jueves, 21 de marzo de 2013

Debemos ir más allá de lo meramente virtual

Nuestra marca personal encuentra en el entorno 2.0 un lugar idóneo para crearla y desarrollarla, difundiendo nuestros contenidos y fortaleciendo nuestra red de contactos. A pesar de ello, no debemos olvidar que nuestra marca propia no sólo debe nutrirse de lo 'virtual', sino que siempre necesitará una conexión real con lo 'físico'.


Fuente CC: jurvetson
En mi anterior entrada 10 ideas para gestionar nuestra red de contactos, ya avanzaba las ideas básicas para llegar a establecer una relación sólida con nuestros contactos. Y esto lleva tiempo conseguirlo, es necesario ir paso a paso sin tratar de empezar la casa por el tejado. Por tanto, se irá construyendo desde el principio, poco a poco, sin avasallar a nuestro contacto. Si hemos conectado recientemente con una persona en Linkedin, es descabellado mandarle al cabo de un par de días spam (y además sin ningún tipo de personalización) con la única intención de venderle algo; eso no es generar una relación, sino construir una base de datos propia, en donde conseguir un nuevo contacto significa machacarle con envíos no solicitados.

Porque las redes sociales tienen un riesgo latente, y es la enorme facilidad con las que podemos entablar una 'relación' con alguien. Y lo digo entre comillas porque estamos a un golpe de click para seguir a una persona, o conectaros con él. De hecho, incluso podemos compartir con nuestra red la información generada por ese contacto; podemos mencionarle en redes, o incluso a menudo enviarle un mensaje directo. Pero, ¿qué tipo de engagement o vínculo generamos realmente con esa persona?.

Por tanto, esto NO es una relación; digamos que son los primeros pasos a través de los cuales podemos poner en el 'punto de mira' a una persona que nos resulta interesante, para posteriormente ir poco sembrando dicha relación con acciones que nos hagan ir fortaleciendo poco a poco y estrechando vínculos.

Sin embargo, y aunque sea posible hacerlo, no deberíamos mantener esa relación 'virtual' de forma perpetua. Debería llegar un momento donde debamos trasladar esa relación de lo 'virtual' a lo 'físico', estableciendo un contacto personal (teléfono, presencial), puesto que eso fortalece definitivamente la relación.

Ya sabemos todos que las redes sociales y profesionales nos permiten unas posibilidades de colaboración inimaginables hasta hace no demasiados años, permitiéndonos contactar con personas que de otro modo sería prácticamente imposible. Nos permiten localizar, seguir e interactuar con personas que nos resultan interesantes. Sin embargo, ninguna red social substituye (ni lo hará) al contacto humano.

Y ahí es precisamente donde se encuentra la conexión entre el 'mundo virtual' y el 'mundo físico', usando las posibilidades que nos brindan las redes sociales, para llegar finalmente a establecer una relación que vaya más allá de la simple interacción mediante la palabra escrita en las redes.

Hasta mañana.


6 comentarios:

antonioalvarezblog dijo...

Realmente es así.
Comparto en su totalidad el contenido de éste post, donde vienes
a decir y enriquecido de detalles, las conclusiones que con el tiempo y dedicación, se sacan.
Con lo que concluyo que estás Miguel Ángel, compartiendo en tus post, contenidos de valor que suponen enseñanzas muy prácticas.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Antonio, de eso se trata precisamente, de compartir...

Rodrigo Louvre dijo...

De nuevo es extraordinario seguirte y más cuando uno se siente identificado con lo que lee aún dentro de los abismos de quien comienza (como yo) y quien lleva un largo recorrido y experiencia. Más aún cuando si lo que lees es tan familiar, cotidiano, tanginle y real. Sigo siguiendote. Un saludo

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Rodrigo, me alegra que me sigas... 8:D siéntete libre de participar cuando lo desees, aportando tus opiniones.

Encar Ferreiro dijo...

Buen artículo y totalmente de acuerdo contigo, Miguel Angel. El mundo virtual es fructífero y enriquecedor, pero nunca puede ni podrá sustituir al contacto humano. Y lo mismo pasa en ciertas cosas del día a día laboral: tener una reunión por skype es muy útil y práctico, pero como estar sentado uno enfrente del otro no hay nada, recibes y das mucha más información y la cercanía física siempre es positiva.

Un saludo!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Encar. Personalmente, las herramientas digitales (mensajería instantánea, redes sociales, reuniones virtuales, ...) me ayudan a diario en mi trabajo. No obstante, son un medio y no un fin, especialmente cuando hablamos de nuestra marca profesional.