lunes, 12 de agosto de 2013

¿Debe mantenerse un blog en el anonimato?

Un blog profesional, salvo contadas excepciones, nunca debería mantenerse bajo el anonimato, puesto que el objetivo principal será el de posicionar la marca personal con fines profesionales.


Blog anónimo
Fuente CC: Pimkie

Manolo comentaba en la entrada '¿Es realmente efectivo separar el perfil personal del profesional?', que tiene un blog en el que escribe sobre sus aficiones, y que duda sobre si publicar su verdadera identidad, ya que no sabe si eso le puede ayudar de alguna forma al posicionamiento de su marca personal.

La respuesta a la pregunta de la entrada de hoy viene condicionada por los motivos que han impulsado a cada uno a crear un blog. Podrían existir diferentes razones para ello: posicionar nuestra identidad profesional, generar oportunidades profesionales, escribir simplemente por el placer de hacerlo, compartir nuestros conocimientos, desarrollar nuestras aficiones y gustos, ... Es decir, existen tanto motivos personales como profesionales, que pueden condicionar la decisión de publicar en el blog con nuestra identidad real, bajo un pseudónimo, o simplemente no facilitar ningún dato que nos pueda identificar.

Cualquiera de estas posibilidades es perfectamente válida, y cada uno de nosotros tomará la decisión que crea más adecuada, especialmente sabiendo que nuestra exposición en la Red es total. Ahora bien, hay que estar muy seguro de la elección final, porque si nuestros objetivos son profesionales, podemos dejar pasar oportunidades si publicamos desde el anonimato. En este último caso, y si las circunstancias requieren hacerlo así, siempre podremos dejar un formulario de contacto por si alguien desease comunicarse con nosotros.

En cualquier caso, un blog siempre dirá algo de nosotros. Y no me refiero únicamente a lo más obvio, que es el de asociar su contenido con nuestra marca personal; existen otras muchas cuestiones que pueden saberse del bloguero que escribe: cómo interacciona con su comunidad, su estilo de comunicación, su cultura general, su profesionalidad, si es metódico o no, su constancia, ... Es decir, existen una gran variedad de datos que pueden obtenerse a partir de los posts publicados en un blog. En definitiva, para despejar cualquier duda que hubiera al respecto, un blog es un medio social bidireccional, en el que uno no se limita a crear contenido y entregarlo a la Red, sino que facilita el intercambio de información; y es aquí donde no sólo entregamos las 'entradas' que publicamos, sino información variada que define nuestra marca, y que conforma las percepciones que originamos en los demás.

Es por ello que siempre planteo una estrategia de marca personal considerando el blog propio como pieza central de nuestra marca, y creando alrededor un auténtico ecosistema que gire alrededor de nuestra identidad profesional.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Paloma Reino dijo...

El 2.0 es una herramienta increíble de difusión y networking. Pero, ¿qué tipo de relaciones vamos a crear permaneciendo en el anomimato? ¿Para qué iban a servir?
Antes para sobrevivir teníamos que realizar nuestras tareas y no dar la nota. Ser anodinos.
Tal vez por eso aprendimos que para expresarnos libremente necesitamos el anonimato.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Sí, Paloma, afortunadamente el blog nos permite expresar libremente nuestras ideas, y de paso posicionarnos como profesionales de referencia (siempre y cuando se trata de un blog profesional, y no personal).

Ahora, para sobrevivir tenemos que hacer justamente lo contrario. 'Dar la nota' (profesionalmente hablando) promocionando nuestras competencias para optar a mayores y mejores oportunidades profesionales.