viernes, 21 de febrero de 2014

¿Qué harás con tus seguidores cuando logres tener 'muchos'?

Esta mañana, de camino al aeropuerto para viajar al Estado de Jalisco, en la radio del coche bramaba la voz de una voz locutora que pregonaba el caso de alguien (¿qué más da quién?) que había logrado tener 50.000 seguidores en un tiempo récord en Twitter, simplemente pidiéndolo a través de esa red social. Y esa misma presentadora se proponía también llegar a ese número de followers, de la misma manera. Con su actitud entre jocosa y seria, yo no hacía más que pensar en qué pretendían conseguir realmente, y sobre todo qué es lo que harían con tantas 'seguidores' si lograsen finalmente esa cifra...

Me recordó el post que escribí hace tan sólo unos días: 'cómo doblar el número de followers, o patrañas similares', aunque en esta ocasión me planteaba, ya no únicamente el motivo de querer lograr tantos seguidores (el cual asocio a razones más bien superfluas, y ligadas a la obtención de la mayor notoriedad posible -que no reputación-), sino sobre todo el qué harían posteriormente, una vez que hubieran conseguido su 'objetivo'.

Imagínate por un momento que tienes 50.000 seguidores... no estaría mal, ¿verdad?. Se supone que con ello (suposición probablemente errónea) tienes un gran poder de influencia sobre tu comunidad. Vamos a suponer también (aunque esta es una hipótesis ya de por sí absurda), que todos ellos te siguen ya que están realmente interesados en ti, en lo que tienes que decir. Bajo esas premisas, ¿qué vas a hacer para mantenerlos?, ¿cómo vas a contentar su 'sed' por saber de ti, para evitar que se marchen si no les das lo que quieren?. Quizás puedas haber logrado satisfacer las necesidades de notoriedad de tu ego pero, ¿y ahora qué?; ¿tienes algún tipo de estrategia para seguir 'cuidándoles', o piensas que se mantendrán ahí eternamente, aunque tú no generes ningún contenido que les interese?. ¿No crees por otra parte que el no tratarles adecuadamente en el futuro, puede causar problemas a tu marca personal?.

Aunque, como dije antes, se trata de una hipótesis sin sentido, por muchas razones. ¿Cuántos de nuestros seguidores son realmente 'fieles', y les interesa verdaderamente lo que transmitimos en las redes?: ¿un 10%?, ¿un 1%?, ...; por otra parte, ¿cuántos de esos seguidores te siguen únicamente para que les sigas a su vez, en una extraña sucesión de cadena de favores, sin tener ningún interés real más allá de engordar su propia lista de seguidores?.

En cualquier uso, te diría que el tener un posicionamiento 'serio' en la Red 2.0, encaminado a proyectar nuestra marca personal con objetivos profesionales, exige una cierta responsabilidad de cara a cómo crear una comunidad, y especialmente a cómo desarrollarla adecuadamente para que los lazos creados se vayan estrechando con el tiempo, y haciendo crecer de esa forma nuestra influencia futura.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta el lunes.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón,¿qué es más importante,calidad de seguidores y de información o engordar tu ego?, algunas personas desvirtúan el verdadero sentido de las redes sociales.

Myriam Sánchez Nocea dijo...

¡¡¡¡Muy bueno amigo¡¡¡ ¿Qué tal va todo?.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'anónimo'. Cantidad y calidad en seguidores es el eterno debate en el que no hay una respuesta única. Ambos acercamientos pueden generar resultados; la idea es, ¿qué es lo que queremos realmente?, ¿qué pretendemos conseguir?

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Myriam!!!. Por aquí todo genial, mucho trabajo (mejor que sobre que no que falte... 8:) ). Pero lo mejor, adaptándome lo más rápido posible a nuevas formas de gestionar personas y hacer negocio!. Un abrazo fuerte!