lunes, 17 de febrero de 2014

Los blogueros que realmente marcan una diferencia

Elegir correctamente la línea editorial de nuestro blog no significa únicamente la diferencia entre el éxito y el 'fracaso', sino especialmente la forma que tendremos de destacar entre el resto, y convertir nuestra marca personal en algo diferente y, quién sabe, auténtico.


Si eres un asiduo lector de blogs, bien sea individuales o corporativos, te habrás dado cuenta de que cada uno tiende a posicionarse de una forma distinta, aunque bajo mi punto de vista son muy pocos los que realmente aportan algo único. Esa diferencia que marcan pueden haberla obtenido encontrando un nicho específico y poco explotado, en el cual encuentran su 'filón de oro' al que explotan con acierto. Otros, en cambio, tratan de posicionarse en terrenos ya muy 'machacados', donde se convierten ni más ni menos que en 'otro que escribe de lo mismo'.

Sin embargo, soy de la opinión de que, independientemente de cuál sea la temática que se trate en un blog concreto, la línea editorial a menudo puede marcar las distancias con respecto a todos aquellos que tratan los mismos temas. Me explico. Te habrás dado que en la Red abundan las personas que, con mayor o menor acierto, tratan de explicarnos cómo hacer las cosas. Cada uno de ellos trata de darnos su remedio 'infalible' para convencernos de cuál es el camino ideal y a menudo el más sencillo y rápido. Aunque cuando llevas un tiempo en esto, y dedicas parte de tu tiempo a leer habitualmente contenidos en Internet, te das cuenta de que la mayoría coinciden en la mayor parte de los puntos que tratan.

De hecho, afirmaría que la Red está llena de recetas mágicas sobre marca personal, e incluso sobre empleo. Recetas rápidas y universales que se 'paquetizan' y entregan en una sola dosis, como remedio a todos los males. Cada día huyo más de este tipo de contenidos que simplifican excesivamente cuestiones demasiado arduas, y que por otra parte requieren de un acercamiento mucho más cauteloso. A menudo, no sirven más que para confundir, puesto que a menudo se contradicen.

En cambio, me encuentro con otros blogueros con los que me siento mucho más identificado. Personas (a menudo profesionales) que se limitan a dar su opinión (a menudo muy cualificada) sobre temas concretos, y en donde no se esfuerzan tanto en explicar el cómo, sino más bien el qué. Porque no tratan de forzar, ni convencer, ni vender (bueno, sí que quieren tráfico hacia su web, esto es comprensible); simplemente nos regalan su opinión. Y es esta la que puede realmente remover nuestras mentes, y hacer que seamos nosotros mismos los que podamos encontrar el remedio adecuado...

Este tipo de blogueros son los que a mí realmente me convencen, puesto que me aportan por lo general puntos de vista a veces distintos de los míos; es con ellos con los que siento que puedo crecer como profesional; en definitiva, para mí son ellos los que realmente destacan entre la multitud, llevando su marca personal a lo más alto.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir.

Hasta mañana.

Fuente imagen CC: Alejandro Cabrera


4 comentarios:

Ajovin Puente Mateo dijo...

Pues tienes razón. Nada que objetar, aunque muchas veces se nos olviden los consejos de sentido común

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Ajovín por tu comentario. Hace ya mucho tiempo que trato de alejarme de los 'consejos' y 'recomendaciones'. Ha llegado un momento donde escribir en este blog se ha convertido más en compartir mis reflexiones sobre cómo afecta la marca personal en la búsqueda de oportunidades profesionales (con especial hincapié en el 2.0), que en tratar de orientar realmente a cualquiera que pueda leer esta bitácora. Cada uno debe interpretar su propia realidad y tomar el camino que estime oportuno. Si para ello este blog o cualquier otro le ayuda, pues estupendo... 8:)

Montse Rius dijo...

Hola Miguel Ángel, totalmente de acuerdo contigo. Yo también soy asidua a los blogs y efectivamente, ya tienes el ojo "enseñao". Las fórmulas mágicas no existen, los que sientan cátedra, muchas veces olvidan chequear sus links que, a menudo, no tienen funcionalidad, así que me gusta encontrarme con post trabajados y auténticos: experiencias, puntos de vista, y sobre todo, aquellos que son humildes y reconocen que todo cambia, que nadie es experto en nada y que la llave consiste en continuar aprendiendo siempre. Un saludo y felicidades por tu entrada!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Montse, gracias por tu comentario. Hace más de tres años comencé mi blog; no sabía nada en aquél momento sobre esto, y ahora sé algo más después de haber escrito a día de hoy más de 500 entradas.

Y lo que mejor he aprendido es precisamente lo que tú comentas. Aquí no hay expertos, sino aprendices con mayor o menor pericia; y lo que diferencia realmente a estos últimos no es tanto su conocimiento, sino especialmente su grado de apertura a nuevos y constantes aprendizajes.