lunes, 18 de marzo de 2013

Nos cierran Google Reader

Google ha anunciado, como parte de su 'limpieza de Primavera', el cierre de Google Reader el próximo 1 de Julio, lo que supone una decisión unilateral que no tiene en cuenta la fidelidad de sus usuarios. Además, afecta directamente tanto a los blogueros que permitimos la suscripción mediante feeds, como a los lectores que nos siguen de esta forma, leyendo el contenido nuevo mediante Google Reader.


Fuente CC: bara-koukoug
Han surgido distintas iniciativas que solicitan a Google que reconsidere su decisión (te invito a firmar la petición), aunque mucho me temo (y espero equivocarme) que harán caso omiso. Sin embargo, y aplicando el sentido común, también es cierto que no deberíamos rasgarnos las vestiduras por una acción como esta.

A menudo pienso en el modelo basado en 'lo gratis', ya anteriormente escribí sobre esto, cuando trataba de encontrar una analogía entre las aplicaciones gratuitas que pasan a ser de pago (caso WhatsUpp), y el desarrollo de una marca personal ofreciendo servicios a coste cero; en primer lugar 'lo gratis' (más allá de los servicios de beneficencia) no existe, puesto que el que da algo gratis siempre espera algo a cambio, ahora o en el futuro. El producto o servicio que se 'regala' siempre conlleva algún tipo de coste, ya sea en salarios, desarrollo tecnológico, infraestructuras, innovación, estudios de mercado, ...

Y por ello es absolutamente razonable el que los inversores quieran recuperar toda esa inversión en el futuro, una vez que se haya creado la suficiente masa crítica de usuarios del producto, fieles a sus servicios.

Por tanto, y con la cabeza fría, podríamos pensar que Google está en su perfecto derecho de hacer lo que va a hacer. Ya sabemos que su estrategia se basa en ofrecer una buena base de productos distintos a sus usuarios, de forma absolutamente gratuita; sin embargo (¿has leído el libro 'Desnudando a Google' de Alejandro Suárez?, completamente recomendado), nosotros no somos los que mantenemos la cuenta de resultados de Google, por lo menos no de forma directa. A nosotros nos 'usan' como cebo para resultar atractivos para aquellos que realmente financian a Google, es decir, aquellos que invierten en publicidad. Porque cuanto más contentos estemos los usuarios con sus productos, más fieles seremos, y nos quedaremos dentro del 'universo' Google, lo cual mantiene el campo abonado para la publicidad...

Lo dicho, Google espera con cada lanzamiento de un producto nuevo y gratuito, que sea lo más usado posible; si no lo es, pues lógicamente decide prescindir de dichos productos.

Y le ha tocado a Google Reader; sin embargo, este producto mantiene una buena base de usuarios muy fieles que tienen en común el consumir información de forma masiva, para lo cual el producto les resulta de gran utilidad, puesto que pueden seleccionar rápidamente la información y gestionarla en el repositorio. Además, no se trata de un lector de feeds cualquiera, es el número 1 sin lugar a dudas.

Yo me pregunto a menudo qué pasaría si, los que nos dedicamos a esto con una estrategia low-cost, de repente viéramos que nuestros principales productos, base de nuestra generación de contenidos y difusión de los mismos, su proveedor decidiera que fueran de pago... Pues hombre, tendríamos que hacerlo, pero de alguna forma nos afectaría (además de en el bolsillo).

Es por ello que a los blogueros y a nuestros lectores, la decisión sobre Google Reader nos afecta de lleno. A nosotros porque podemos llegar a perder una buena parte de suscriptores que nos siguen mediante la suscripción por feed, y a los lectores porque les obligará a cambiar de plataforma, con los inconvenientes que ello puede causar (sin embargo, pueden exportarse sus feeds, lo que les ahorrará trabajo). En cualquier caso, existen otras alternativas en el mercado, ya veremos cuál de ellas nos resulta la más conveniente. Eso sí, al lector siempre le quedará la opción de suscribirse a este blog mediante su correo electrónico, tras lo cual recibirá las entradas diarias que vaya generando.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Daniel Afanador dijo...

Google pudo haber intentado monetizar el servicio volviéndolo de pago antes de cerrarlo, o vendérselo a un tercero. De cualquiera de estas dos maneras hubieran salido ganando ellos y los usuarios.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Sí Daniel, Google pudo haber hecho un montón de cosas antes de tomar la decisión unilateral de cerrar un servicio usado por una buena base de usuarios fieles y grandes consumidores de información. Aunque el motivo no está del todo claro, se habla de una 'migración' hacia redes sociales (Google+), aunque personalmente no acabo de ver la relación entre un lector de feeds que permite gestionar de manera bastante eficiente la información leída, y una red social donde ahora mismo no existen herramientas de gestión para aquellos que tratamos de poner un orden en la info que consumimos.