domingo, 24 de noviembre de 2013

Sentir el paro como un peaje de obligado tránsito

El desempleo es una situación provocada por lo general por situaciones ajenas a nuestra voluntad, donde toca 'sufrir' durante un tiempo. De hecho, ¿quién no ha pasado por esa situación en algún momento de su vida?.

Por ello, y a pesar de que el desempleo (me niego a usar la palabra 'paro', ya que denota inactividad, lo cual es justamente lo contrario de lo que hay que hacer para reincorporarse al mercado laboral cuanto antes) no es una situación agradable, sino más bien un periodo en el que hay que trabajar mucho para conseguir un empleo lo antes posible, creo que es esencial sentir este momento como algo circunstancial y por supuesto temporal. Ello no hará obtener empleo más rápidamente y con mayores garantías, sino que más bien ayudará psicológicamente a estar fuertes y con la suficiente tensión para poder volver en cualquier momento a trabajar.

El desempleo como peaje obligatorio
Fuente CC: Imperial94

Comprendo perfectamente (y de hecho conozco varios casos) que aquellos parados de larga duración, que llevan muchas entrevistas de trabajo a sus espaldas sin haber obtenido aún el éxito deseado, puedan sentir cierta frustración. Pero lo que no debería ocurrir nunca es que lleguen a pensar que no consiguen un empleo debido a su incompetencia o falta de valía profesional. Se trata sencillamente de que hay muchos candidatos para una misma oferta de empleo. Y ese desequilibrio conlleva el que los reclutadores tengan muchos candidatos donde elegir, lo cual les sitúa en una innegable posición de poder. Y tampoco significa necesariamente que cojan al mejor candidato y al más preparado, simplemente al más adecuado en cada momento.

Ya conté en su momento lo que sentí cuando decidí dejar mi anterior empresa Infojobs; siempre he considerado fundamental aprovechar esos momentos de desempleo para optimizar lo máximo posible el tiempo disponible, de tal manera que podamos formarnos y prepararnos para estar listos cuando llegue la oportunidad. De hecho, considero que la mejor inversión en tiempos de desempleo, es tener la mayor actividad posible que seamos capaces de generar.

Por tanto, y dado que el quedarse sin empleo es una situación perfectamente 'normal' (en el sentido de que, más tarde o temprano, ocurrirá), aunque no deseable, y no asociada a ninguna falta de capacidad profesional propia, debería de tomarse como si de un peaje de obligado tránsito se tratase, por el cual hay que tratar de pasar lo más rápido posible, invirtiendo nuestro tiempo en aquellas actividades más útiles que nos permitan regresar al mercado laboral cuanto antes.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas difundir en tus redes.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Alilopal dijo...

Hola. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Si algo me ha enseñado esta "crisis" es que ya no existe el empleo para toda la vida, y que por lo tanto tenemos que prepararnos para afrontar cualquier periodo de desempleo que se produzca. Para ello lo mejor es trabajar en la marca personal y como no en la formación. De todo ello enseña mucho tu blog. Salu2

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias por tus ánimos Alilopal, no dudes en seguir aportando con tus opiniones. Un saludo.