lunes, 14 de enero de 2013

¿Qué significa realmente quedarse sin empleo?


¿Te has quedado sin empleo, estás 'parado'?. La verdad es que empiezo muy mal esta entrada, porque estoy usando un lenguaje que considero muy negativo, y quiero centrarme en lo positivo. Aunque ya lo he dicho varias veces, esta situación es la propicia para trabajar nuestra marca personal y, mediante la adecuada promoción, tener las mayores posibilidades de encontrarlo. Dejadme que os cuente mi propia experiencia.

Fuente: giumaiolini
En Noviembre de 2.012 dejé de trabajar en Infojobs, empresa en la cual estuve durante 7 años en el departamento comercial como Sales Manager al cargo de un equipo de comerciales. Pues bien, a partir de este momento no he dejado de trabajar un sólo día en mi marca personal, tratando de generar contenidos válidos en las áreas en las que tengo conocimiento (empleo, marca personal, gestión de equipos, ...), escribiendo cada día en el blog, contribuyendo en comunidades en las que puedo aportar algo, construyendo una red consistente de contactos profesionales, ... y un montón de cosas más que me permitan generar la suficiente atención hacia mi marca; de esta manera, soy un firme convencido de que las oportunidades profesionales van llegando poco a poco, siempre y cuando mantenga el suficiente nivel de compromiso y de constancia, ya que la anticipación es la mejor arma para buscar empleo.

Pues bien, el problema surge cuando mi entorno conoce que ya no trabajo (para terceros): silencios tensos ("uf, que situación más delicada"), caras de preocupación (si ya no tienes ingresos, ¿cómo vas a subsistir?), ... Luego están las personas que consideran que ahora puedo tomarme un 'descanso' por tantos años de trabajo, y que los próximos ¿meses? tendré una vida 'distentida', por lo que podré disfrutar... Incluso, noto alguna mirada de cierta 'envidia' (en el mejor sentido), porque piensan que ahora tengo mucho tiempo para hacer lo que quiera, incluso levantarme a las tantas de la mañana...

Pues bien, nada más alejado de la realidad. Lo único que comparto de lo que me dicen, es que ahora tengo tiempo. Ese bien tan valioso que siempre he valorado tanto y que cuando 'trabajaba' no disponía de él, por lo menos lo suficiente para hacer todo lo que quería. Porque este tiempo lo estoy usando al máximo, invirtiendo en mí, en mi futuro profesional. No conozco ninguna otra etapa de mi vida en la que haya aprovechado tanto el tiempo, haciendo lo que me gusta, creando, innovando, conociendo nuevas personas en mi misma situación y con muchas ganas para crear cosas nuevas. De hecho, tengo una claridad de ideas como nunca.

Porque la única realidad es que no tengo ingresos que me genere una empresa. No estoy 'parado' ni 'desempleado'. El tiempo lo maximizo en acciones que apuesto que me darán en el futuro lo que necesito, por lo que no estoy 'parado'; y mi empleo actual soy yo mismo, y todas las acciones que llevo a cabo con un fin específico.

En definitiva, es este momento de estar 'desempleado' cuando sin duda alguna se puede aprovechar para reciclarse, quizá incluso para reinventarse; porque, eliminando todo el ruido negativo que acompaña a la situación de la propia situación del desempleo, podemos reflexionar 'tranquilamente' sobre nuestro futuro, decidir hacia donde queremos ir, y sobre todo hacer un montón de cosas para promocionar nuestra marca personal, para lo cual disponemos de un sinfín de herramientas gratuitas en Internet. Sólo tenemos que querer, y ser consciente de que la marca personal es una carrera de fondo...

Hasta mañana.


12 comentarios:

JOSE LUIS FERNANDEZ dijo...

Tienes mucha razón en lo que escribes.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias José Luis.

Anónimo dijo...

Me siento muy identificada. Gracias

Miguel Angel Riesgo dijo...

Sí, esta situación es muy común...

Tomas Torres Sanchez dijo...

En primer lugar Miguel Angel, enhorabuena por el blog me gusta bastante.
En segundo lugar opino lo mismo que tú, pues yo llevo haciendo esto desde hace dos años que dejé de fichar en un empresa, y como tú bien dices....
Vaya que has puesto en tu post tu historia, pero también has puesto la mía. Además yo también llevaba un equipo de ventas....
Disfruta de tu día, como tu sabes

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Tomás. Siempre he pensado que haber tenido la oportunidad de gestionar un equipo comercial, es una magnífica oportunidad para nutrirse de experiencias (gestión de equipos, mercado, estrategias de venta, ...); y por supuesto luego poder contarlas para aportar al resto que están en la misma situación. Y sin duda alguna, tenemos que recorrer el camino que nos hemos planteado, hasta ver qué puertas se nos abren (o más bien, conseguimos abrir...).

Anónimo dijo...

Efectivamente, un nuevo mercado de oportunidades se abre ante nosotros y que antes pasaba desarpecibido por el día a día y por el miedo. Una vez pasado el periodo de "luto" por la perdida del puesto remunerado por una empresa, toca reinventarse, formarse y buscar nuevas oportunidades personales y profesionales.

Estoy en proceso de reconversión personal y laboral.

saludos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias, tú lo has dicho. Toca reinventarse. Si quieres contribuir con algún tema específico que cuadre con la temática de este blog, y que sirva para generar nuevo contenido, no dudes en seguir contribuyendo.

Alberto Muñoz Estévez dijo...

Muy interesante, me siento identificado porque tambien deje de trabajar en la misma fecha y, aunque al principio uno siente que tiene todo el tiempo del mundo, es bueno seguir el mismo ritmo diario pero dedicado a pensar, formarte y ser visible de nuevo.

Lo peor es pensar de forma negativa: si estoy desempleado es porque no sirvo, posiblemente nunca tendré una vida como hasta ahora, etc.

En mi opinion, y aunque soy una de as víctimas, esta crisis nos ha venido muy bien para replantearnos muchas cosas y valores. Yo al menos me han bastado pocos meses para ver la vida con otros ojos.

Gracias, y si te interesa el mundo del marketing y las campañas creativas puedes visitar mi blog eaudemarketing.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Alberto, gracias por tu comentario.

Como muchas cosas en la vida, al dejar / perder un trabajo, tenemos (simplificando) dos posibilidades:

* Sentirnos víctimas y ver un futuro negro cargado de obstáculos y penalidades. En definitiva, sufrir.

* Saber que disponemos de tiempo para reorientar completamente nuestra proyección profesional, reciclándonos, moviendo nuestros contactos, invirtiendo en nuestra marca personal, ... e intuir un futuro cargado de posibilidades.

Dicho así, yo me quedo con la segunda. Comparto contigo el que es necesario replantearse muchas cosas y valores.

Juan Toro dijo...

Me siento verdaderamente identificado. Estoy en situación 'en búsqueda activa de empleo', tan de moda en las cabeceras de los perfiles en linkedin. Digamos que a mi día, le faltan horas.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Juan por tu comentario. Sí, como ya se ha repetido hasta la saciedad, encontrar trabajo es un trabajo en sí mismo. Es una fenomenal oportunidad para reflexionar y reorientar trayectorias profesionales.