domingo, 20 de octubre de 2013

El miedo a exponerse ante los reclutadores

Cada cierto tiempo, compruebo con sorpresa que algunas personas siguen resistiéndose a exponerse en la Red frente a los reclutadores, por miedo a que esa 'apertura' les pueda penalizar en su búsqueda de trabajo.

Miedo a exponerse ante los reclutadores
Fuente CC: Arturo J. Paniagua

Y me sorprende porque supone una gran contradicción: personas que están buscando empleo (en ocasiones son desempleadas de larga duración), pero que por otra parte tienen cierta 'actividad' en la Red en la que su mensaje principal es expresar públicamente que mejor no hacer nada que hacer algo que les pueda suponer (según ellos) problemas en un futuro. He visto comentarios de personas que dicen que mejor no tener un blog, o incluso que prefieren no 'mojarse demasiado' en algún debate en LinkedIn, por temor a que un reclutador pueda llevarse una mala impresión...

Me cuesta mucho entender estas actitudes, aunque las acepte obviamente. Sí, reconozco que los prejuicios existen, y que incluso en la Red nos pueden pasar una mayor factura; pero también que esos juicios se producen también en el mundo real. Por tanto, hagamos lo que hagamos, los reclutadores siempre se formarán un juicio sobre nosotros; de hecho, es su trabajo: determinar si un candidato es la mejor opción disponible para cubrir una vacante.

Por tanto, ¿por qué no se lo ponemos fácil al reclutador?, ¿por qué no le ayudamos en su trabajo, mostrándole y demostrándole nuestra valía profesional ANTES incluso de que se pueda iniciar el proceso de selección?. Si a través de nuestro rastro digital (blog, actividad en redes sociales, ...), el reclutador puede comprobar gran parte de nuestras competencias y habilidades, ello supondrá una diferencia con respecto a todos aquellos candidatos que no hacen nada en el 2.0, y que su 'única' baza es su CV. ¿No supone eso ninguna diferencia?. Además, el invertir conscientemente en nuestra marca personal trabajando el canal 2.0, no es una estupenda (y productiva) tarea para aprovechar el tiempo si se está desempleado?.

Y diría más, si una persona es realmente un buen profesional especialista en su área que domina sus materias, ¿de qué tiene miedo por tener una mayor presencia en la Red 2.0?. Sí, es probable que un reclutador chapado a la antigua no vea con buenos ojos su presencia activa en la Red, pero también que ese mismo reclutador rechace a alguien porque no le inspira confianza el apretón de manos que le ha dado el candidato; ¿te parece exagerada esta situación?. Ahora bien, también podría ocurrir que un reclutador 2.0 no viera con buenos ojos que una persona de la que ha visto previamente su CV, no tenga absolutamente ninguna presencia en la Red, y que por ello tome la decisión de no incorporarle en el proceso de selección... Podría también ocurrir, ¿verdad?.

Por tanto, yo de lo único que estoy plenamente convencido es de que no tengo ni idea qué es lo que pasa por la mente de un reclutador cuando busca información en Internet acerca de los candidatos. Es por ello que, ante la duda, prefiero tomar la delantera y posicionarme como un profesional de referencia en mi terreno, para así crear una diferencia de valor con el resto.

Hasta mañana.


8 comentarios:

Gustavo Higueras Nieto dijo...

¡¡Hola Miguel Ángel!! Cuando empece a trabajar mi marca personal, mi objetivo era conseguir empleo rápido y como bien has dicho muchas veces, aquí la velocidad no la marcas tu y además has de aceptar que es muy lenta; poco a poco fui descubriendo que trabajar mi marca personal es: "echar el anzuelo a río y esperar a que piquen" sabiendo disfrutar de la espera y como bien comentas, para un desempleado, es la mejor manera de aprovechar el tiempo. Saludos y muchas gracias.

Víctor Candel dijo...

Buenos días Miguel Ángel,

Enhorabuena por este post, sinceramnete me ha encantado. Has sabido transmitir de forma clara y concisa una situación que comparto al 100%.

Efectivamente, nunca sabemos ante que tipo de reclutador nos encontraremos en un proceso de selección; podemos estar ante un reclutador anclado en el pasado que no verá con buenos ojos nuestra presencia on line, o ante un reclutador 2.0 que no verá con buenos ojos nuestra invisibilidad online.

¿Por qué tener miedo del reclutador apegado a los hábitos y costumbres del siglo pasado? Si has construido una buena presencia digital y una buena marca personal, no hay nada de lo que temer. Este tipo de reclutadores son "ciegos" incapaces de ver las oportunidades que les brinda el 2.0, personas que tienen los días contados si no gestionan un cambio y evolucionan.

Un saludo.

JaimeSanabria dijo...

Extraordinaria entrada, Miguel Ángel.
No puedo estar más de acuerdo con todo lo que expresas.
Precisamente sobre el tema que abordas comenté en el último artículo de Víctor Candel.

En lo que a mi respecta, con sinceridad, desde hace meses tengo muy claros muchos conceptos. Uno de ellos es que, cuando se comienza a cultivar la marca personal en las redes, es para toda la vida. Por tanto no es algo de lo que podamos esperar resultados inmediatos como bien apunta Gustavo. Y que por supuesto, este presente que estamos viviendo "recién nacido", será el futuro, queramos o no, como apostilla Víctor hacia los reclutadores.
Por tanto, ¿Para qué esperar?

Por otro lado, lo has comentado en muchas ocasiones; la marca personal no se limita a la red. La red es una variable más, está en nosotros el estar bien o no. Antes nos relacionábamos solo con un entorno y ahora hemos añadido otro entorno.

