viernes, 12 de julio de 2013

Conclusiones Hangout '¿Es LinkedIn una bolsa de empleo?'

Sí, ya sé que mi postura está clara al respecto: LinkedIn no es un portal de empleo. No obstante, quería contrastarlo con alguien que estuviese en un departamento de RRHH, y para eso se me ocurrió invitar a Isabel Iglesias, gran profesional del mundo de la selección, a la sección de 'Conversaciones 2.0' (aquí podrás ver todos los Hangouts realizados hasta ahora); por ello, hemos grabado para ti el Hangout que tienes a continuación. No obstante, dejo aquí mis principales conclusiones de la charla que mantuvimos en directo.


Aunque es difícil resumir las conclusiones de 45 minutos de conversación en un post, aquí te dejo las principales, a expensas de que Isabel nos de su visión en su blog:

  • A pesar de que LinkedIn no es un portal de empleo, por lo menos al estilo de los ya clásicos (Infojobs, Infoempleo, ...), existen numerosos usos y costumbres (tanto de candidatos como de reclutadores) que los equiparan:
    • Publicación de ofertas por parte de empresas con pocas necesidades de contratación. Pueden publicar gratis, mientras que en portales tiene un coste.
    • Los reclutadores a veces se ven 'inundados' de CV's que envían candidatos en búsqueda activa; lo mismo ocurre en los portales y las webs corporativas de las empresas, en las que se envía candidatura espontánea.
    • Los mecanismos de comunicación entre candidatos y reclutadores siguen siendo ineficientes, tanto en LinkedIn como en los portales (¿nos acordamos de las carpetas en las que se van moviendo los candidatos según la fase del proceso?).
    • LinkedIn se usa especialmente para localizar candidatos en su base de datos, al estilo de lo que se ha venido haciendo en los principales portales de empleo (es decir, búsqueda de candidatos en su repositorio).
    • Los candidatos en ocasiones se 'ofrecen' al estilo 'Busco trabajo, gracias', sin darse cuenta de que esta no es la estrategia más efectiva de búsqueda de empleo (y que básicamente es la que han seguido durante años en los portales)
  • Tanto candidatos como reclutadores se han pasado muchos años bajo la hegemonía de los portales de empleo, los cuales no han posibilitado ningún tipo de relación entre ellos, más allá del envío de un CV mediante la inscripción en una oferta. Esa dinámica se sigue viendo en LinkedIn, donde notamos una falta de relación entre candidatos y reclutadores, precisamente porque las redes no dejan de ser algo relativamente novedoso que implica cambios de comportamiento que nos lleven a generar auténticas relaciones entre ellos. Esto aplica a ambos, que siguen usando un medio 2.0 como si se tratase de un 1.0.
  • La exposición 'total' que existe en LinkedIn afecta a todos por igual, y eso puede llegar a 'asustar' a muchos que aún están anclados en modelos antiguos. Es necesario avanzar hacia un nuevo modelo entre ellos, que emane desde una relación abierta y 'transparente'.
  • LinkedIn no compite con los portales de empleo (a no ser con la funcionalidad de búsqueda de candidatos en su base de datos). LinkedIn es mucho más que un portal (de hecho, las funcionalidades que tiene un portal son mucho mejores -llevan años con esto implementando las 'best practices'- que las que tiene LinkedIn), donde el candidato puede (debe) maximizar su red de contactos (no cantidad, más bien calidad) para mejorar su marca personal de cara a los reclutadores.

En la entrada de mañana, y para no hacer esta demasiado extensa, responderé a las preguntas que nos enviaron los asistentes.

Aprovecho desde aquí para dar las gracias a Isabel y a todos las personas que nos siguieron en directo. En breve os anunciaré el siguiente Hangout para 'Conversaciones 2.0'.

Hasta mañana.


12 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Buenos días a ambos:

Ayer tuve varias dificultades técnicas (creo que debidas al éxito de la convocatoria) y no pude ver en directo, y con la calidad debida, vuestra conversación. Así que esta mañana he acudido rápidamente a mi ordenador, para terminar tan agradable e interesante tarea.
Debo felicitaros a ambos porque ha sido toda una lección: habéis tratado un tema muy, muy actual e importante, que nos afecta a tod@s, según el papel que tengamos en Linkedin: reclutador@s/candidat@s.
Como no podía ser menos, coincido con vuestro planteamiento y me gustaría destacar varias de las ideas que quedaron expuestas:
- Cada vez con más frecuencia, quienes nos dedicamos a los RRHH recibimos candidaturas a través de Linkedin; ello nos causa cierta desazón y desesperación porque no podemos atenderlas, no podemos dar trabajo a tod@ el/la que lo pide.
- La posibilidad que da esta red de "llegar" directamente a l@s reclutador@s y la posibilidad de "rastrear" a l@s candidat@s, está cambiando las relaciones entre las partes: nos está obligando a una interactuación continua.
- Estar en Linkedin, a efectos de buscar empleo, no puede limitarse a colgar un perfil: hay que mantenerlo activo, hay participar en debates (siquiera como meros comentaristas de las aportaciones de otr@s), hay que ampliar nuestra red de contactos,..... No hacerlo es casi cómo limitarnos a entregar nuestro CV a nuestr@ vecin@s de bloque: nos cerramos una infinidad de puertas y posibilidades.
- La importancia de crear, mantener y actualizar nuestra marca personal se refleja en Linkedin como en pocas otras redes sociales: si lo sabemos ¿porque no lo aprovechamos?.

