domingo, 14 de julio de 2013

Cómo retener a los lectores de tu blog (I)

En uno de los debates que tengo abiertos en LinkedIn, Alfonso Cerrato comentaba con muy buen criterio: '... lo que cuesta mantener unos lectores, y que en unos días desaparecen...', refiriéndose a la constancia necesaria para mantener un blog lo suficientemente actualizado. De ser cierto, que lo es (aunque con matices), ¿qué podemos hacer para enganchar a esos lectores y conseguir que vuelvan de forma recurrente?.

Retener a los lectores del blog
Fuente CC: Berts @idar

Antes de nada me gustaría contextualizar esta situación, para lo que es necesario entender la facilidad con la que una persona puede dejar de seguir nuestro blog. Y para ello es preciso entender la diferencia entre un visitante y un lector. El primero viene y se va, simplemente porque no ha encontrado lo que buscaba, porque la temática no le interesa, o simplemente porque no ha llegado al sitio adecuado. Cuando el visitante se siente cómodo con lo que ve, y decide por tanto volver, y además lo hace recurrentemente, hemos conseguido un lector, que nos demostrará fidelidad en tanto en cuanto le sigamos dando lo que le interesa. Porque cada uno de nosotros, no lo olvidemos, formamos parte de esos lectores que van 'surfeando' por Internet tratando de localizar contenidos interesantes.

Aclarada esta cuestión, y obviando el hecho de que siempre habrá una gran mayoría de visitantes a los que no les interesa en absoluto lo que hablamos (no pasa nada, no podemos agobiarnos por ello, puesto que es una cuestión natural), en lo que nos tenemos que centrar es en ofrecer continuamente a nuestros lectores lo que buscan, y que es precisamente por lo que acceden periódicamente a nuestro blog. Porque en términos de esfuerzo, es mucho más 'fácil' mantener un lector que conseguir un nuevo.

También es preciso entender la dinámica de los lectores de blogs (incluyéndonos a nosotros), por qué hacen lo que hacen:

  • El lector tradicional de periódicos en papel, tiene muy poca variedad de posibles alternativas para seleccionar. En cambio, para el lector de blogs existen cientos, miles de blogs a su disposición; de hecho, no podremos acceder a muchos de ellos, de tantos que son. Además, muchos son blogs de mucha calidad, con lo que se complica la decisión de elección y permanencia.
  • Los blogs son completamente gratuitos. Y la gratuidad nos acostumbra muy mal. El pagar un precio por algo me puede 'comprometer' hasta cierto punto durante un tiempo. Pero lo que es gratuito y abundante, me condiciona el poder 'saltar de flor en flor'.
  • Son exigentes, porque pueden permitírselo. Si no les convence el contenido, se van.
  • Su grado de atención es muy escaso. Escanean rápidamente, más que leen. En tan sólo unos pocos segundos, pueden tomar la decisión de volver o no. Tienen otras prioridades que atender.
  • No tienen por qué leer nuestro blog. Quiero decir que no tienen ninguna obligación. El que a nosotros nos 'gustaría' que nos leyesen, no implica que ellos 'deban' hacerlo. Los lectores trabajan, estudian, quieren estar con sus familias (como nosotros), y probablemente se pasan mucho tiempo delante del ordenador, como para dedicar tiempo adicional a leerse un blog en formato electrónico. En mi caso, cuando compruebo que los sábados suele ser un día de poco tráfico en comparación con el resto, a menudo me obligo a pensar en que los lectores tienen cosas mucho más importantes que hacer en ese día (por ejemplo descansar y desconectar de la semana(, que estar leyéndome. Al día siguiente, todo vuelve a su cauce.
  • Buscan contenidos atractivos, es su principal motivación. Si no los encuentran, sencillamente se van.


Hasta mañana.


4 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Ya estoy deseando ver la segunda parte.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Ya la tienes Myriam. 8:)

Paloma Reino dijo...

Pues es yo me he leído la segunda parte antes que la primera. Si lo hubiera hecho en el orden correcto no habría hecho el mismo comentario. :-S

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Paloma. A mí también me ha pasado lo mismo 8:)

Ya ha quedado grabado nuestro 'rastro digital' 8:)