viernes, 8 de noviembre de 2013

Tu CV no es lo mismo que tu perfil LinkedIn

Tu perfil en LinkedIn te diferencia, mientras que tu CV te limita. ¿Quieres destacar, o formar parte de la 'gran masa' de personas que usan su CV como único medio para generar oportunidades profesionales?.


Aunque a priori pueda parecer lo mismo (de hecho, da toda la impresión de que la gran mayoría de usuarios los confunde), CV y perfil en LinkedIn no son lo mismo. El CV tradicional, como conjunto de experiencias y formaciones que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida laboral, forma parte del perfil en LinkedIn. No deja de expresar lo que hemos hecho anteriormente, por lo que es un apartado esencial en todo perfil, al resumir en un 'corto' espacio nuestra evolución profesional, para que terceras personas puedan sintetizar de un vistazo nuestras 'posibilidades'.

Ahora bien, el perfil va mucho más allá, puesto que incorpora a la información estática que supone el CV, información dinámica que muestra mucho más claramente cuál es nuestra actividad tanto en el off como en el on-line. Son precisamente estas actualizaciones (publicaciones, entradas en blogs, conferencias impartidas, referencias, ...) las que dan el valor necesario a nuestra identidad profesional, y que posibilita generar percepciones positivas en todos aquellos que puedan estar interesados en nosotros. En definitiva, ese perfil no sólo muestra (como hace el CV), sino que demuestra todo el potencial que transmite nuestra marca personal.

El CV, a pesar de ser el mecanismo principal de conexión entre candidatos y reclutadores, está demostrando desde hace ya tiempo que adolece de muchas ineficiencias que marcan su presente y evolución futura; junto a la crisis actual de empleo, hace que sus resultados en cuanto a diferenciación con respecto al resto, sean más bien escasos. Es por ello que digo que ese CV, que debería posicionarnos como profesionales 'diferentes', ha llegado a convertirse en un auténtico lastre para la gran mayoría de personas, que se ven incapaces de destacar entre tantísimo candidato en disposición de incorporarse al mercado laboral, y que disponen de CV's incluso mejores.

Por tanto, ante tanta sobresaturación de buenos profesionales dispuestos a trabajar, es imprescindible destacar las cualidades propias, para poder tener una mayor visibilidad y conseguir tener mayores garantías de convertirse en opciones a ser tenidas en cuenta. Y es aquí donde el perfil en LinkedIn da un paso más allá, puesto que aporta información adicional al CV, que es tenida en cuenta por los reclutadores, y que en definitiva buscan a un candidato que sea capaz de transmitir confiabilidad mediante la comunicación permanente de sus competencias profesionales. Es por ello que un buen perfil, trabajado con la suficiente constancia, amplía las posibilidades profesionales.

Y tú, ¿tienes únicamente un CV o actualizas convenientemente tu perfil profesional?.

Te recuerdo que si estás interesado en asistir al seminario 'Cómo potenciar la Marca Personal en el entorno 2.0' que daré en la escuela de negocios Madrid School of Marketing (MSMK), puedes hacerlo desde este link. La MSMK ha decidido rebajar el precio de inscripción para animar las inscripciones.

Hasta mañana.