sábado, 28 de septiembre de 2013

Desempleo y actividad

Quedarse desempleado es una circunstancia por la que la mayoría pasa en alguna ocasión; es en este periodo donde es imprescindible mantener un nivel de actividad que nos haga estar preparados para reincorporarnos cuanto antes al mercado laboral.

Desempleo y actividad
Fuente CC: Alan Levine

Ya escribí en su día lo que opinaba sobre lo que significa realmente quedarse sin empleo. Una mala situación que nos genera una gran sensación de incertidumbre por nuestro futuro, pero que a la vez nos obliga a sacar lo mejor de nosotros mismos para aprovechar al máximo este periodo. De cómo aprovechemos nuestro tiempo puede depender no sólo el siguiente trabajo que podamos encontrar, sino cuándo.

Porque quedarse en desempleo (a menudo no por voluntad propia...) implica muchas cosas, pero una de ellas es que disponemos del suficiente tiempo. Y éste es algo con el que apenas contábamos cuando trabajábamos. Por lo tanto, es esencial utilizarlo convenientemente, saber que los días pasan y que nuestro futuro inmediato dependerá del qué estamos haciendo para tratar de reincorporarnos lo antes posible al mercado laboral.

Porque, una vez que conseguimos entrar en un proceso de selección, el reclutador no sólo querrá saber qué es lo que hemos hecho mientras no hemos 'trabajado', sino si seremos capaces de reincorporarnos desde el primer día y tener la 'tensión' necesaria.

Ahora bien, cuando hablo de actividad no me refiero exclusivamente al tiempo que dediquemos a buscar trabajo. Esto debe ser una parte importante, pero no la única. De lo que hablo es de desarrollar actividades relacionadas con nuestra especialización profesional, de cara a no 'oxidarnos' y mantener actualizadas nuestras competencias y habilidades. Y toda esa actividad hay que hacerla visible a nuestro entorno, para que los reclutadores puedan comprobar en nuestras redes que seguimos activos y que mostramos una actitud no de estancamiento, sino de proactividad.

Por tanto, lo buen profesional que eras cuando trabajabas en una empresa, lo sigues siendo ahora que estás sin empleo. Repito, esto es una circunstancia 'involuntaria' y 'temporal', por lo que no tiene nada que ver con tu capacidad. Este quizás sea el mejor momento (y más necesario) para demostrar tu valía profesional y convencer a los reclutadores cuando llegue el momento, de que te has esforzado en mantenerte activo y que no has llegado a perder ninguna de tus competencias.

Hasta mañana.


12 comentarios:

Angel Berniz dijo...

Me ha encantado tu post. Tienes 100% razón. Precisamente la valía de una persona se demuestra ante circunstancias inesperadas (incluso existen procesos de reclutamiento que llevan a los candidatos a realizar actividades inesperadas para comprobar cómo se desenvuelven). Coincido en que la capacidad de una persona es algo innato y que una situación de desempleo es una oportunidad para demostrar la valía "real" de una persona. Realmente todos nos incorporamos "sin empleo" la primera vez al mercado laboral, ahora se trata de demostrar que uno no está "oxidado" y que puede hacerlo otra vez las veces que sea necesario. Un abrazo, Ángel.

Jose dijo...

"Por tanto, lo buen profesional que eras cuando trabajabas en una empresa, lo sigues siendo ahora que estás sin empleo"

Pienso que aquí está una de las claves, si tan bueno eres estando trabajando debes seguir demostrándolo sin trabajo (ya que el motivo de desempleo puede surgir por muchas circunstancias). El hecho de seguir actualizándose uno mismo tanto personal como profesionalmente puede llegar a crear y reforzar grandes ideas, emprender y hasta conseguir un mejor puesto de trabajo en un futuro.

Saludos

Gloria dijo...

Esa es la actitud....
Misma situación, iguales pensamientos..

Anónimo dijo...

Mismo momento, idéntica actitud...
Te felicito

Jacqueline Viteri dijo...

Miguel Angel, siento que has escrito esto para mí. Me ha fascinado tu post. Soy fiel ejemplo de todo lo que dices. Llevo más de 20 años trabajando, para otros sin parar, en el área de Comunicaciones y de repente verme sin trabajo "involuntario" me tocó muy fuerte.

Pero de repente me ha entrado (llevo cinco semanas) una ansiedad de ocupar mi tiempo al doble en TODO. Es más, duermo MUCHO menos que antes, no puedo perder tiempo. He hecho todos los talleres y cursos que en años mis ocupaciones NO me permitían. He escrito (mi gran pasión) todo lo que en años quise escribir. Me he puesto mucho más al día en facetas , aún muy relacionadas a mi carrera (Comunicaciones) porque mientras estuve atada a un horario y a la comodidad de un ritmo archiconocido por mí no era necesario aprender nada más. También, me ocupan diez veces más los deberes del hogar. Leo los webs que jamás pensé y además comencé a estudiar una nueva carrera: Derecho. Es más, te confieso que si llegara a mis puertas la oferta de un nuevo trabajo con horario y jefe, ya no lo querría. Ahora falta ver la segunda parte: cómo emplear todo esto que forma parte de mi nuevo crecimiento. Gracias por tocar este tema.

Gustavo Higueras Nieto dijo...

"Camarón que se duerme se lo lleva la corriente". Saludos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Ángel, cuánto tiempo ha pasado desde la última vez 8:).

A un desempleado de larga duración es (muy) complicado decirle que el 'desempleo' (que no parado...) es una oportunidad para generar nuevas oportunidades profesionales.

Sin embargo, y como tú bien dices, la necesidad aprieta y nos obliga a replantearnos nuestra situación para sacar lo mejor de nosotros mismos y reincorporarnos al mercado laboral para seguir demostrando nuestra valía profesional.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola José, gracias por tu comentario y bienvenido al blog. Diferenciaría claramente entre estar 'desempleado' y 'parado' (este último tiene unas connotaciones muy negativas). De hecho, el no obtener ingresos de una empresa no significa (muy al contrario) que debamos permanecer quietos esperando que las cosas ocurran.

Lo que ocurre a nuestro alrededor lo propiciamos nosotros en gran medida con nuestra actividad.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Gloria por tu comentario

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias 'Anónimo' por tu comentario, vuelve cuando quieras.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Jacqueline, gracias por compartir tu comentario.

Me encanta que hayas podido encontrar (aunque sea involuntariamente...) tu propio espacio de crecimiento basado en el aprendizaje y en aprovechar el tiempo del que hasta ahora no has dispuesto. Te deseo lo mejor.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gustavo! 8:)