viernes, 11 de enero de 2013

La marca personal es una carrera de fondo


Creemos (y queremos) que los resultados en nuestra marca personal llegan en poco tiempo, y nada más alejado de la realidad. En mi caso, ya desde hace tiempo estoy trabajando mucho para generar y hacer evolucionar mi identidad profesional y obtener la reputación que me permita optar a más y mejores oportunidades profesionales. Y el pensamiento que siempre me llega (mi subconsciente que tan malas pasadas me juega...) es cuándo empezaré a obtener resultados.


Fuente: Edur8
Porque no nos damos cuenta (o no queremos hacerlo) de que la construcción de una marca propia es una maratón, no una carrera de 100 metros. Habitualmente queremos un resultado tangible al poco de haber comenzado a trabajar 'en serio'. Y esto a menudo nos hace pararnos y desistir de nuestro objetivo inicial (aunque probablemente no existiera ninguno claro...). Se nos hace la labor pesada por el esfuerzo que exige. ¿Cuáles son nuestros frenos habituales?

  • 'Tengo miedo al fracaso'. Bienvenido. Vivir significa hacer cosas con tu vida, y eso conlleva siempre un riesgo a que no salgan como lo habías previsto. Forma parte del guión y es una posibilidad real. Dicho esto, y siendo consciente de ello, considera que el 'fracaso' es una palabra muy negativa (que deberíamos borrar de nuestro vocabulario habitual) asociada a nuestros miedos. Ese 'fracaso' lo veo más como una 'oportunidad'. Si lo haces correctamente, será un 'éxito', piénsalo de este modo.
  • 'Quiero un retorno en el corto plazo'. Error. Una marca personal es para toda la vida, por lo que resulta obvio que no puedo conseguir en un momento lo que durará 'siempre'... Ten en cuenta que los resultados no se consiguen al final del proceso, sino que se van consiguiendo en pequeñas porciones poco a poco, y condicionados al esfuerzo y la efectividad de nuestras acciones. Si perseveramos en nuestro plan, llegará un momento donde los resultados se produzcan mucho más rápidamente.
  • 'Estoy bien como estoy'. Este apego a la seguridad es muy peligroso en los tiempos que corren. Los trabajos para 'toda la vida' se acabaron, ahora se imponen dinámicas mucho más orientadas a proyectos y flexibilidad. Si no haces algo para cambiar, probablemente el entorno te haga cambiar a ti, lo cual probablemente no quieras (entonces ya será tarde)...
  • 'Trabajo mi marca a impulsos'. Cuando tratamos de hacer algo, solemos empezar fuerte y luego nos desinflamos. Como dije antes, nuestra marca es única y perdurable (aunque pueda sufrir alteraciones por circunstancias de la vida), por lo que es deseable que podamos coger el timón de nuestra identidad, y la diseñemos con un plan específico y una estrategia clara, que parta de nuestra conciencia y proactividad.
  • 'No tengo suficiente tiempo'. Esto lo oigo constantemente. A menudo no deja de ser una excusa para no tener que hacer algo. Eso sí, el tiempo es de cada uno y puede utilizarlo como quiera...
  • 'Esto de la marca es para los demás'. Existen multitud de ejemplos de personas que, con mayor o menor cualificación, han conseguido unos resultados notables. La falta de cualificación es una excusa.
  • 'Eso es para los que se quedan sin trabajo'. En absoluto. Precisamente, el peor momento para empezar a tomarse en serio la marca personal, es cuando uno se queda desempleado, puesto que es ahí donde empiezan las prisas y la cuenta atrás.
  • 'No tengo conocimientos tecnológicos'. La marca no se forja únicamente con tecnología, es también networking. No obstante, para sacar provecho de las posibilidades que nos ofrece Internet, no es necesario ser un experto tecnológico. En cualquier caso, empieza cuanto antes.
  • 'Hay un montón de herramientas que podría usar, no me decido'. Que esto no sea un bloque; las herramientas no son lo importante, céntrate en la estrategia (qué quieres hacer, cuáles son tus objetivos, ...). Cuando tengas esta clara, empieza entonces a pensar en herramientas, pero focalízate en unas pocas.

Mantengo este blog desde hace dos años, con escasa actualización de contenidos durante el primer año y medio (unos 4/5 post mensuales), y ha sido tras mi baja de Infojobs cuando me he tomado esta labor mucho más en serio, hasta tomar la decisión de escribir un post diario. Lo que os quiero decir es que YA estoy empezando a obtener resultados, poco a poco, y por supuesto no son relevantes (a no ser que los compare con lo que hacía hace 7 meses). Y estos resultados me ayudan, vaya si me ayudan, porque voy viendo que siempre y cuando mantenga la constancia y el esfuerzo, esos resultados irán creciendo con el paso del tiempo.

Y tú, ¿cuál es tu opinión sobre los resultados a obtener en la construcción de tu marca personal?.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Lidia Herbada dijo...

Muy buen post, estoy contigo en que la marca personal es un trabajo de fondo. Los resultados de un blog, llegan entre año y año medio, y muchas veces dejamos la marca personal a un lado. Y al final una empresa, en mi caso, una editorial, o una revista, se fijará en mi blog como una carta de presentación. Es el momento de emprender, y no decaer.
www.lidiaherbada.com

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Lidia. Bueno, sólo una pequeña anotación a tu comentario. Creo que escribir en un blog, ya te va construyendo tu propia marca, y eso dirá mucho sobre ti (constancia, temáticas, organización, ...). Todo eso ya formará parte de ti...