martes, 30 de julio de 2013

¿Nos tiene esclavizado nuestro blog? (I)

Mantener un blog es un proyecto en el que por lo general no se cobra (al menos de forma directa), pero que por otra parte exige una gran dedicación y constancia para llegar a posicionarlo como referente en una materia determinada. Por ello, puede llegar el momento donde más de uno puede sentirse esclavizado por su propio blog.

Esclavos de nuestro blog
Fuente CC: Unai Gokoetxeta

Para evitar esta sensación de estar atrapado, en el que la solución pasa por huir hacia adelante o abandonar, yo sugeriría algunas cuestiones que debemos asumir para rebajar la intensidad del 'problema':

  • No es estrictamente necesaria una alta publicación de contenidos. Cada uno debe ver, en función de sus posibilidades, recursos e intereses, cuál es la frecuencia de publicación ideal en su blog. Aunque cuanto más se escriba mejor, lo importante es fijar un calendario de publicación que nos resulte cómodo, y sobre todo mantenerlo. Mejor establecer un objetivo pequeño pero alcanzable al principio, que luego siempre habrá tiempo para incrementarlo, ya que a mayor objetivo, mayor riesgo de fracaso.
  • El tráfico tiene una importancia relativa. Los grandes medios de comunicación tienen asegurados un gran tráfico. Tú y yo somos generadores de contenidos muy especializados que no tenemos ni esos recursos ni ese poder de atracción. Por tanto, nos queda asumir que el tráfico irá llegando, dependiendo de la calidad de tu trabajo, en el que tú sólo puedes incidir. Lo importante es que esto no nos agobie.
  • No todos los lectores tienen que leerse todas tus entradas. No eres el único bloguero ni tus contenidos exclusivos. Además, no todas tus entradas tienen por qué generar el mismo interés. Esto no debería ser motivo de preocupación, ya que escribirás otros en el futuro que serán virales.
  • No importa tanto la inmediatez en la lectura, sino el rastro en forma de contenidos que vas dejando en el blog. Esa huella digital emana directamente de tu marca personal y la hace tangible con todos esos contenidos (provenientes de tus conocimientos) que has ido produciendo poco a poco. Con el tiempo, tu comunidad irá creciendo ya que se sentirá atraída por todo aquello que has registrado y que tanta variedad y conocimiento les ofrece.
  • Los comentarios son imprescindibles, pero tardan en llegar. El feedback de tu comunidad es lo que hace que tu blog adquiera valor; y lo hace porque son los lectores los que se lo dan, al sentirse lo suficientemente interesados en tus contenidos; es por ello que dedican parte de su tiempo a expresar lo que piensan. ¿Te has preguntado si dejas comentarios en otros blogs, o si lo haces con la suficiente frecuencia?. ¿Has pensado que ellos, como tú, también quieren recibir comentarios que den valor a su trabajo?. Probablemente haya que empezar por aquí... En cualquier caso, como estoy seguro que comprenderás perfectamente, pasará bastante tiempo hasta lograr generar la suficiente atención en tu comunidad que derive en comentarios. Es una cuestión de tiempo (y por supuesto calidad en el trabajo), lo importante es no desistir en el intento.

En la entrada de mañana te plantearé el resto de cuestiones a tener en cuenta.

Hasta mañana.


4 comentarios:

José Martín Almagro dijo...

Buenos días Miguel Ángel. Desde hace unos cuantos meses ya, desde enero de este 2013, te sigo, casi a diario -con la salvedad de los fines de semana, poniéndome al día los lunes-, y entiendo lo que planteas.

Al final, los contenidos de calidad, y la constancia son las armas para atraer a lectores, y para posicionarte (además de utilizar las redes sociales orientadas a tu objetivo). Y eso lo haces muy bien.

¡Sigue así! Un saludo, José

Gerardo Hernández Arias dijo...

Hola Míguel Ángel,

Para que no seamos esclavos de nuestro blog como bien comentas hay que buscar nuestro propio ritmo, ya que en el momento en que nos presionamos por entregar x cantidad de artículos es cuando vamos perdiendo la alegría y se convierte en obligación y por ende quizás en una carga que nos llevará a dejarlo.

Gracias por tu post ;) y saludos

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola José, gracias como siempre por tu comentario y por el piropo 8:) , espero que tus proyectos sigan adelante como me comentaste.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Gerardo, gracias por pasarte por aquí. De acuerdo contigo 100%. El ritmo al que nos acostumbremos será el que nos permitirá alcanzar el objetivo que nos hayamos planteado. Ir muy por encima o por debajo conduce habitualmente, en el mundillo de los blogs, a abandonar el proyecto por falta de motivación.

Eso sí, ponerse un ritmo algo más fuerte, seguro que también puede convertirse en un 'acicate'... 8:)