domingo, 25 de agosto de 2013

Bloguero, ¿facilitas o entorpeces los comentarios en tu blog?

El blog es un medio social 2.0, que permite la transmisión bidireccional entre bloguero y lector. La comunicación desde el lado del lector se produce mediante formularios e emails de contacto, y comentarios, aunque son estos últimos los que suponen el mecanismo fundamental para generar vínculo con el blog y con la comunidad de seguidores correspondiente. Siendo tan importante, ¿has revisado (realmente) el sistema que usa tu blog, para determinar si estás facilitando, o por el contrario dificultando el que tus lectores expresen sus opiniones?.

Revisar el sistema de comentarios de nuestro blog
Fuente CC: Toni Matés Urtós

Siempre defiendo el uso del blog como pieza central de la marca personal, convirtiéndose en la estrategia sobre la que gira el posicionamiento de nuestra identidad profesional. Y para que esta pueda tener la merecida reputación, nuestro entorno de seguidores (la comunidad) juega un papel decisivo, puesto que son ellos en última instancia los que juzgan el valor de nuestra propuesta de valor.

Y una vez que hemos conseguido convertir un visitante en un lector, consiguiendo retenerle en el blog, es cuando a menudo (no siempre) decide ir un paso más allá y empezar a conversar con nosotros. Y el mecanismo fundamental para relacionarse es mediante la vía de los comentarios. Tener una opinión propia y expresarla es muy fácil, pero decidirse a exponerla públicamente en un blog y dedicar un par de minutos a hacerlo, es mucho más difícil. Porque, hay que reconocerlo, nos cuesta y nos da mucha pereza.

Una vez superada esta fase, imagínate que llegas a un blog que te gusta, y que remueve tu conciencia hasta tal punto que deseas compartir tu opinión. Al comentar, te encuentras con la desagradable sorpresa de que dejar un comentario no es simplemente emitir una opinión, sino que a veces es luchar y desesperarse con la plataforma de comentarios implantada en el blog. Yo reconozco que en alguna ocasión he 'tirado la toalla' en algún blog que me ponía excesivas dificultades para comentar. Y la cosa no está para perder ni un solo comentario...

Sí, es cierto que los proveedores de plataformas de blogging ofrecen soluciones para minimizar el spam, facilitar la identificación del lector y no cobijarse bajo el anonimato, evitar las 'salidas de tono' de algunos lectores, ...; y para ello, incluyen funcionalidades como la identificación mediante usuario y contraseña, confirmación mediante palabras e imágenes de que no se trata de un robot, moderación manual de comentarios, ... Sin embargo, algunas de estas características dificultan la labor de comentar, más que facilitarla.

Y no digamos en otras ocasiones, donde lo que se provoca por parte del proveedor es claramente obtener un beneficio propio a costa de ponérselo algo más difícil al lector; y si no mira la entrada '¿Google pretende limitar la blogosfera?'.

En definitiva, hay muchos lectores ávidos de consumir información que les resulte útil y / o interesante; pero también hay muchos blogs que la ofrecen, por lo que, además de ofrecer un contenido de calidad, es preciso acabar de ofrecerle a ese exigente lector, una experiencia lo más grata posible, animándoles a dejar comentarios y a proporcionarles un proceso sencillo de feedback. Por ello, revisar la funcionalidad de comentarios de nuestra plataforma de blogging no nos llevará más que unos minutos, pero nos puede dar alguna sorpresa...

Hasta mañana.