lunes, 2 de septiembre de 2013

"Los profesionales realmente buenos ya están trabajando"

No es cierto. Esta frase la escucho desde hace ya mucho tiempo, y viene a decir que, a pesar de la crisis, aquellos profesionales que tienen unas capacidades de gran valor y que realmente aportan a la compañía, mantienen su puesto de trabajo. Muy al contrario, existen personas con una gran capacidad de entrega de valor a las organizaciones, que se encuentran ahora mismo buscándose la vida para intentar reincorporarse al mercado laboral, y que suponen una pérdida de talento actual para las compañías que podrían aprovechar.


Hay profesionales buenos en el paro
Fuente CC: Roberto Ventre

Tras dejar Infojobs y darme cuenta de lo que era realmente 'estar sin empleo', empecé a trabajar sobre mi proyecto para crear una marca sólida que ofreciese garantías en el mundo de la marca personal y el empleo 2.0, y obtener la reputación necesaria para ir generando oportunidades profesionales. Y en este camino he ido conociendo a numerosos profesionales en paro (o no) con los que he ido colaborando en distintos proyectos. Y todos ellos me han demostrado ser grandes profesionales en sus áreas, que no cejan en el empeño de lanzar proyectos personales en los cuales poder seguir desarrollando todo aquello que han ido adquiriendo a través de una dilatada experiencia. Ninguno de ellos, a pesar de que alguno haya podido salir de sus anteriores empresas con una suma económica que les permita estar relativamente 'tranquilos' durante bastante tiempo, han pensado ni por un solo momento en quedarse parados. Al contrario, desde el primer momento deciden poner en marcha sus proyectos, con mayor o menor fortuna, pero en definitiva con mucha ilusión.

Sin embargo, en esta situación hay algo intrínsecamente 'malo', y es que alguna de esas personas que llevan largo tiempo en paro, ofreciendo lo mejor de sí mismos como profesionales (la necesidad provoca a menudo la 'reinvención'), y a menudo con estrategias basadas en 'lo gratis'acaban por ir perdiendo la ilusión poco a poco, ya que esos enormes esfuerzos no encuentran el resultado merecido. Las respuestas que reciben son de lo más variopinto: "le ha gustado mucho mi trabajo pero no me pueden / quieren contratar", "quieren a alguien más joven", "me ofrecen algo muy por debajo de mis posibilidades / aspiraciones", ... Eso sí, también me encuentro a otras que han conseguido reincorporarse, no todo tiene que ser negativo... 8:)

Desde aquí quiero lanzar un mensaje de ánimo y esperanza a todos aquellos que puedan encontrarse en esta situación. Invertir en nuestra marca personal y posicionarnos para obtener aquellas oportunidades profesionales por las que trabajamos, es cuestión de paciencia y esfuerzo. Lo único que puede conducir al éxito es la acción y la actividad, mientras que no hacer nada sí puede garantizar la debacle.

Un saludo y mucho ánimo.

Hasta mañana.


13 comentarios:

Juan Toro dijo...

Hola Miguel Angel, buenas tardes.
Pues ya estamos por aquí, tras un breve periodo de tiempo desconectando de las 102 teclas, aunque de vez en cuando "picaba" en el móvil.
Totalmente de acuerdo con tu post, como casi todos los que has escrito.
Ya llevo seis meses en el paro, estoy bastante bien posicionado a través de la marca personal (blogs, newsletters a contactos profesionales, interacción en foros) y la verdad es que llevo una o dos semanas que ya empiezo a decaer en el ánimo.
Se que tengo dos caminos, o irme fuera a trabajar o quedarme y esperar.
Por problemas y "equilibrios-económicos" familiares, he decidido quedarme. Con esto quiero decir que mi mujer está trabajando, y para que ella se quede en el paro fuera de España, es mejor que nos quedemos, ya que no existe diferencia económica.
Tomando la alternativa que he decidido, es una carrera de fondo y la oportunidad llegará más temprano que tarde, aunque la carrera es dura, ahora mismo estoy subiendo una cuesta.
Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Juan, espero que hayas disfrutado del verano. La recompensa a tu esfuerzo debe llegar, lo importante es mantener la actividad relacionada con la proyección de tus capacidades profesionales.

Cristina García dijo...

Así es Miguel Ángel...lo cierto es que según pasan los días la motivación decae...Por que además de cumplir el perfil profesional y tener las competencias y cualidades de la oferta, y ser el candidato más valioso...está el factor SUERTE. Estar en el lugar adecuado en el momento justo.Gracias y saludos

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Cristina por dejar un comentario. El mejor antídoto contra el decaimiento es la actividad, no cejar en nuestro empeño de posicionarnos como profesionales.