Bueno, que no quiero enrollarme: ¡¡¡¡ENHORABUENA A AMBOS¡¡¡

Carlos de la Fuente dijo...

Muy interesante. Amplía la información que manejábamos ,el otro día ,en la charla sobre marca personal y reclutadores.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Myriam por dejarnos nuevamente tus aportaciones de gran valor, como magnífica profesional que eres de la selección.

De todo lo que dices, me quedo especialmente con las posibilidades que nos dan las redes (especialmente LinkedIn) para demostrar a los demás lo que valemos, y eso debe ir mucho más allá de enseñar y enviar nuestro CV, sino de difundir nuestra marca personal. Y para ello es necesario hacer un trabajo de fondo en el que la constancia y el trabajo de calidad, sea la nota predominante.

Gracias por tus ánimos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Carlos por dejar tu comentario. Esto es lo que comentaba en la charla que di; se trata de manejar un ecosistema en el que las distintas partes (blog, redes sociales, redes profesionales, ...) estén íntimamente relacionadas, y que todas apunten a nuestra marca personal.

Vuelve cuando quieras.

Víctor Candel dijo...

Buenas tardes Miguel Ángel

Fue un debate muy bueno.

Creo que quedo claro que desde los departamentos de Recursos Humanos no debemos ver LinkedIn meramente como una herramienta para buscar candidatos, insertar ofertas o contrastar información de este. Es una lástima no aprovechar la posibilidad que nos brinda ésta red social para interactuar con el candidato, algo que los portales de empleo hasta el día de hoy no puede ofrecernos. Pero claro, como bien decía Isabel, para eso es necesario que los candidatos también vean esta red social como una verdadera fuente de reclutamiento y dispongan de un perfil en ella (Me parece increíble que para una posición de IT de 30 sólo hubieran 8 candidatos que erán usuarios de LinkedIn)

Soy un fiel creyente de que el futuro y presente de la Selección de personal va encaminado a procesos de reclutamiento mucho más cercanos con el candidato, y esa cercania sólo puede darse actualmente a través del Social Media, blogs...

Un saludo.

Gustavo Higueras Nieto dijo...

¡¡UUFF, que oportunidad, profesionales de los RRHH a mano!! Solo una pregunta ¿Qué os transmite el candidato que participa y qué el que no? Saludos y gracias.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Víctor, gracias por volver por aquí. Portales de empleo y redes profesionales tienen sin duda alguna características que las hacen únicas.

Yo personalmente no comparto un uso exclusivo de portales o de LinkedIn, sino más bien un modelo en el que se integren las 'mejores prácticas' de cada uno. No olvidemos que ahora mismo los portales son el medio más usado tanto por reclutadores como por candidatos, ya que ofrecen las mejores herramientas para seleccionar y localizar ofertas.

Por otra parte, LinkedIn es única en su modelo que permite llevar las relaciones un paso más allá.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Gustavo. No acabo de entender tu pregunta, ¿a qué te refieres con participar?, ¿dónde?.

Gustavo Higueras Nieto dijo...

¡¡Hola de nuevo!! Me refiero a los candidatos que, por ejemplo, participan en LinkedIn, o bien con contenidos propios o en otros, etc. Saludos.

ISABEL IGLESIAS dijo...

Hola Miguel Angel:

Quería darte las gracias por haberme invitado a este rinconcito de tu blog llamado "Conversaciones 2.0". Lo cierto es que ha sido un lujazo tenerte de compañero de debate y creo que entre los dos hemos conseguido dar bastante información sobre lo que es y no es LinkedIn.
Mucghas gracias por haberme invitado y espero que podamos repetir en un futuro.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Gustavo. Bajo mi punto de vista, cuando un candidato necesita empleo, utiliza todos los medios a su disposición para encontrarlo. Y eso incluye a LinkedIn.

Es lógico, si en la red profesional aparecen ofertas de empleo, el candidato se inscribe. Y si puede enviarle su CV directamente al reclutador, lo hará.

Todavía no se entiende muy bien esto de generar relaciones entre candidatos y reclutadores. Te recomiendo la entrada 'lo siento, pero el reclutador no es una fuente de empleo', del blog de Víctor Candel, aquí hay varias pistas sobre esto que te comento. http://victorcandel.com/2013/07/04/lo-siento-pero-un-reclutador-no-es-una-fuente-de-empleo/

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias a ti Isabel, no dudes que volveremos a repetir!. Un abrazo.