sábado, 16 de febrero de 2013

¿Cuánto dinero cuesta desarrollar tu marca personal en Internet?

Esta pregunta suele ser bastante habitual, ya que a algunos les suele preocupar mucho el pensar que tener una marca sólida y difundirla en las redes sociales tiene que ser muy caro. Nada más lejos de la realidad. El tener y mantener una imagen profesional se puede lograr perfectamente mediante una estrategia 'zero cost'; obviamente, desde aquí uno puede gastarse todo el dinero que quiera.

Fuente: Andrés Rueda
¿Y por qué es posible esto?. Fundamentalmente gracias a que la estrategia de 'lo gratis' está triunfando en Internet, lo que posibilita el tener acceso a multitud de aplicaciones de forma completamente gratuita. Obviamente, todas estas empresas esperan en algún momento cobrar dinero por ellas, lo cual es un objetivo absolutamente normal. A cambio de 'lo gratis', dichas empresas suelen ofrecer aplicaciones 'capadas', es decir, no con el 100% de las funcionalidades que sí se dan en las utilidades de pago, o incluso introducen publicidad al usarlas. Existen otros modelos posibles, pero no es el objeto de este artículo.

Además, otro de los grandes beneficios (y no desde hace mucho tiempo) son las grandes posibilidades que ofrece 'la nube', lo que posibilita trabajar desde cualquier sitio y dispositivo, mediante herramientas gratuitas que nos permiten colaborar, difundir, almacenar, comunicar, ... sin que la información necesaria la tengamos que tener almacenada en local, lo cual nos otorga una gran flexibilidad.

A continuación os presento una lista de las herramientas que yo uso (actualmente, lo que no quita el hecho de que debido a su constante evolución, en el futuro pueda usar otras). Ojo, no trato de venderos nada, simplemente hacer una reflexión sobre el coste del mantenimiento de una marca personal en Internet, desde la perspectiva del uso de aplicaciones informáticas; por tanto, soy consciente de que habrá otras muchas utilidades que podrán ofrecer incluso un mejor servicio. Espero no olvidarme ninguna:

  • Plataforma de blogging; permite crear, diseñar y mantener el blog. Uso blogger. Coste: 0 euros.
  • Planificación de entradas, backup de posts y registro de ideas. Uso Evernote. Coste: 0 euros.
  • Difusión de artículos en redes sociales. Uso Hootsuite y TwitterFeed.
  • Difusión de entradas y envío a suscriptores mediante feed. Uso Feedburner (mucho se habla de su posible desaparición). Coste: 0 euros.
  • Presencia en redes sociales (colaboración, comunicación, participación, interacción, ...). Uso Linkedin y Twitter principalmente. En segundo nivel están Google+ y Facebook. Coste: 0 euros.
  • Almacenamiento de documentación 'pesada'. Uso Google Drive. Coste: 0 euros.
  • Seguimiento del nivel de reputación. Uso Klout. Coste: 0 euros.
  • Seguimiento de información de referencia. Uso Google Reader Feedly. Coste: 0 euros.
  • Seguimiento de la evolución del blog. Uso Google Analytics. Coste: 0 euros.
  • Otras herramientas interesantes que ayudan en la generación de contenidos: Google Insights (tendencias de búsqueda en Google) y Google Adwords (búsqueda de palabras clave para SEO). Coste: 0 euros.
  • Imágenes para el blog. Las almaceno en Álbumes Web de Picasa, y las suelo coger (con licencia Creative Commons) de varios sitios, preferentemente de Flickr CC. Coste: 0 euros.
  • Vídeos en Youtube y presentaciones en SlideShare. En mi caso, estos canales los tengo sin apenas contenido, iré metiendo poco a poco. Coste: 0 euros.

También es cierto que lo de arriba no es exactamente la visión que quiero que os llevéis, por dos razones:

  • Hay un pequeño coste en el que incurro, y es el dominio propio. No obstante, es prácticamente nulo. Existe incluso la posibilidad de coger un dominio genérico con Blogger, pero esto lo desaconsejo, entre otras razones por que el posicionamiento de nuestra marca debería hacerse con un dominio más robusto. Coste: 10 dólares.
  • Existe una inversión adicional de la que no os he hablado, pero que realmente no tiene un coste monetario. Se trata del tiempo. Es absolutamente necesario dedicarle tiempo a la construcción y crecimiento de una marca personal. Obviamente cada uno tiene que ver el tiempo que le dedica, pero en cualquier caso es necesaria cierta constancia para poder obtener resultados, por pequeños que sean.

Como veréis, la mayor implicación que tiene el apostar por nuestra marca personal, no es una cuestión monetaria, sino más bien de actitud y estratégica. Es decir, si tenemos claro que queremos apostar por nuestro futuro, y posicionarnos profesionalmente en una determinada área, tendremos que saber qué queremos y dónde queremos ir; una vez que lo tengamos lo más claro posible, la tecnología y el coste no debería ser un problema.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Francisco Pedraza dijo...

Hola Miguel Ángel.

Gracias por el post. Utilísimo. Genial.

Y gracias también por la ayuda que me estás prestando en mi blog www.untesorollamadocliente.com
Estoy siguiendotus consejos con mucha atención.

Un abrazo
Paco Pedraza

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Paco. Has conseguido centrar muy bien la temática en tu blog. Enhorabuena!