miércoles, 22 de mayo de 2013

Los 'Social Media', cada vez más usados para proyectar la marca personal

Los Social Media (redes sociales, blogs, ...) están siendo cada día más usados para proyectar la marca personal, por personas provenientes de cualquiera sector profesional e independientemente de su cualificación. Personas que se lanzan a la 'aventura' del 2.0 tras vencer las clásicas resistencias que suelen poner trabas irracionales a una tendencia cada vez más firme.


Fuente CC: Mark Smiciklas

Y para muestra bien vale un botón: me ha resultado esclarecedora la lectura del artículo 'todo médico de primaria debería tener un blog', en el que se relata la historia de un médico madrileño que decide embarcarse en un proyecto 2.0, para lo que abre un grupo en FB y posteriormente un blog. Y lo hace con el objetivo de generar canales de comunicación alternativos a los tradicionales, es decir, al contacto presencial con sus pacientes. Y la verdad es que no le ha ido nada mal.

El 'problema' que tengo es que suelo ver las cosas excesivamente claras. Parto de la base de que cualquiera de nosotros ya tiene una marca personal, que vivimos en un contexto de elevada competitividad donde cada día es más necesario destacar entre los demás para optar a oportunidades profesionales, y que los Social Media existentes en la Red suponen una gran oportunidad para multiplicar la difusión de nuestro 'yo' digital. Son éstas las razones fundamentales por las que opino que el trabajar nuestra marca propia en la Red, nos ofrece unas oportunidades inimaginables hasta hace unos pocos años.

Sin embargo, y a pesar de esta lógica, me encuentro constantemente con resistencias de todo tipo para no empezar a trabajar y difundir la identidad profesional. Ahora bien, también es cierto que sigo localizando casos de personas que deciden dar el primer paso, y que con la suficiente constancia llegan a tener una presencia sólida y profesional en la Red, con resultados muy positivos.

Y en todos estos casos de éxito, siempre existen algunas características comunes, como la creación de un canal de comunicación alternativo al presencial, la generación de vínculos estrechos con la comunidad de seguidores mediante la conversación, la reputación como base de la credibilidad, y por supuesto el uso de un medio específico donde se encuentra el target adecuado. Además, en la mayoría compruebo la existencia de un blog propio donde se centraliza la marca personal, y que además se integra en una estrategia de difusión en redes sociales y profesionales.

Desde aquí os animo a todos vosotr@s a invertir en vuestra marca personal, uno de los activos más importantes con los que contamos, y de cuyo trabajo dependerá en gran medida nuestro futuro profesional. Proyectarla en la Red es mucho más sencillo de lo que parece.

Hasta mañana.