miércoles, 16 de octubre de 2013

¿Para qué sirve la Marca Personal? (I)

Aún con el tiempo que lleva este blog, hasta ahora no había escrito sobre los beneficios que conlleva el apostar conscientemente por nuestra marca personal. Aprovechando que ayer me invitaron en el SIMO a dar una pequeña charla sobre el para qué de la marca, escribo sobre ello.


Conferencia SIMO 15/10/13

El contexto que nos ha tocado vivir durante los últimos años, y que no parece que vaya a cambiar sino en el largo plazo, está provocando un cambio drástico de comportamientos en todos nosotros, que nos obliga a realizar las cosas de manera distinta para provocar con ello resultados diferentes. Porque lo que ha funcionado hasta ahora ya no ofrece los mismos resultados que antaño. Hemos estado acostumbrados largo tiempo a construir a nuestro alrededor, y de una forma relativamente 'fácil', un entorno de seguridad laboral que nos 'garantizaba' un futuro basado en la certidumbre. Porque nos han enseñado ya desde muy jóvenes que el contar con la formación adecuada y llegar a trabajar en ciertas empresas que aparentaban dar una solvencia fuera de dudas, nos aseguraba un trabajo para prácticamente toda la vida.

Nada más alejado de la verdad. La realidad nos impone su cruda dureza y nos remueve los cimientos en los que hemos basado tradicionalmente nuestra apuesta por un futuro laboral 'sostenible'. Nadie nos ha mentido. Simplemente (todos) nos hemos dejado llevar por una inercia de falsa seguridad que se ha mantenido durante largos años, lo que ahora nos pasa una gran factura ya que el cambio en estas circunstancias es obviamente más difícil. Pero no por ello menos necesario.

Y es con este panorama (sobresaturación de profesionales en disposición de reincorporarse al mercado laboral frente a la escasez alarmante de ofertas de empleo, comportamientos 1.0 arrastrados de tiempos en los que las cifras de paro 'razonables' posibilitaban el encontrar trabajo de una forma más o menos rápida, falta de evolución de los procesos de selección, modelos de reclutamiento on-line basados aún en portales de empleo sin ningún tipo de apuesta por el componente social y que cada día pierden mayor vigencia, hegemonía del CV como medio fundamental para contactar con reclutadores -lo que limita el radio de acción de los candidatos que desean demostrar su valía más que mostrarla, ...) donde la marca personal emerge con fuerza para convertirse en un mecanismo válido y necesario para posicionarnos como profesionales de referencia, y optar así con mayores probabilidades a destacar frente a los demás y poder ser elegido cuando existen distintas opciones.

De todo ello se deduce que nuestra marca personal, siempre y cuando se gestione de la forma adecuada y usando los canales correctos, tiene numerosas ventajas prácticas:


Para hacerte más digerible esta entrada y limitarla en su extensión, mañana te entregaré la segunda y última parte de esta serie.

Hasta mañana.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran post Miguel Ángel, y muy buenos consejos que deberíamos empezar a aplicar cuanto antes. La tendencia es muy clara, e incluso lo que ahora puede ser un elemento diferenciador a favor puede que sea un requisito imprescindible mañana, sin el cual nos quedaremos fuera de mercado. Con esto puede pasar un poco como con el inglés, antes dominarlo suponía una ventaja y ahora supone una desventaja el no conocerlo.
Por otro lado, creo el esfuerzo que conlleva mantener la marca personal bien posicionada requiere un clara planificación antes de arrancar, y un claro "para qué".
Por último, aunque la tendencia es clara, no tenemos que perder de vista el mercado en el que nos movemos, y si bien iremos hacia lo social, como bien has dicho en post anteriores todavía desde los reclutadores, empresas y candidatos arrastramos "vicios" del modelo de selección tradicional y sigue siendo el más utilizado, por lo que tampoco es bueno dejarlo de lado del todo para centrarnos únicamente en la marca personal. Lo importante (y lo complicado) es saber integrar ésta en nuestra búsqueda y acertar al hacerlo

Saludos

MAD

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Anónimo (MAD)'. Estoy contigo. Destacar entre tanta oferta similar y convertirse en una opción visible y lo suficientemente atractiva, se ha convertido en (prácticamente) una obligación si se pretende tener éxito.

Y en cuanto a lo que dices de los procesos de selección, dependiendo del momento en que uno se encuentre, deberá elegir entre apuesta por la marca personal (por ejemplo si ya está trabajando, para apostar por su futuro), o por el suficiente equilibrio entre marca y búsqueda tradicional de empleo (para encontrarlo lo antes posible, pero a la vez ir sembrando por lo que pueda suceder en el futuro).

Descmjv Mjv dijo...

Gracias Miguel Angel. Estuve ayer escuchándote y aunque fue una charla cortita por el tiempo fue muy interesante.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Descmjv Mjv', gracias por tu comentario y bienvenido al blog

Quico dijo...

No pude estar en tu charla, me hubiera encantado.
La verdad es que valorar la marca personal cada vez mas se esta haciendo no necesario sinó inherente a cada persona.
Gracias M.A.-

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Quico, lástima que no nos hayamos podido ver, me hubiera gustado qué tal te van las cosas. Pero seguro que habrá más oportunidades.