Todos estos pensamientos y aprendizajes de los que tú, Víctor y Sabina, entre otros, sois muy responsables, me han hecho sentirme orgulloso de mi blog, para hacer de él mi mejor retrato y mi mejor carta de presentación, siempre mejorable, por supuesto. Hoy por hoy lo veo como mi verdadero currículo.

Por ejemplo, tengo las categorías de los artículos a modo de competencias profesionales. Si como reclutador me encontrara con un candidato que me ofreciera tanta información, ya clasificada, realmente llamaría mi atención, aunque no estuviera presente en las redes.

Y al hilo de todo esto, se me ocurre una pregunta: ¿Es interesante, en una entrevista, preguntar al seleccionador si está presente en las redes? Lo digo porque nunca me han hecho mención al blog y cuando lo he comentado, se han mostrado indiferentes; es la realidad, nos guste más o menos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Gustavo. Yo no lo hubiera resumido mejor que tú... 8:)

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Víctor, gracias por pasarte por aquí. Ectivamente nunca llegaremos a saber (desde el lado de los candidatos) qué y a quién nos podemos encontrar del otro lado (reclutadores), y mucho menos saber cuál será su percepción acerca de nuestra presencia (o no presencia) en la Red.

Por tanto, la idea es que podamos tomar la iniciativa, tratando de controlar en la medida de lo posible nuestro 'destino', y posicionarnos convenientemente en la Red como los buenos profesionales que somos, para que con ellos podamos aumentar las posibilidades de generar la impresión correcta.

No hacer nada, es disminuir posibilidades y limitar nuestro crecimiento.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Jaime, gracias por tu comentario.

En cuanto a la pregunta que haces, yo no le preguntaría a un reclutador si está en la Red y la usa... Pero más que nada porque no sé muy bien qué puede aportar eso. En la entrevista ya estamos en la última fase del proceso, donde los candidatos tienen que echar 'el resto' para convencer al reclutador de que son la mejor opción disponible.

Si el reclutador está en 2.0 y se ha tomado la molestia de comprobar nuestra presencia, ya dispondrá de más datos sobre nosotros, y probablemente querrá ahondar en ellos.

Lo haya mirado o no, esté el reclutador o no en la Red, no debería influir sobre el hecho de que trabajar un blog propio puede llegar a suponer en un momento dado una diferencia de valor con respecto al resto de candidatos.

Emilio Callejón dijo...

Hola Miguel Ángel.

Estoy de acuerdo con tu postura y me encanta que alguien como tú lo deje claro :) Suelo hacer precisamente eso, me expongo a los reclutadores. Cuando crees que eres la persona indicada para un puesto a la hora de aplicar en una oferta de trabajo, ¿por qué no ser consecuente y creerlo también cuando te expones?

Bueno, aunque leo tu blog desde hace mucho tiempo, hoy me he animado a comentar porque, no puedo esconderlo, necesito consejos... Y notarás que el tema viene como anillo al dedo.

Estoy en Alemania aplicando algunas ofertas de trabajo. En las últimas dos ofertas en las que esta tiene asignada una persona responsable concreta, la he buscado en LinkedIn y en Xing (muy usada en Alemania) y la he invitado a unirse a mi red. Nunca lo había hecho, simplemente porque no había caído en la cuenta. Pues bien, uno de ellos me ha mandado un mensaje agradeciéndome la petición de contacto y diciéndome que me llamarían en los próximos días y preguntándome que si me parece bien que lo hagan. Eso fue esta mañana. Esta tarde me han mandado un mail desde el dep. de RRHH comentándome que revisarán la documentación enviada y que con gusto se comunicarán conmigo.

Partiendo de la base de que no sé cómo acabará el asunto, creo que ha sido una acción positiva y un posible "minipunto" para mi candidatura. El caso es que no es esta la cuestión, pero sí que ayuda a entender la pregunta que quiero hacerte.

Desde otro proceso de selección, cuya oferta apliqué hace un mes más o menos, me han llamado para concretar una entrevista personal. Genial. El 5 de noviembre. Teniendo en cuenta la experiencia que te acabo de contar y tu expertise en RRHH 2.0, ¿crees que es conveniente que agregue al que va a ser mi interlocutor de esa entrevista a mis redes de LinkedIn o en Xing?

Gracias de antemano y perdona por el ladrillo que puesto sobre la mesa... :)

Saludos!
Emilio

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Emilio, gracias por tu comentario y bienvenido al blog.

Si el reclutador al que vas a ver en unos días está en una red profesional (y probablemente te haya localizado por ahí), no tendrá problemas en contactar con candidatos (de hecho, los reclutadores quieren obtener cuántos más contactos mejor, para que sus búsquedas de candidatos específicos se puedan hacer sobre la mayor base de datos posible), y especialmente si es uno al que ya 'conoce' porque le entrevistará en breve.

Ahora bien, antes de nada te preguntaría: ¿tu posicionamiento en la red profesional es lo suficientemente sólido como para que abrir tu perfil al reclutador antes de verle?, ¿tienes actividad en LinkedIn / Xing que te aporte ventajas frente a la futura entrevista, o crees que podría llegar a penalizarte?, ...

Si crees que tu presencia en la Red es sólida y profesional, y de hecho te puede 'dar puntos' adicionales en la futura entrevista, yo no veo ningún problema. Al contrario. De hecho, en tu primera entrevista te fue muy bien, ¿no?.

De hecho, el blog que tienes está especializado en la construcción, y eso está directamente relacionado con tu profesión.

En cualquier caso, enhorabuena por la entrevista y suerte!. Ojalá vuelvas por aquí para contarnos que te han contratado.