martes, 5 de noviembre de 2013

¿Desarrollar una marca personal bajo nick o nuestro nombre real?

No es una cuestión sin importancia. Al contrario, desarrollar una marca personal bajo un nick o nuestra identidad real (nombre y apellidos) puede marcar la evolución de la marca e incluso su futuro, ya que las vueltas 'atrás' en caso de no tomar la decisión correcta, no serán fáciles.

Desarrollar nuestra marca personal bajo nick o nuestro nombre real
Fuente CC: Daniel Lobo

Noelia Fiérrez me planteó esta cuestión en la entrada '¿Puede desarrollarse una marca personal bajo el anonimato?', y me pareció especialmente interesante ya que su correcta elección tiene unas connotaciones directas en el desarrollo de una marca personal.

Probablemente esta sea una de las primeras decisiones que debamos tomar al plantearnos invertir en nuestra marca personal con objetivos profesionales. Las alternativas posibles pasan por gestionar la marca bajo el punto de vista más estrictamente personal, es decir, con nuestro nombre y apellidos; también podríamos usar un nick que sirviese de 'paraguas' que recogiese todos los valores de la marca; incluso puede darse el caso de tratar de impulsar ambos.

No hay una respuesta clara y única a este interrogante, sino distintas interpretaciones posibles según sean los objetivos que se marque cada uno. Prefiero dar mi opinión basada en mi experiencia. Si tienes otra distinta, no dudes en dejar un comentario.

Parto de la base de que una marca personal no es una foto estática que transmita un proyecto inflexible e inamovible; al contrario, supone una evolución constante a lo largo del tiempo, que va definiendo y redefiniendo valores, posturas y competencias profesionales. Incluso en determinados momentos, una persona puede decidir reorientar su carrera profesional, y para ello tendrá que manejar correctamente su marca para que no quede desdibujada frente a su público objetivo.

En mi caso, mi marca ha quedado siempre recogida bajo mi identidad real. Y esa marca la gestiono de forma centralizada en este blog que, aunque tiene un dominio con mi nombre y apellidos, lo posiciono en la mente de los lectores bajo el lema 'Uniendo Marca Personal y Empleo 2.0', para centrar las temáticas de mi marca. A pesar de ello, cuando nació el blog lo hice con una temática distinta, centrada en la dirección de equipos comerciales. Por tanto, se trata de un claro ejemplo de evolución profesional que implica un cambio de temática en el blog, aunque en cualquier caso queda recogida bajo el paraguas de mi marca (identidad real).

Entiendo que esto sería más complicado de hacer en caso de usar un nick (Noelia menciona la marca 'Yoriento', de Alfonso Alcántara), ya que si en un momento dado la persona decide reorientar completamente su foco, tendría que crear una marca completamente nueva para asociarla al nuevo objetivo, por lo que de alguna manera se perdería mucho camino recorrido. 

Creo que el uso del nick, desde este punto de vista de posibles cambios de foco en el futuro, puede llegar a suponer un lastre. Quiero decir con esto que lo que hacemos desde el punto de vista profesional, puede ir cambiando con el paso del tiempo y a menudo por circunstancias ajenas a nosotrossin embargo, nuestra identidad siempre permanece. Es algo similar a la entrada que escribí sobre 'Un trabajo es temporal, tu marca personal es para toda la vida'

Por otra parte, conozco algún caso donde se desarrolla conjuntamente la marca tanto desde nick como de la propia identidad de la persona. Esto, bajo mi punto de vista, puede suponer incrementar las dificultades de gestión, e incluso llegar a diluir algo la llegada de la marca, especialmente si se decide abrir dos perfiles distintos en las redes.

Por cierto, si estás interesado en asistir al seminario 'Cómo potenciar la Marca Personal en el entorno 2.0' que daré en la escuela de negocios Madrid School of Marketing, puedes hacerlo desde este link.

Hasta mañana.