jueves, 25 de abril de 2013

¿Google pretende limitar la blogosfera?

En los últimos meses, Google ha hecho varios movimientos que pretenden mover a buena parte de la blogosfera hacia su red social Google+, mediante acciones que tratan de forzar el alta prácticamente obligada de usuarios.



Últimamente he escrito varias entradas sobre Google, mencionándolo directamente o indirectamente. Omnipresente en Internet, fundamentalmente a través de su buscador que canaliza la entrada a gran parte de los internautas a la Red, y con una cuota de mercado global que aplasta cualquiera esperanza de otras empresas que sueñan con recoger alguna migaja.

Yo soy un 'fiel' usuario de Google, utilizo varias de sus herramientas para posicionar y proyectar mi marca personal mediatne este blog. De hecho, las herramientas que uso son completamente gratuitas; sin embargo, y como dice Alejandro Suárez en su fenomenal libro 'Desnudando a Google', nosotros no somos los clientes de Google, sino los cebos para atraer a los que realmente financian a Google, esto es, los que invierten en publicidad.

También he escrito acerca de su estrategia de negocio basada en el modelo de 'lo gratis', que también está funcionando en la Red (no sólo a Google).

Estoy en desacuerdo con su política unilateral de prescindir de productos (caso de Google Reader) que, por una razón u otra, no acaban de cuajar en su estrategia; a pesar de ser gratuitos, Google debería entender que seguiremos usando sus productos (la base para que sus usuarios estén satisfechos, lo que a ellos les reportará beneficios económicos), siempre y cuando no se note tan descaradamente que se nos usa como meros 'cobayas'.

A todo esto, a Google hay un producto claramente estratégico que no les acaba de funcionar del todo (por lo menos todo lo bien que a ellos les gustaría): Google+. Esta red social pretende hacer sombra a la ya clásica Facebook; sin embargo, diríase que aún están muy lejos de conseguirlo.

Y para tratar de conseguir adeptos (nuevos usuarios de la red), no dudan en hacer jugadas que considero algo 'sucias'. Me explico: hace tan sólo unos días compruebo que dispongo de una nueva funcionalidad en Blogger, que consiste en consolidar en la zona de comentarios de este blog, tanto los que se generan aquí mismo, como los que provengan de Google+.

Hasta aquí todo perfecto. En mi caso, tengo distribuidos los comentarios de las entradas de este blog, en distintos foros, lo que diluye de alguna forma su efectividad (aunque tiene otras ventajas). Por tanto, acepto sin dudar la instalación de la nueva funcionalidad.

Sin embargo, al poco tiempo compruebo que esto tiene efectos secundarios bastante negativos. La nueva zona de comentarios sólo admite usuarios registrados en Google+. Es obvio decir que en cuanto me he dado cuenta, he desactivado la opción, dando marcha atrás.

He de decir que, aún reconociendo la supremacía de Google, y fiel a sus herramientas por darme un gran valor, no acepto en absoluto que fuercen a mis lectores y a mí mismo, a limitar mi alcance, 'obligando' a los lectores a hacer algo que probablemente no quieren. Estos movimientos que pretenden forzarnos a movernos hacia su red social (probablemente la decisión del cierre de Reader y esta nueva funcionalidad de comentarios, van en esa línea), no consiguen más que el efecto contrario.

La fidelización (por lo menos a largo plazo) de los usuarios se consigue de forma natural, ofreciéndoles experiencias de usuario gratas que mejoren su compromiso, y nunca mediante políticas que coarten la libre elección de los lectores.

Hasta mañana.


7 comentarios:

Antonio Álvarez Eguiarte dijo...

Es un gesto de déficit en la att. al cliente, donde 'juegan' con elementos esenciales para los usuarios y clientes.
No hay otra que aceptar lo que nos ofrece Google que en conjunto nos resulta práctica.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Sí Antonio, juegan con un conjunto de herramientas que nos aportan gran valor y que genera un enganche en su uso; sin embargo, el hecho de ser gratuitas no les permite hacer cualquier cosa, puesto que la fidelidad puede romperse en cualquier momento.

Sobre todo teniendo en cuenta que siempre hay alternativas en el mercado... 8:)

Paloma Reino dijo...

A mi me mosquea que nos apuntemos a lo gratis y luego estemos en sus manos.
Me da mal rollo que acumulen tanto poder.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Paloma. Bueno, el que se trate de productos 'gratuitos' no significa que tengamos la obligación de usarlos. Yo los uso, y estoy muy contento con los resultados que obtengo.

Ahora bien, de lo que se trata es que tenemos que ser conscientes de que un producto gratuito no tiene por qué serlo para 'siempre'. En cualquier momento, el fabricante podrá retirarlo o cambiarlo a modelo de pago, y es entonces cuando no nos podremos 'rasgar las vestiduras'.

Encar Ferreiro dijo...

El poder de google es inmenso, ya lo sabemos todos. Nos facilita las cosas,.. y cuanto más nos las facilita, más capacidad tiene para atarnos. Supongo que eso es lo que está intentando, poco a poco, y supongo que es "el negocio" que tiene planificado. No sé, da un poco de miedo, la verdad..

Un saludo

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Encar. Es precisamente lo que persigue el modelo de 'lo gratis', el crear un vínculo con el usuario generándole el mayor valor posible. Sin embargo, el problema viene cuando llegamos a creer que será para siempre e, incluso, que el fabricante tiene la obligación de mantener su producto en excelentes condiciones y de mejorarlo constantemente...

Lo mejor para ello, ser conscientes que puede acabar en cualquier momento, que lo gratis nunca es completamente 'gratis', y conocer otras alternativas que pudieran existir.

sickofhell dijo...

Muy buen post. Gracias por la info.