martes, 1 de octubre de 2013

La marca personal no es una cuestión de suerte

El querer posicionarnos como profesionales referentes en nuestra área y maximizar las posibilidades de generar oportunidades profesionales en el futuro, no es algo que debamos dejar en manos del azar, sino que exige un método en el que intervienen otros factores.

La marca personal no es una cuestión de suerte
Fuente CC: vcheregati

Sí claro, la suerte puede influir (positiva o negativamente) en nuestra evolución profesional. Que se dé la circunstancia fortuita de estar en el sitio correcto en el momento oportuno, puede beneficiarnos. Pero ello debería estar provocado no por la coincidencia, sino por un trabajo metódico y consciente que nos permita controlar nuestras acciones para con ello tener mayores probabilidades de conseguir los resultados que deseamos.

En los tiempos que corren no parece buena idea dejar nuestro futuro profesional en manos del destino. El mantener la esperanza de que podremos aferrarnos a nuestra posición en la empresa en la que actualmente trabajamos, hasta que pase el temporal, puede acarrearnos serios disgustos futuros. Porque en cualquier momento, y lo vemos constantemente a nuestro alrededor, podemos perder el trabajo por circunstancias ajenas a nuestra voluntad y entendimiento, y tener problemas para poder reincorporarnos de nuevo al mercado laboral. Y ello no tendrá nada que ver con nuestra capacidad profesional, sino con las circunstancias del contexto en que nos toca vivir.

Al contrario, un proyecto de marca personal se basa en otros elementos que emanan de nosotros mismos, y que no dependen de terceros o de condicionantes externos, tales como:

  • Antelación. Generar oportunidades profesionales exige obtener un reconocimiento como profesional competente y referente, y esto no se consigue de la noche a la mañana. Por tanto, cuanto antes se empiece mucho mejor. Porque la antelación es la mejor arma para encontrar empleo.
  • ConstanciaSon las percepciones de los demás las que dan validez a nuestra marca personal. Porque gracias a ellas, y en el momento oportuno, podrán elegirnos ante distintas alternativas, siempre y cuando la percepción sea buena. Y esto se consigue no con sólo un impacto solitario, sino mediante la repetición habitual de mensajes que vayan generando confianza en el resto. De no ser así, podemos caer relegados en el 'olvido'.
  • Esfuerzo. Si queremos que nuestra marca personal nos pueda abrir nuevas puertas profesionales en el futuro, no queda más remedio que esforzarse. Porque, especialmente ahora, abundan los buenos profesionales en disponibilidad laboral, optando quizás por la misma vacante o incluso intentando abrirse camino con los mismos servicios profesionales. Todos ellos tienen prácticamente el mismo acceso a los mismos recursos, por lo que la actitud y el esfuerzo serán los valores diferenciales que les hagan destacar entre la multitud.
  • Consciencia. Este concepto lo repito mucho en este blog. La marca personal puede parecer algo 'intangible', por lo que lo mejor que podemos hacer es trabajar sobre ella de la manera más consciente posible. Es decir, comprender que los contenidos que producimos y cómo lo hacemos, conocer en profundidad el segmento de personas a las que nos dirigimos, medir el impacto que sobre los demás tiene nuestra marca personal, ..., todo ello influye directamente en la progresión de nuestra identidad profesional.
  • Aprendizaje. Siempre habrá alguien que sepa mucho más que nosotros, por lo que debemos mantener una actitud inquieta y curiosa que provoque una asimilación habitual de nuevas enseñanzas.
  • Metas y objetivos. La razón de ser de nuestro esfuerzo diario está en los objetivos que nos hayamos marcado. Sin ellos, ¿hacia dónde caminamos?.

Aprovecho para decirte que el próximo 8/10 lanzaremos el ebook gratuito 'Rumbo al empleo 2.0', y en el que he colaborado junto a profesionales de los RRHH y de la formación, de la talla de Isabel Iglesias (@isa_iglesias_al), Sabina Serrano (@SabinaSerrano), Eduardo Moreno (@edulcoro) y Víctor Candel (@jecanpa). Ese día te daré más detalles.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Muy buen artículo. Y, por cierto, ya tienes mi voto.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Myriam, eres un cielo! 8:)

jose aguilar dijo...

Buen punto ,no todo es el azahar. Gracias por compartir

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias a ti José.