El no encontrar trabajo en el tiempo necesario estará condicionado necesariamente por la crisis que nos ha tocado gestionar; pero ello no significa que seamos peores profesionales; 'simplemente', que tenemos que promocionar más y mejor nuestra candidatura.

Ánimo!

Anónimo dijo...

Creo que a estas alturas de la película ese titular sobra porque los profesionales buenos no siempre son los que quedan,puedo asegurar que hay quien prefiere rodearse de gente mediocre y palmera,desde luego me refiero a puestos de responsabilidad intermedia que son los que tienen un trato más directo con los empleados y también estoy segura de que si los altos cargos de una empresas tuvieran que despedir no lo harían por simpatías y relaciones personales,sino por perfiles profesionales,pero raramente los propietarios de una empresa están en esas decisiones.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias 'Anónimo' por tu comentario. En cuanto a los mandos intermedios que comentas, les harán grandes su propio equipo. Por tanto, si son conscientes de ello, sabrán rodearse de buenos profesionales.

Anónimo dijo...

Con la cantidad de gente que hay al paro en este país hay cabida para todos, los brillantes y los menos brillantes. Incluso a veces a las empresas no les conviene tener a un gran trabajador aunque nos parezca una paradoja y prefieren a los que se enteran de poco y simplemente obedecen, hay de todo. Yo también estoy en ese camino, creando mi marca personal e intentar mantenerme en el mundo laboral con mi esfuerzo y para mí misma. Después de meditarlo, en estos tiempos el que posea algún tipo de cualidad y aunque a veces sea duro es mejor que tu futuro dependa de ti que dejarlo en manos de una empresa ajena para solo ser un número, que puede descontrolar tu vida en el momento que lo decida.

Saludos

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Anónimo', gracias por tu comentario. De acuerdo al 100% contigo, cuando dices que es necesario (diría casi obligación) tomar las riendas de nuestro desarrollo profesional y tener una actitud proactiva, puesto que eso siempre será una actitud mucho más correcta y efectiva que la de dejar nuestro 'destino' en manos de los demás...

Monica dijo...

Los buenos profesionales se unen siempre a un proyecto, y si el proyecto en ese momento ya no está, es la oportunidad de crearlo, de demostrar el conocimiento de años de experiencia y unirse a otras personas con otros proyectos, es la única forma que el circulo siga rodando.
Yo misma me vi hace mes y medio así, y ya he creado mi propia empresa haciendo lo mismo que antes, pero en vez de una empresa, con varias. Aliandome con otras personas que me aportan otros conocimientos
Merece la pena aunque también sea duro, pero por lo menos luchas por algo en lo que crees

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Mónica, gracias por tu comentario y por compartir con nosotros tu experiencia positiva.

Pilar Tomás Valero dijo...

Hola Miguel Angel, termino de descubrir tu blog. Te felicito, es realmente bueno y nos aporta mucho.
En este post, has tocado un tema que me preocupa y frustra mucho. Hay muy buenos profesionales en paro luchando día a día. Se requiere grandes dosis de optimismo, fe y constancia para seguir luchando. Esperamos que al final, valga la pena tanta penalidad. A por todas. Encantada de conocerte.
Pilar

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Pilar, gracias por dejar tu comentario. El desempleo es a menudo un cambio disruptivo que, tras la fase inicial de desubicación, nos obliga a tener una disciplina en la que los resultados vendrán por nuestro esfuerzo y paciencia. Y para que esto pueda cumplirse, como bien dices la motivación es absolutamente necesaria.

Javier Engineer dijo...

Pese a que yo empece tarde la universidad, y por lo tanto la termine tarde me encuntro en la situacion de que con casi 33 años tengo una ingenieria y un master en ingenieria de petroleo. Tengo dos años y algo de experiencia internacional pero, pese a que mantengo mi trabajo, tras realizar el master me sabe a poco... no se si soy un "crack" pero si desde luego aspiro a serlo y lamentablemnte mi empresa no valora mis estudios ni mi esfuerzo.

Me considero un gran profsional aunque no me siento reconomcido con mi profesión actual, o mi trabajo, porque como profesional soy ingeniero.

Estoy de acuerdo con que "los mediocres" en puestos claves son el principal muro para los uqe de verdad tenemos aspiraciones, ya sea por miedo, ignorancia, o por falta de cultura de liderazgo y exceso de "jefismo"..