sábado, 3 de agosto de 2013

¿Cuándo ha sido la última vez que has revisado tus perfiles en redes sociales?

Puede parecerte increíble, pero mi experiencia me dice que la mayoría de las personas que quieren conectar conmigo, tienen perfiles vacíos o incompletos (exceptuando los provenientes de LinkedIn, donde por lo general suelen estar más completos, seguramente porque se trata de una red con carácter profesional).


Revisar perfiles en redes sociales
Fuente CC: Pablo Sebastián Lizardo

Si estás presente en los medios sociales, me imagino que será porque tienes un objetivo en mente, sea el que sea. Esta entrada está dirigida a todo aquel que tiene un objetivo profesional: encontrar un empleo, acceder a mejores oportunidades o posicionarse como un profesional de referencia. Porque en cualquiera de estos casos, siempre se tendrá que trabajar el 2.0 con un público objetivo determinado. Y para ello, el primer paso fundamental es tener y mantener un perfil mínimo que te pueda identificar.

¿Qué impresión crees que me llevo (o peor, si se tratase de un reclutador) cuando accedo al perfil de una persona en cualquiera de los medios sociales (LinkedIn, Blogger, Twitter, Google+, Facebook, ...) y me encuentro con que no existe ningún dato que identifique a la persona en cuestión?. Obviamente esto no me genera ningún tipo de interés. Y no hablo de personas que desean permanecer en el anonimato, limitándose a observar y nutrirse de lo que sucede a su alrededor (lo cual es obviamente una elección totalmente respetable), sino de todos aquellos que realmente tienen un objetivo, que pasa por atraer la atención hacia sí mismas.

Aunque pueda parecer obvio y para no pasarlo por algo, conviene recordar que en esto de la marca personal adquiere un papel relevante el establecer un perfil con aquellos datos mínimos que consideremos necesarios para que nos puedan reconocer. No es necesario contar nuestra vida ni facilitar datos íntimos que no interesan a nadie y que no tenemos porqué dar a conocer. Pero sí un mínimo de información que posibilite a los demás saber cuál es nuestra propuesta. Al menos, yo incluiría (teniendo en cuenta que se persigue alguno de los objetivos enumerados anteriormente):


La enorme facilidad de acceso a los distintos medios y redes sociales, hace que muchas veces nos olvidemos de algo tan elemental como definir y cuidar nuestros perfiles. A menudo nos olvidamos que supone la puerta de entrada a nuestra propuesta de valor, y en muchas ocasiones la de salida al comprobar que no hay nada relevante...

Y para predicar con el ejemplo, yo estoy revisando todos mis perfiles para comprobar su 'frescura' y coherencia entre todos los medios.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Juan Toro dijo...

Hola, buenos dias.
Ahora que es verano, la actividad cae, es un buen momento para actualizar o completar los perfiles en las redes sociales.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Juan; sí, y para otras muchas cosas 8:)

Condoszapatillas. dijo...

Hola Miguel Angel:
Ademas de lo anterior es muy conveniente mantener el contacto en tus redes laborales. Es como si recurres al favor de un amigo al que hace mucho tiempo que no saludas y con el que has perdido todo contacto.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Condoszapatillas'. Sí, es fundamental. No hay nada peor que recurrir a un contacto para pedirle un favor, cuando hace años que no tenemos ninguna relación con esa persona...