lunes, 3 de junio de 2013

¿Qué ocurre cuando decides dejar un comentario en la Red?

El poder potencial de la difusión de nuestros mensajes en la Red es de tal magnitud, que ello nos hace tener unas posibilidades enormes para proyectar nuestra marca personal. Ahora bien, ¿somos realmente conscientes de esa fuerza y de sus posibles consecuencias?.

Viralidad de contenidos en las redes sociales
Fuente CC: Wouter Walmink

Mucho me temo que no es así en una gran mayoría de casos. Las redes sociales y por extensión la Red, han adquirido una dimensión tal que me da la sensación de que es difícil abarcar todas las connotaciones existentes. Me refiero especialmente a la enorme facilidad que hay para hacer llegar nuestros mensajes a sitios y personas que nosotros no podemos controlar en absoluto.

Porque cuando dejamos registrado un comentario, enviamos un tweet, escribimos una entrada en el blog, ..., lo hacemos pensando en que el receptor de dicho mensaje es nuestra comunidad de seguidores conectados directamente con nosotros. Pero a veces nos cuesta entender la complejidad de esta compleja red, donde cada persona que está en contacto con nosotros, lo está a su vez con su propia comunidad, y así sucesivamente, formando una estructura de redes difícil de imaginar. Por tanto, en el momento en el que compartimos un contenido perdemos automáticamente el control sobre él, puesto que desconocemos el recorrido y camino que tomará. A menudo se tratará de un contenido que tendrá una vida fugaz y un corto alcance, pero en ocasiones puede suceder lo inesperado y realizar un recorrido inimaginado.

Desde el punto de vista de la marca personal, esto tiene una doble vertiente; por un lado nos encontramos con la viralidad de nuestros contenidos, haciendo que estos tengan la posibilidad de llegar a una vasta audiencia; por otro lado destaca la consciencia que debemos poner en cada contenido que produzcamos, ya que su creación recurrente irá creando distintas percepciones acerca de nuestra propia marca. Es por ello que debemos ser cautelosos (me gusta más la palabra 'conscientes') con nuestro estilo a la hora de comunicarnos (agresivo, directo, ambiguo, transparente, ...) y temáticas tratadas, puesto que eso determinará no sólo que los demás decidan si nos volverán a prestar atención y hacerlo recurrentemente, sino si pensarán que les ofrecemos el suficiente valor como para llegar a confiar en nosotros.

Por tanto, a sabiendas del intrincado y desconocido viaje que pueden llegar a realizar nuestros contenidos, se convierten en fundamentales la cautela (sin que ello nos llegue a suponer un obstáculo) a la hora de emitir cualquier mensaje, la consciencia de que al tratarse de un medio electrónico pueden llegar a cualquiera en un breve espacio de tiempo y el control de dichos contenidos, para tratar de orientar y dirigir en la medida de lo posible las percepciones sobre nuestra marca personal.

Hasta mañana.


3 comentarios:

Carolina dijo...

Con la cantidad de blogs y cosas que hay, muchas veces pensamos que nos leen cuatro gatos. He de decirte esto muchas veces es así, aunque hay veces que te puedes llevar alguna que otra sorpresa. A mí me pasó una vez, que escribí sobre un tema de salud y recibí al cabo de un tiempo no sé cuantos mensajes haciéndome preguntas. Aquello me hizo sentir mal porque no soy médico. Contesté a todo el que me preguntó, esa es una máxima que tengo, pero con muchísimo cuidado. Aquella situación me dio bastante respeto.
Un saludo

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Carolina, gracias por tu comentario. Cuando uno tiene un blog, y lo hace para posicionarse como un profesional de referencia, es decir, como alguien a los que los demás pueden acudir para resolver sus dudas, se arriesga a que ocurran el tipo de cosas que comentas.

Sin embargo, uno no se debería salir del camino fijado. Quiero decir, yo agradecería el comentario, pero dejaría bien claro que la cuestión no está relacionada con mi área de especialización.

Anónimo dijo...

He estado navegando en línea más de 4 horas de hoy, sin embargo, nunca se ha encontrado ningún artículo interesante como la suya . Es bastante valor suficiente para mí. Personalmente, si todos los propietarios de sitios y bloggers hicieron un buen contenido como lo hizo , el Internet será mucho más útil que nunca.