viernes, 29 de marzo de 2013

11 excusas para no desarrollar una marca personal

La generación de una marca personal propia es probablemente una de las mejores inversiones que pueden hacerse, especialmente en momentos como los actuales, donde la crisis económica golpea duro y hace que generar oportunidades profesionales y/o conseguir un empleo, se convierta en una labor complicada. Sin embargo, las excusas son frecuentes.


Fuente CC: CdePaz
He de reconocer que siempre me he sentido fascinado por las excusas, probablemente porque al gestionar equipos comerciales durante años, lo he tenido que vivir en primera persona. Creo que una excusa no es a menudo una razón para posponer algo, sino una declaración de intenciones (encubierta) para no hacerlo; vamos, una resistencia en toda regla. Así, los 'es que', 'pero', ... se convierten en el comienzo habitual de cualquier excusa, que al volverse recurrente, no hacen sino convertirse en bloqueadores de la acción y el cambio.

Desde el punto de vista del desarrollo de la marca personal, éstas suelen ser las excusas más habituales:

  • "Eso no va conmigo, menuda tontería". La marca personal es un concepto muy de moda hace relativamente poco tiempo. Sin embargo, es algo que ha existido siempre. Abogados, artesanos, albañiles, arquitectos, estudiantes, ... siempre han tenido que destacar de alguna forma para ser seleccionados y poder así ofrecer sus servicios, ahora o en el futuro.
  • "No sé por dónde empezar". Muy sencillo, piensa en qué situación profesional te encuentras ahora, y si quieres (o puedes) seguir así dentro de 10 años. Si no es así, aquí encontrarásalgunas pistas de cuáles pueden ser los primeros pasos.
  • "No tengo tiempo". Probablemente sea cierto. Sin embargo, obviamente no tienes que dedicar a esto el 100% de tu tiempo; con dedicarle un mínimo necesario (eso sí, con constancia) puede ser suficiente. Lo importante es que, por poco que hagas, sea coherente y con un objetivo determinado.
  • "Ya hay otros que están mucho mejor posicionados que yo". Sí, por supuesto. Pero eso no quita el hecho de que puedas hacerte un hueco, por pequeño que sea. Siempre hay una posibilidad de destacar.
  • "Me da pereza". Es mejor anticiparse y trabajar poco a poco, que no que nos entren las prisas ante un imprevisto (p.e. quedarse sin trabajo).
  • "Eso es un proyecto a largo plazo, y yo necesito resultados ya". Pues lo siento pero esto no es posible con la marca personal. Nuestra identidad profesional lleva mucho tiempo forjarla, aunque se pueden conseguir pequeños resultados en el proceso . 
  • "Me manejo muy bien en el 'mundo real', eso de las redes sociales no vale más que para decir 'sandeces'". Las redes sociales no sólo se usan para un uso personal, sino también profesional. Con ellas, se consigue una difusión de mensajes que de otra manera sería imposible, por lo que pueden actuar como un auténtico catalizador de nuestra marca personal.
  • "Eso tiene que costar mucho dinero". Al contrario, no hay nada más económico.
  • "Ya estoy muy mayor para eso". Precisamente con la edad se consigue una madurez y una riqueza en conocimientos y experiencia, que hacen mucho más viable la construcción de una identidad profesional propia.
  • "Yo ya me vendo lo suficientemente bien". Si es así, y además obtienes resultados, siendo la opción elegida cuando llega el caso (p.e. en un proceso de selección), ¡enhorabuena!. Si no es así, probablemente sea necesario que le dediques algo de tiempo a pensar en ti y en tu futuro.
  • "La marca personal es para perfiles muy cualificados". En absoluto. Cualquier persona puede beneficiarse de las posibilidades que ofrece la Red.


Hasta mañana.


4 comentarios:

Rodrigo Louvre dijo...

Como siempre Miguel Ángel, das en el clavo (o experiencias comunes nos llevan a iguales conclusiones). Creo que todas las excusas tienen su origen en el desconocimiento, la desinformación, la apatía, la desmotivación y la falta de autoestima que mina voluntades y emprendimientos. Entre todas me ha llamado la atención una de ellas que en la red, charlas y conversaciones encuentro con más frecuencia: -“Yo estoy muy mayor para eso”- con ciertos tintes de evidencia a la luz de la práctica diaria de reclutadores y seleccionadores: Con 40 las cosas se hacen difíciles, A partir de 5 más se adquiere tinte de "difunto laboral" aunque creo que se están desperdiciando talentos en forma de experiencia. Seria importante profundizar en este campo en este tipo de blogs.
Un saludo y como siempre, encantado de seguirte

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Rodrigo. Los que ya tenemos más de 40 años tenemos la desgracia (o la fortuna según se mire 8:) ) de no ser nativos digitales. Sin embargo, se trata únicamente de cambiar el chip y acostumbrarse al nuevo contexto 2.0. Eso, unido a la madurez y experiencia acumuladas, nos convierte en profesionales con un valor indudable.

Nacho Gozálvez dijo...

Hola Miguel Ángel, estoy totalmente de acuerdo contigo, yo estoy en ese proceso de empezar a construir mi marca personal y la verdad es que estoy muy ilusionado con empezar ya.
Un saludo,

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Nacho, enhorabuena por iniciar el camino, y suerte. Para cualquier duda, vuelve por aquí. Un saludo,