lunes, 24 de febrero de 2014

Ojo, pueden 'destruir' en cualquier momento tu 'marca personal'...

No quiero ser catastrofista. Aunque es cierto que uno mismo puede socavar los cimientos de su propia marca personal con un trabajo de mala calidad o simplemente sin tener en cuenta las implicaciones de un uso irresponsable de los medios sociales, hoy me quiero referir a casos reales en los que Google decide eliminar unilateralmente el blog de una persona, sin previo aviso ni posibilidad alguna de reclamación. Aunque haya podido encontrar motivos según su política de de contenidos, ¿has pensado en cuáles serían las consecuencias reales para tu propia marca personal, en caso de que usases tu blog como mecanismo principal de comunicación de tus competencias profesionales?.


En el último año, dos personas se han puesto en contacto conmigo para comentarme su situación, en la que Google elimina de golpe y porrazo el blog en el que existe un trabajo de varios años. No voy a entrar a dirimir en si esta decisión ha sido justa o no, puesto que desconozco el detalle, aunque sus autores me ofrecen la máxima confiabilidad. No obstante, independientemente de que haya razones o no de peso, el caso es que ese Blog ha desaparecido completamente, lo que obviamente impide el acceso a todos aquellos lectores (nuevos o antiguos) que quisiesen acceder a los contenidos publicados.

¿Qué harías si te ocurriese a ti?. ¿Con qué cara te quedarías si averiguas que eres considerado un 'spammer' por unos bots que rastrean automáticamente los contenidos, y a partir de los cuales se decide eliminar un site entero?. Google no deja de ser un gigante empresarial al que se ama, odia y admira casi en la misma proporción. Y lo que tienen esas empresas que alcanzan esos tamaños, diríase tan desproporcionados, es que pueden hacer y deshacer a su gusto, sin que apenas nadie pueda reclamar (¿acaso tú conoces un contacto en Google al que puedas llamar en caso de cualquier tipo de incidencia?; yo no). Ya tenemos más de un antecedente de ese tipo de políticas unilaterales en las que toman decisiones a pesar de las muchas opiniones en contra que puedan existir. El último caso fue el sonado cierre de Google Reader (aunque es cierto que en esa ocasión avisaron con cierta antelación...). En cualquier caso, de lo que hablamos es de nuestra delicada dependencia de la tecnología.

Esta idea la he expresado directa o indirectamente en muchas de las entradas de este Blog. Internet no es el salvaje oeste en el que uno pueda decir y hacer lo que quiera (o al menos no debería ser así); la Red se ha vuelto hace ya años en un poderoso canal de comunicación, en el que tanto gobiernos como empresas luchan por tener el mayor control posible; y eso aún a pesar de que parece que aún prospera la idea de que Internet es algo que nos hará libres... Yo me cuestionaría mucho esta idea. Internet no deja de ser un canal basado en la tecnología, y aquél que la domine (o mejor dicho que controle su acceso) será el que imponga las reglas, nos guste o no.

Si te has leído el enlace superior con las normas establecidas por Google para la publicación de contenidos en Blogger (muy interesante, por cierto), habrás podido comprobar que la teoría en que se basa es, digamos, intachable. No añado ninguna coma. Ahora bien, estamos hablando de robots automáticos que 'descubren' algo raro en una bitácora, y sobre eso se toman decisiones. ¿Qué pasaría si te ocurriese a ti, y no encontrases ningún motivo razonable que lleve al cierre de tu blog?.

Y sobre todo, ¿qué ocurriría con todo el posicionamiento (no me refiero a posicionamiento orgánico en buscadores) que has conseguido con tu marca personal?, ¿se viene al traste?. ¿Cómo te afectará en el futuro si has usado habitualmente (o incluso en exclusiva) la Red 2.0 como canal para comunicar tus valores y competencias?. ¿No sería como si hubieras 'desaparecido' de la faz de la tierra? (es un decir, claro).

En cualquier caso, mucho ojo con esto. Como digo siempre, mejor anticiparse a estas situaciones que no echarse las manos a la cabeza cuando pueda suceder. Por tanto, yo te diría que al menos protejas tus contenidos propios mediante su salvaguarda habitual. Porque de no hacerlo, sí puede convertir en un auténtico 'drama' el hecho de que un tercero (en este caso Google) decida romper tus vínculos con tu comunidad habitual en Blogger.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.

Fuente imagen CC: Kyezitri


8 comentarios:

Montse Sánchez-Agustino dijo...

¿A qué te refieres con que protejas tus contenidos propios mediante su salvaguarda habitual?

Malina dijo...

Hola, yo recomiendo en el caso de Blogger (Google), hacer copias de seguridad de las entradas y de la plantilla. De esta forma aunque tu blog sea eliminado, en unas horas lo puedes tener nuevamente online.
Eso sí, en unos casos puedes volver a recuperar tu antigua dirección y en otros necesitarás importar todo a una nueva. Pero al menos no habrás perdido todo tu trabajo. Y siempre podrás importarlo también a wordpress (profesional), en el momento que lo decidas.
Es mi consejo para evitar males mayores.

MaestroSoda dijo...

Malina, ¿cómo se hacen las copias de seguridad de la plantilla? Entiendo que con copia de seguridad de las entradas te refieres a guardar copias en procesador de texto, ¿Es así? ¿Existe alternativa?

Gracias

Malina dijo...

MaestroSoda, Blogger te permite exportar una copia de seguridad de todas tus entradas y comentarios en un solo archivo. De igual forma te permite importar ese archivo a cualquier blog de blogger y se publican tal cual estaban, con fotos, textos, fechas, comentarios, etc... la opción la tienes en Configuración > Otros > Exportar blog.
También te permite hacer una copia de la plantilla en Plantilla > Crear/Restablecer copia de seguridad (arriba a la derecha).
Con eso siempre tendrás salvado todo tu trabajo.
Saludos!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola, gracias a tod@s por vuestros comentarios. Sólo un par de matices. Como decía en el post, no hay nada mejor con la mejor anticipación para luego no tener que 'curar' nada, en este caso las consecuencias pueden ser irreversibles.

Al menos, proteger nuestros contenidos como dice Malina, mediante las copias necesarias. Si llega el momento desagradable de la eliminación de un blog, se perderán el posicionamiento logrado durante tanto tiempo (enlaces, ...), pero al menos conservaremos los contenidos.

Y una última cosa, aparte de las copias que mencionáis, no estaría de más utilizar un gestor de contenido adicional para tener una alternativa de backup. Si os sirve de algo, yo escribo cada entrada en Evernote, y de ahí hago un copy & paste a Blogger.

Malina dijo...

Os paso otro truco que he utilizado hace algún tiempo.
Wordpress te permite importar todo lo publicado en blogger, y actualizar cada cierto tiempo. Lo único es que debe de ser un blog en formato borrador para que no cuente para Google como entradas duplicadas. Pero así también se dispone de una copia de todo el contenido publicado.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola buen día, tengo una pregunta. Me gustaría crear mi marca personal pero para desarrollar mi multinivel, pero cómo se puede desarrollar la marca personal sin involucrar la marca de la empresa ni de sus productos, es esto posible? Gracias de antemano

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Anónimo, gracias por tu comentario. Sin duda alguna es posible desarrollar tu propia marca personal sin involucrar la marca de la compañía para la que trabajas. Sólo debes encontrar tu propio nicho de conocimiento en el que quieras desarrollarte y crear contenidos adecuados para la comunidad a la que debas dirigirte.