miércoles, 9 de octubre de 2013

¿Qué haces con tu tiempo cuando estás desempleado?

El estar desempleado (que no parado...) significa por lo general un cambio drástico en nuestras vidas que genera una gran incertidumbre sobre el futuro. Sin embargo, contamos con un bien precioso que podemos (debemos) controlar al 100%, y de cuya gestión eficiente depende nuestro futuro: el tiempo.

Aprovechar el tiempo estando desempleado
Fuente CC: Lorena a.k.a. Loretahur

Cuando uno trabaja, apenas tiene tiempo para nada; el día a día nos consume gran parte de nuestra jornada, y el resto del poco tiempo disponible que nos queda, ya tenemos bastante con tratar de recargar las pilas. Sin embargo, el quedarse desempleado, aparte de la lamentable situación en sí, aporta la posibilidad de autogestionarse el tiempo de la manera que creamos más oportuna. Porque es lo 'único' de lo que disponemos para optar a las mayores posibilidades de reincorporarnos lo antes posible al mercado laboral.

¿Has pensado alguna vez cómo usas tu tiempo, en qué lo inviertes?; y sobre todo, ¿crees que lo que haces te ayuda a acercarte a tu objetivo, o por otra parte lo estás malgastando en actividades de escaso o nulo valor que no te aportan nada?.

Por mi experiencia personal, trato de optimizar mi tiempo lo máximo posible, centrándome en lo esencial y olvidándome de lo superfluo. La gestión y planificación correcta de mi tiempo, me ayuda a tener resultados muy tangibles en las siguientes áreas:

  • Networking. Nunca he buscado la cantidad, sino más bien la calidad. Y para ello, no se me ocurre mejor manera que trabajar las relaciones con aquellas personas en las que ambos podemos salir ganando. Te aseguro que el trabajo constante en este terreno acaba dando sus frutos.
  • Aprendizajes. Estar desempleado te otorga un tiempo que es preciso utilizar para adquirir nuevas habilidades que no sólo nos permitirán estar lo mejor preparados posible al reincorporarse al mercado laboral, sino que de alguna manera mantenemos la 'tensión' necesaria que nos permite estar activos.
  • Nuevos proyectos y colaboraciones. No hay que perder ni una sola oportunidad de seguir demostrando nuestras capacidades profesionales, y para ello es preciso buscar constantemente cualquier posibilidad que nos ayude a mejorar nuestra carrera profesional. En mi caso concreto, mi colaboración más reciente con profesionales de los recursos humanos, la formación y la orientación laboral, ha consistido en la publicación del Ebook 'Rumbo al Empleo 2.0', una guía introductoria para todos aquellos interesados en gestionar adecuadamente un proyecto de búsqueda de empleo 2.0.
  • Desarrollo personal. La incertidumbre y el desasosiego que producen el desempleo, hacen que nos replanteemos muchas de las cosas que antes dábamos por supuestas y seguras. Digamos que, de alguna manera, la 'realidad' nos empuja a poner los pies en la tierra y a olvidarnos de cosas a las que previamente podíamos considerar incluso 'imprescindibles', y que ahora vemos dese una óptica completamente distinta, lo que nos ayuda a valorarlas en su justa medida. Y todo ello nos hace evolucionar como personas. Aprovechemos ese tiempo disponible...

Y hablando del uso del tiempo, si quieres asistir a alguna de mis formaciones previstas, puedes inscribirte en el siguiente link.

Hasta mañana.


5 comentarios:

Blanca Garrido dijo...

Buenas tardes:
Me gustaría que visitaras mi blog y emitieras tú valiosa opinión.Te dejo mi enlace: musicablan.blogspot.com.es
Gracias y saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Gracias por tus consejos,

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias 'Anónimo'.

Ana Quintana dijo...

Buenas tardes,
Desempleada y con tantas cosas qué hacer que me sigue faltando tiempo aún sin ir a trabajar... estudiar, 2.0.
No hay nada mejor que tener inquietudes y ganas de hacer cosas, ja,ja.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Ana, gracias por tu energía!, nos viene muy bien a todos el ejemplo que nos das.