.
Este post que has escrito, me parece fundamental

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Paloma. Bueno, el que hoy no haya comentarios (ya cuento con el tuyo...) ya sabes que no le doy una gran importancia, puesto que al tratarse de un contenido atemporal, ya llegarán... 8:)

Sí, la opinión propia es la que marca la diferencia con los demás, y establece los cimientos de una marca personal sólida.

Anónimo dijo...

Hola Miguel Ángel, hoy te desvelo otro de los motivos por los que prefiero permanecer anónimo, y este no es otro que la libertad para opinar. La tendría de cualquier modo, pero todos los perfiles que manejo están muy ligados a la empresa en la que trabajo, y no quiero que mi opinión personal se confunda con la "marca" de mi empresa, que no tiene porque coincidir. De este modo creo que la gente que tiene la capacidad de opinar y mojarse tiene esa libertad. No se sí es tu caso, pero supongo que se trata de gente que tiene la suerte de manejar su propio trabajo, y tienen claro hacia donde y quien orientarlo, aunque supongo que cuando hayan trabajado para terceros habrán tenido que cortarse o manejar las opiniones con relativo cuidado.
Saludos.
MAD

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Anónimo (MAD)'. No estoy de acuerdo contigo.

¿Sabes por qué?. Por varias razones. La primera, porque de todos tus comentarios (espero acordarme bien) no he visto absolutamente nada que te pudiera perjudicar. Has expresado tu corrección desde el respeto y tu opinión cualificada.

Segundo, porque estás sacando a la luz un tema (así lo he creído entender) muy delicado, y son aquellas empresas que 'controlan' la actividad de sus empleados en el 2.0. Esto va completamente en contra de mi idea sobre los 'embajadores de marca'.

En cualquier caso, gracias por animar esto!

Anónimo dijo...

Hola Miguel Ángel, la verdad es que no iba por ahí. Intento opinar siempre desde el respeto, pero con una postura personal. Tampoco me importa si mi empresa controla o no lo que haceos en las redes sociales, pero me preocupa más, por el tema de tener mis perfiles muy ligados a la empresa, que el que lea mis comentarios pueda asociar los a mi empresa o ala cultura de la misma (simplemente porque con mis perfiles públicos si intentó estar alineado, ya que difundo contenidos, tweets, noticias... De este modo, lo mantengo separado

Saludos

MAD

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias por explicarlo 'Anónimo (MAD)'. Separar el perfil personal del profesional es siempre una cuestión esencial, y que cada día adquiere una mayor relevancia.

Ahora bien (sí, ya sé que hemos debatido sobre esto), ya sabes que todo lo positivo que estás generando con tus opiniones y reflexiones (basadas en tu experiencia), no se está quedando reflejado sobre tu marca, porque no hay posibilidad de que generes (bajo anónimo, claro) tu huella digital. Oye, que no es por abrir el debate otra vez, entiendo perfectamente tu postura... 8:)