domingo, 18 de agosto de 2013

Ser activo en la Web 2.0 no es lo mismo que ser efectivo

En el 2.0 es muy sencillo conseguir visibilidad e incluso cierta notoriedad; para ello, existen numerosos canales y herramientas que nos permiten estar tan activos como podamos y queramos. Sin embargo, en proyectos de marca personal, ¿eso nos hace realmente ser efectivos en nuestras acciones?.

Actividad y eficiencia 2.0
Fuente CC: Sigmar

Mi respuesta es que no necesariamenteDefiendo razonadamente la autopromoción, ya que es complicado generar oportunidades profesionales si no nos conocen. No hacerlo sería desaprovechar la magnífica oportunidad que nos brindan los medios sociales on-line.

Ahora bien, los que seguís este blog desde hace tiempo sabéis que, aún siendo un fiel creyente de las nuevas tecnologías, siempre he considerado que es muy fácil caer en la trampa de usarlas como un fin, sin darse cuenta de que son meras facilitadoras de nuestro objetivo real que es el de consolidad nuestra identidad profesional. Nuestra marca personal no es la tecnología, sino nuestros valores, creencias, actitudes y aptitudes, competencias, ...

Hace tiempo yo caí en el mismo error, dándome cuenta de que estaba disparando al azar sin centrarme en lo esencial; se trata simplemente de una etapa por la que quizás haya que pasar, para darse cuenta finalmente que nuestro tiempo es uno de los activos más valiosos que tenemos, por lo que debemos invertirlo y no gastarlo. Y la mejor forma para echarlo a perder es inundar las redes con nuestra presencia, pensando equivocadamente que la mejor forma para gestionar nuestra identidad es la de establecer 'reclamos publicitarios' que atraigan la atención hacia nosotros sin otro fin que el de la autopromoción sin ningún criterio.

Y nada menos cierto y a la vez más arriesgado. Debemos plantearnos algunas preguntas que nos hagan ver si el esfuerzo que estamos haciendo en la Red para posicionarnos, nos hace ser más eficientes y por tanto acercarnos a nuestro objetivo:

  • ¿Cuáles son los resultados conseguidos hasta el momento?. Si no hemos avanzado con resultados (por pequeños que puedan ser) hacia el objetivo planteado, quizás sea momento de replantearnos nuestras acciones en la Red. Resultados que pueden estar asociados a las relaciones establecidas con nuestra red de contactos, número de seguidores y su calidad, conferencias impartidas, oportunidades profesionales generadas, formaciones, ...
  • ¿Nos sentimos cómodos con nuestra estrategia en la Red?. El estar constantemente en las redes, especialmente si no existe un objetivo claro, acaba agotando a cualquiera. La mejor motivación para seguir en el proyecto con la suficiente constancia, es la de comprobar que vamos avanzando en el camino.
  • ¿Nos sentimos capaces de seguir con la misma intensidad durante mucho tiempo?. Posicionarse (adecuadamente) en la Red lleva mucho tiempo, y además no se trata de un proyecto que una vez conseguido podamos abandonarlo, sino que es preciso mantenerlo. Si no nos vemos con las suficientes fuerzas, o simplemente creemos que no podremos mantener los recursos necesarios, será mejor reorientar los esfuerzos para poder hacer así un proyecto sostenible.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.