domingo, 8 de diciembre de 2013

Marca personal y avatares

A pesar de las ventajas indudables que nos proporciona la Red para gestionar y desarrollar nuestra marca personal, hemos de ser conscientes de que se trata de un simple medio que facilita sin duda la labor, pero que en absoluto se trata del único canal que deberíamos usar para proyectar una imagen adecuada de nosotros mismos. De ser así, correríamos el riesgo de convertirnos en meros avatares virtuales desprovistos de esencia.

Marca personal y avatares
Fuente CC: xploitme

Reconozco que los medios sociales (blogs, redes sociales y profesionales, ...) son un canal muy atractivo, que nos ofrece multitud de mecanismos que pueden hacer muy fácil la labor de difusión de la marca personal. De hecho, sin la Red sería muy complicado lograr los resultados, de la misma manera que si usásemos únicamente el mundo 'real'. Sin embargo, a menudo digo en este blog que la excesiva facilidad que nos proporciona Internet también tiene unos riesgos notables, y es precisamente el de caer en sus redes, en el sentido de considerar que podemos quedarnos eternamente en lo 'virtual', olvidándonos por completo del mundo real que nos rodea.

Porque esto no es Second Life, donde uno puede inventarse qué quiere ser, construir su propia 'marca' según le dicte su imaginación y fantasía. Esto es el mundo real, con vínculos indudables con el virtual, y donde lo que hagamos en ambos, especialmente desde el punto de vista de la consistencia y coherencia, será lo que plasme la realidad de nuestra marca personalEl uso combinado de ambos para proyectar nuestros conocimientos en forma de contenidos, será el que nos posicione como profesionales de referencia capaces de desarrollar servicios profesionales reales, y no quedarnos en el mero 'humo' que se desprende a menudo de muchas marcas personales que más bien parecen simples avatares.

Por tanto, la idea es que nuestra marca impregne todas nuestras acciones, independientemente del canal que utilicemos en cada momento. Será esa marca la que tendrá que utilizar adecuadamente las herramientas disponibles, comunicando a su entorno la realidad de sus creencias, valores, competencias, ..., y mostrando de esa forma a los demás cuáles son sus características reales, no virtuales. En definitiva, demostrar su valor real.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Muy bueno, como siempre.

Alexis González dijo...

Totalmente de acuerdo Miguel con esta apreciación:
..."la idea es que nuestra marca impregne todas nuestras acciones, independientemente del canal que utilicemos en cada momento"
Y es que no podemos ponernos más allá de lo que somos ni vender humo, cuando ese humo se disipe se verá lo que realmente somos, no hay que ser experto ni tener grandes titulaciones para hacer un trabajo de categoría, sea cual sea la destreza que se te dé hacer bien, pero siendo tu yo real.
UN fuerte abrazo y enhorabuena por este blog!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias como siempre Myriam!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Alexis, gracias por tu comentario y bienvenido al blog!. La Red 2.0 nos puede hacer más visibles, pero nuestra marca tendrá que demostrar realmente en la vida real. 8:)