miércoles, 23 de octubre de 2013

El CV 2.0 va mucho allá de los 'nuevos' CV's gráficos

En la entrada 'Realidad actual y tendencias del CV' mencionaba los nuevos formatos de CV basados en Web, donde la imagen e incluso el vídeo substituyen al 'sólo texto' imperante durante los últimos años. Habitualmente se suele referir a ellos como los nuevos 'CV 2.0', aunque bajo mi punto de vista no tienen nada de 2.0...

nuevos formatos de CV gráficos
Fuente CC: vizualize.me

Me explico. Suele ser muy habitual que a todo lo que se mueva en la Red, se le llame 2.0 (algunos incluso ya avanzan el 3.0, aunque ellos van muy rápido para mí... 8:) ), simplemente porque el canal es InternetEl 2.0 no es una tecnología, aunque está soportado por ellaes más bien una actitud, en la que predomina el compartir, intercambiar, participar, generar y difundir conocimiento, ... Sobre todo implica una interacción entre dos o más partes. Por tanto, el hecho de que algo o alguien exista en Internet, no tiene porqué ser necesariamente 2.0.

Existen numerosas herramientas en el mercado, y cada día aparecen más. Estoy probando alguna de ellas para tener un mayor criterio y sacar conclusiones válidas. El último ejemplo ha sido el de Visualize.me, herramienta que he seleccionado sin ninguna otra razón más que la de empezar por alguna... De su uso saco las siguientes conclusiones:

  • Obtiene los datos desde el perfil de LinkedIn. Cosa de agradecer, puesto que facilita enormemente la tarea al no pedir datos adicionales para construir el CV digital. Por tanto, en este caso se enfoca como herramienta complementaria que se integra con una red profesional.
  • No deja de ser un CV clásico, pero que cambia la forma en la que se muestra. Se pasa del texto tradicional que tienen los CV's de siempre, a un formato gráfico en el que la imagen es la protagonista. Eso sí, proporciona una interfaz mucho más agradable para un reclutador, que puede 'escanear' mucho mejor el CV. Porque una imagen vale más que mil palabras.
  • Aparte del formato gráfico que facilita la 'lectura', no aporta nada adicional al CV clásico, en el sentido de que sigue mostrando nuestra experiencia profesional, sin aportar información dinámica como puede ser nuestra actividad actual.
  • Permite la personalización en la presentación del CV.

En definitiva, mi impresión es que estos 'nuevos' formatos (seguiré usando alguna otra herramienta para contrastarlo) aportan una nueva forma de presentar nuestra experiencia profesional y formación académica mucho más agradable, y que facilita la lectura por parte de los reclutadores. Por otra parte permite al candidato diferenciarse de alguna manera más que nada por usar un medio 'novedoso' que le puede hacer destacar aunque sea mínimamente. Aunque eso sí, conviene recordar que 'No basta con un CV bonito'

Pero en definitiva, no se trata en ningún momento de lo que yo entiendo por un CV 2.0 (como puede ser el caso de un blog). De lo que se trata no es tanto de usar los nuevos formatos que mejoran notablemente la presentación del 'antiguo' formato de CV basado en texto, sino especialmente de CÓMO los usamos. De aquí surgen las siguientes preguntas: ¿dónde integrarás el nuevo formato de CV? (porque los tradicionales portales de empleo usan el suyo propio), ¿cómo lo integrarás dentro de tu estrategia de marca personal?, ¿te limitarás a usarlo como el CV tradicional, o lo integrarás con toda la actividad que desarrollas en la Red para posicionarte como profesional?, ...

Hasta mañana.


1 comentario:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Magnífico artículo Miguel Ángel. Desde el atrevimiento que da la ignorancia, me gustaría preguntarte una cosa: el CV 2.0 ¿podría definirse como el que se crea con la potenciación de la marca personal en ámbitos on y off line?