miércoles, 2 de octubre de 2013

Falsas creencias sobre el 2.0 (I)

Existen numerosas ideas erróneas en el uso del 2.0, que condicionan tanto a nuestra marca personal como a nuestra capacidad para generar nuevas oportunidades profesionales.

Falsas creencias sobre el 2.0
Fuente CC: sndrv

La Red se ha convertido en uno de los principales canales en los que podemos proyectar nuestra identidad profesional con el objetivo de posicionarnos como profesionales de referencia en nuestra área de especialización, lo que nos hace tener una posición de ventaja para ser elegidos finalmente. Sin embargo, el relativo poco tiempo de existencia del canal 2.0, así como la falta de una auténtica actitud 2.0, nos suele limitar en gran medida. Y a ello contribuyen las siguientes creencias:

  • "El 2.0 es lo mismo que el 1.0". Falso. Los medios de comunicación tradicionales (prensa, TV, radio, ...) e incluso los portales de empleo on-line, son medios unidireccionales en los que el contenido fluye en una única dirección, sin apenas posibilidad de feedback. Por otra parte, los medios sociales (blogs, redes sociales, ...) son bidireccionales, por lo que la conversación entre sus usuarios se convierte en el foco central. Lo 'social' es lo que impera. Por tanto, todo aquel que use la Web 2.0 como un simple mecanismo para inyectar contenidos en un solo sentido sin participar en la comunidad, se está perdiendo gran parte de lo que está pasando en la Red. Sí, cada uno elige si estar o no en las redes sociales, incluso cómo quiere estar y con qué intensidad hacerlo. Mi opinión, si quieres usar la Red para difundir tu marca con un objetivo profesional, maximizarás tus resultados siempre y cuando entiendas que el 2.0 fluye en varias direcciones.
  • "Me va a conseguir trabajo de la noche a la mañana". Tal y como está la situación, no creo que esto sea algo habitual en ningún canal que puedas estar usando para conseguir trabajo, e incluso menos en la Red. El empleo se mueve en Internet (portales, redes sociales y profesionales, bolsas de empleo, agregadores, ...), lo que hace que infinidad de personas se muevan en este entorno on-line para localizar las vacantes que se ajustan a su perfil. Pero la elevada competencia de candidatos frente a la escasez de ofertas, hace que la labor de búsqueda sea un proceso muy complicado y sobre todo largo en el tiempo. La búsqueda de oportunidades profesionales se convierte en un trabajo en sí, en el que la mera inscripción en ofertas de empleo puede no resultar suficiente. Por ello, se debería trabajar mucho más el posicionamiento de la identidad profesional en medios sociales, y la relación con los reclutadores apropiados.
  • "La marca personal se construye en el 2.0". Falso. Ni la marca personal se construye (puesto que ya todos la tenemos), ni se asocia exclusivamente al 2.0. La Red es un canal de comunicación más (con muchas posibilidades, eso sí). Es preciso diferenciar lo que somos como profesionales (capacidades, competencias, habilidades, creencias, ...) y lo que podemos aportar en las distintas vías a través de las cuales nos podemos ayudar para llegar a las audiencias adecuadas y obtener con el tiempo no sólo atención, sino también reputación.

Aún quedan por desarrollar varias falsas creencias, mañana te entregaré la siguiente entrada.

Hasta mañana.