viernes, 14 de febrero de 2014

La montaña rusa del posicionamiento en el 2.0

Una vez que decides trabajar en tu marca personal para mejorar tus expectativas laborales futuras, y para ello te planteas usar las nuevas tecnologías basadas en la Red 2.0, te das cuenta al cabo de cierto tiempo que la intensidad de tu trabajo y su calidad, determinan en buena medida los resultados que logres en tu posicionamiento orgánico. No obstante, existen otros factores externos que hacen que ese posicionamiento pueda subir y bajar como en una montaña rusa.


Tras varios años de trabajo en este blog, y especialmente el año pasado donde escribía todos los días, logré ciertos 'resultados' desde el punto de vista del posicionamiento de esta bitácora en los buscadores. De hecho, su evolución positiva llevó al blog a la primera página en Google, lo que sin duda alguna no sólo supone una motivación adicional para seguir en el mismo camino, sino que demuestra que ese buscador le otorga cierta relevancia.

A primeros de este año, como consecuencia de mi nueva responsabilidad profesional, decido bajar algo el ritmo de actualización de contenido, y publicar 'sólo' de lunes a viernes... Aunque con esa decisión me he quitado mucha autopresión de encima, de vez en cuando entro por curiosidad a comprobar el posicionamiento de este blog, para darme cuenta de que ha bajado a la segunda página en Google. Por otra parte, también compruebo que en otros ranking temáticos (RRHH) este blog aparece en las 'primeras' posiciones, cuando antes estaba en las últimas...

Y me resulta curioso pensar que este rastro digital que vamos dejando detrás de nosotros, y que tan importante resulta para nuestra marca personal, puede de alguna manera perjudicarnos; quiero decir con esto que si a fecha de la publicación de esta entrada (14 Febrero 2.014) accedes a los enlaces de arriba, comprobarás la veracidad de los datos. Sin embargo, si accedes dentro de 2 meses, 1 año o incluso 7 días, el resultado puede ser completamente distinto.

Entonces, ¿qué hacer en estas situaciones?, ¿es adecuado mostrar un enlace fijo, que ya forma parte de nuestro rastro digital, y que apunte a un ranking o motor de búsqueda que está en permanente actualización, y que se rige mediante unos parámetros que no controlamos directamente?. ¿No hubiera sido mejor que hubiera plasmado una foto fija que marcase la situación en ese momento, y que fuera inamovible a pesar del tiempo?.

Probablemente esa hubiera sido la mejor solución. Pero prefiero ser consciente de que la marca personal permanece y debe trascender a soportes digitales cuyos protocolos de funcionamiento están a menudo por encima de nuestro control. Esos medios y canales son volátiles, y sobre ellos actúan cada día más profesionales que entramos en competencia, pugnando por conseguir los mejores resultados posibles.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta el lunes.

Fuente imagen CC: Teo Palomo