jueves, 3 de octubre de 2013

Falsas creencias sobre el 2.0 (II)

Segunda entrega tras la de ayer, en la que sigo desarrollando los falsos mitos y creencias sobre nuestra presencia y participación en la Web 2.0. 


Falsas creencias sobre el 2.0
Fuente CC: Haka004

  • "Cuántos más seguidores tenga, mucho mejor". Es el eterno debate sobre si es mejor la cantidad o la calidad en nuestros seguidores. En los debates que he abierto en LinkedIn sobre esta cuestión, la mayoría de personas no dudan ni por un momento de que la calidad es lo que importa realmente. De hecho, yo también soy de la misma opinión, aunque tengo ciertas dudas de hasta qué punto nos puede ayudar un número elevado de seguidores. Sin embargo, y lo compruebo día a día, son excepciones las personas que conozco que siguen estrategias basadas en la generación de pocos contactos pero de calidad. A menudo veo que en las redes sociales, a pesar de lo comentado arriba, las personas suelen seguir estrategias del tipo 'te sigo para que tú me sigas', lo cual bajo mi punto de vista está muy cerca de lo que podría considerarse como spam.
  • "Inundar las redes sociales con mi presencia me hará ganar en notoriedad y visibilidad". El gestionar conscientemente un proyecto de marca personal y ayudarse para ello de un canal de comunicación como es la Web 2.0, trae consigo numerosas ventajas desde el punto de vista de la difusión de nuestros contenidos, con lo que podemos conseguir una gran visibilidad. Sin embargo, aunque el reconocimiento de nuestra identidad profesional podrá facilitarse gracias al aumento de la visibilidad que podamos alcanzar, sería un grave error considerar que con 'inundar' con nuestra presencia las redes será suficiente. A menudo compruebo que incluso se llega a abusar de herramientas digitales que automatizan la difusión de contenidos, lo que crea una percepción 'extraña' sobre la marca personal. Es preciso entender que la visibilidad y la notoriedad pueden incrementar la atención sobre nuestra marca, pero que lo importante es conseguir la suficiente reputación que nos ayude a conseguir nuestros objetivos profesionales.
  • "Cuántas más redes sociales utilice, mejor". Nada de eso. Cuando decides invertir en ti, en tu marca personal, para mejorar tu futuro profesional,debes centrar tus esfuerzos en cosas muy determinadas para que la intensidad de tus mensajes sea la mayor posible. Y esta profundidad de llegada no la conseguirás si esparces tu presencia en multitud de redes sociales. Tu tiempo es limitado, y seguramente tendrás también otras prioridades que atender. Cada red social o profesional en la que estés exige tiempo de dedicación, no se trata simplemente de estar por estar. Tendrás que crear y actualizar tu perfil, generar y hacer evolucionar las relaciones con tu red de contactos, participar en aquellos grupos de debate que te ayuden a obtener el posicionamiento adecuado, ... Todo ello hace que debas ser cuidadoso acerca de qué redes elegir, y cuántas.

Mañana continuaré desarrollando estas ideas erróneas que veo constantemente a mi alrededor.

Por cierto, aprovecho para decirte que si te gusta este blog, te agradecería que lo pudieses votar para los premios 2.013 de Bitácoras. Tienes el botón en el margen derecho del blog.

Hasta mañana.


5 comentarios:

Gustavo Higueras Nieto dijo...

¡¡Hola Miguel Ángel!! Donde con más claridad he visto el: "te sigo para que tu me sigas", es en Twitter; en las demás no he notado esa actitud. Lo que si es cierto es que hay que armarse de mucha paciencia para encontrar empleo y no desfaceller. Saludos y gracias.

Cristina Mulero dijo...

Buenos días Miguel Angel! Me gusta mucho tu blog y lo leo asiduamente. Yo discrepo respecto al tema de la cantidad, puesto que creo que no es incongruente con la calidad. Yo creo que cuánta más gente vea lo que haces mejor, luego has de trazar una estrategia concreta para áquellos que realmente te interesan ya sea como colaboradores, posibles empleadores,socios... creo que el contenido ha de ser calidad, y lograr proyectarlo del modo que logre el mayor alcance posible.
Gracias.
Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

¡Hola Gustavo!. En Twitter, es algo absolutamente habitual encontrar perfiles en donde prácticamente coincide el número de los que siguen, frente a sus seguidores. A mí esto me ha levantado siempre ciertas suspicacias, e incluso las asocio con un cierto tipo de spam.

De todas formas, estoy contigo al 100%, lo importante es no desfallecer en la búsqueda de empleo! 8:)

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Cristina, gracias por tu comentario y bienvenida al blog!. Obviamente, lo ideal sería disponer de la suficiente cantidad y calidad, en cantidades proporcionales...

Pero en cualquier caso, y coincidiendo contigo en que una cierta cantidad de seguidores te proporciona (en teoría) una mayor visibilidad, creo necesario que tengamos muy clara desde el principio nuestra estrategia. Apostar por cantidad y/o calidad puede determinar en el futuro la percepción que nuestra marca origine hacia el exterior.

Por ponerte un ejemplo, si veo en Twitter a alguien (los hay) que sigue a 27.000 personas, y que le siguen 27.008 'seguidores', a mí me genera una sensación muy rara...

En cambio, si veo a alguien que sigue a 35 personas, y que por otra parte le siguen 6.000 personas, la sensación cambia drásticamente...

Cristina Mulero dijo...

Gracias por tu respuesta. Lo que dices tiene mucho sentido. Yo siempre digo que no hay que obsesinarse por el número de seguidores, sino obsesionarse por aportar valor, por ofrecer lo mejor de tí. Al final será eso lo que determine en gran medida el tener un buen número de fans o seguidores. Para finalizar, y de un modo general, como medios sociales que son tienen la finalidad de conectarnos, y creo que anhelamos lograr que nuestra voz llegue a cuenta más gente mejor...(que lo determine la calidad es la mejor estrategia, sin duda!!!)