viernes, 15 de febrero de 2013

10 ideas para gestionar nuestra red de contactos


Las redes sociales nos permiten tener una red de contactos hasta hace poco impensable, tanto en cantidad como en calidad. Sin embargo, la mera acumulación de contactos 'virtuales' no consigue ningún efecto real, más allá de un mero número que por lo general vale para bien poco. Es por ello que el objetivo último a perseguir es el de generar una 'relación' que nos permita un intercambio de valor entre el contacto y nosotros. A continuación os expongo 10 ideas básicas para poder gestionar estos contactos y convertirlos en auténticos vínculos profesionales:


Fuente: TonioMora

  • EncuéntralosDónde están los contactos que realmente nos interesan?, ¿en qué grupos en Linkedin?, ¿en Twitter?, ¿en Youtube?, ...
  • Contáctalos. Este es un momento por lo general delicado, puesto que probablemente no conoceremos a la persona. La idea es contactarle mediante una referencia ajena, o incluso mediante un mensaje explicando el motivo. En mi caso, la mayor parte de las peticiones de contacto que recibo en LinkedIn, son mensajes cuyo texto genera automáticamente la red, de lo que se deduce poco interés por parte del que lo manda; además, muchos de ellos ni siquiera los conozco (ni por coincidir en grupos comunes). Por tanto, ¿qué nos impide y cuánto nos cuesta el poner un mensaje al contactar inicialmente?, ¿o incluso cuando recibimos una petición de contacto, el devolver un mensaje de agradecimiento, evitando pulsar automáticamente el botón de 'aceptar'?
  • Síguelos. Todas las redes sociales lo permiten. Hagámosles saber a nuestros nuevos contactos que nos interesa lo que cuentan.
  • Selecciónalos. Lamentablemente, cuando nuestra red crezca no podremos dedicar tiempo a todos como nos gustaría. Existirán algunos que pasarán a un nivel 'superior' (colegas profesionales, amigos, ...), por lo que tendremos que ir seleccionando muy bien aquellos que realmente aportan algo a nuestra red.
  • Fidelízalos. Un contacto inicial NO significa relación. La vinculación inicial nos crea un puente, la relación viene con la interacción posterior. Y ésta hay que cuidarla y mantenerla, siendo constantes.
  • Personaliza el contacto. No olvides nunca que la red es una extensión del mundo 'real', donde existen prácticamente las mismas normas de comportamiento. Hablamos de personas, no de 'entes digitales abstractos'.
  • Utilízalos. Ya sé que suena un poco mal, aunque espero que me entendáis el concepto. ¿Por qué no generar una Base de Datos propia, siempre que sea posible el registro electrónico del contacto?. De esta manera, posteriormente y en caso necesario, podremos enviar comunicaciones (invitaciones, promociones, felicitaciones, ...) eso sí, haciéndolo con mesura y teniendo en cuenta la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos). Aunque mucho ojo con esto; una relación no es 'te quiero vender mi producto' sino 'ya que nos conocemos desde hace tiempo, ¿qué te parece si...?.
  • Mantenlos. No se trata de hacerlo todos los días, pero sí al menos un mínimo razonable que permita mantener el contacto con aquellas personas que selecciones de tu red. No hay peor cosa que ponerse en contacto con alguien con el que no mantienes contacto desde hace años, para pedirle algo... ¿cómo reaccionarías tú en su caso?.
  • Queda con ellos. La relación 'virtual' puede generar un vínculo estrecho; sin embargo, no hay nada como el contacto pesonal. Por lo tanto, será necesario que veamos cuándo ha llegado el momento de pasarlo de la red al mundo físico.
  • Sé generoso. A todos nos gusta que vean nuestro perfil, lean nuestro blog y nos dejen comentarios, participen en nuestros debates, ... pero, ¿hacemos lo mismo con ellos?. Pensemos que esto es una mezcla entre egocentrismo y generosidad.

En definitiva, y aunque a menudo el sentido común sea el menos común de los sentidos, trátales como te gustaría que te tratasen a ti. Un mal acercamiento, un comentario fuera de tono, una 'agresión verbal', ..., pueden romper una relación (incluso aún antes de haber empezado), ya que de este tipo de cosas siempre nos acordaremos.

Hasta mañana.