lunes, 22 de julio de 2013

Crear un ecosistema que gire alrededor de nuestra marca personal

Los proyectos de gestión de marca personal pasan en la actualidad por su mejor momento, debido a las posibilidades que nos ofrece la Red para su difusión a las audiencias correctas. Como ventaja adicional, nos permite crear un ecosistema interconectado que proyecte una marca sólida y sostenible.

Ecosistema alrededor de nuestra marca personal
Fuente CC: Sergio Barbieri

La Web 2.0, a través de los diferentes medios sociales (blog, redes sociales y profesionales, ...), nos ofrece grandes oportunidades para gestionar y trabajar nuestra identidad profesional, impensables hasta hace no mucho. No obstante, la enorme facilidad de acceso a distintos canales y herramientas para proyectar nuestro 'yo', tiene un peligro latente, que es el de inundar las redes con nuestra presencia sin tener un objetivo específico. Es decir, de creer que gestionar nuestra marca es simplemente estar en redes sociales, y nada más alejado de la realidad.

Es preciso usar la Red a nuestro favor, y no utilizarla como un mero escaparate 1.0 donde convertirnos en altavoz de la mediocridad. Al contrario, hoy podemos más que nunca crear un auténtico ecosistema que coloque nuestra marca en el centro, y que posibilite a los demás localizarnos a través de distintos canales, pudiéndose mover entre ellos fácilmente, y proporcionándoles información de valor que ayude a generar una percepción válida sobre nuestra propuesta de valor.

Tal y como entiendo este concepto de ecosistema, aquí van algunas ideas básicas:

  • Mundo 'real' y mundo 'virtual' están estrechamente vinculados, por lo que es necesario mantenerlos permanentemente conectados. Nuestra presencia tanto off-line como on-line, debe establecer las conexiones necesarias entre ambos, para que cualquiera pueda localizarnos y seguirnos.
  • Nuestra presencia digital debe ser finita. Los canales mediante los cuales trabajemos nuestra marca personal tienen ser analizados previamente para poder tomar una decisión de en cuáles estar. A mayor número, menor profundidad de nuestras acciones, ya que las audiencias se pueden multiplicar hasta hacer inmanejable su gestión. Y de lo que se trata precisamente es de tener controlada nuestra marca lo máximo posible.
  • Los canales en los que estemos deben estar enlazados, tanto físicos como virtuales. De lo que se trata es de dar una imagen accesible que permita tener una visión lo más cercana de nuestros valores y competencias.
  • El medio idóneo para centralizar el ecosistema debería ser nuestro blog, como pieza central de nuestra marca personal. La bitácora profesional se convierte así en el repositorio central que aglutina cualquier información sobre nosotros.

Si esta entrada te ha gustado, te invito a compartirla mediante los marcadores sociales de arriba. Gracias por ello.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Paloma dijo...

La síntesis de este artículo me ha gustado especialmente. Gracias Miguel Angel.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias a ti Paloma.