sábado, 30 de marzo de 2013

Usar blog y LinkedIn potencia nuestra marca personal

El uso combinado de blog profesional y la red profesional profesional LinkedIn, potencia notablemente nuestra marca personal, permitiendo desarrollarla mediante la generación de contenidos y el posicionamiento como referente en nuestra temática profesional, generando tráfico de calidad y aumentando nuestra visibilidad.


Conozco a personas que no tienen blog, y que apuestan exclusivamente por posicionarse en LinkedIn, usando los grupos para generar contenido y el correspondiente debate. Esto puede funcionar, sin duda alguna, aunque opino que todos los contenidos que uno sea capaz de generar, debe centralizarlos en un repositorio único que sea el catalizador de nuestra identidad profesional. Y para ello, un blog no tiene rival.

Porque, ¿cuáles son las diferencias básicas entre el blog y LinkedIn, desde el punto de vista de la marca personal?:

  • En LinkedIn es más sencillo ganar visibilidad, y más rápido, gracias especialmente a los grupos de debate.
  • En el blog, al girar alrededor de nuestro 'yo', desarrollamos contenidos con una mayor profundidad que en LinkedIn, por lo que puede funcionar como un repositorio de conocimientos.
  • En LinkedIn, nuestra actividad queda lógicamente mucho más diluida, ya que hay otras muchas personas tratando de destacar y de hacerse un hueco.
  • En LinkedIn nuestra marca está mucho más expuesta al exterior que en el blog, especialmente si en esté ultimo no contamos aún con el suficiente tráfico.

Mediante el uso de ambas herramientas podemos aprovechar todas sus ventajas, e incluso multiplicarlas, logrando no sólo posicionarnos con una identidad profesional muy definida, sino difundirla y atraer tráfico de calidad hacia nuestro blog.

En mi caso, blog y LinkedIn se convierten en dos piezas absolutamente clave (aunque no las únicas...) dentro de la gestión de mi marca personal. ¿Cómo los utilizo?:

  • En este blog escribo a diario, con el objetivo de crear y posicionar mi marca personal.
  • En LinkedIn mantengo una participación elevada en los grupos en los que estoy conectado (unos 8 ó 9 aproximadamente, más serían difíciles de gestionar con buenos resultados). Mi actividad, básicamente consiste en participar y aportar con mis comentarios en debates ajenos, y publicar cada cierto tiempo (la media suele ser cada 2/3 días) un debate que se nutre del contenido de un artículo de un blog, con el objetivo de generar opiniones (para lo cual obviamente deben acceder al blog para ver el contenido).

Por tanto, lo que hago fundamental es, gracias a la generación de contenidos diarios en el blog, difundirlos en LinkedIn con el objetivo de posicionarme en aquellos grupos en los que estoy tratando de generar una percepción positiva hacia mi marca, y siempre con la intención de obtener tráfico segmentado hacia el blog.

Este ciclo blog-LinkedIn me está dando muy buenos resultados, no sólo en tráfico (buena parte del tráfico de referencia me viene desde la red profesional) y en número de suscripciones al blog, sino especialmente por su elevada calidad, al tratarse de profesionales de RRHH y personas con interés en apostar por su marca personal para generar oportunidades profesionales en el futuro (en definitiva, mi público objetivo).

Hasta mañana.


2 comentarios:

Eva Rocha Arce dijo...

Estoy empezando a manejar mi blog y tus publicaciones son de mucha ayuda, espero poder aprovechar toda esta información y utilizarla correctamente. Gracias!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Me alegro Eva de que este blog pueda servirte de ayuda, cualquier cosa me dices.