miércoles, 29 de mayo de 2013

¿Quieres que los reclutadores te encuentren?

Esta entrada establece la relación entre la marca personal y la generación de oportunidades profesionales, por lo que está dirigida a todos aquellos que consideran que trabajando su identidad profesional, obtendrán mayores posibilidades en el mercado laboral.


Fuente CC: Alejandro Polanco

Porque simplificándolo mucho, esto va de visibilidad, de difundir la marca personal al mayor número de personas posible (para lo cual las redes nos ayudan mucho), generando en ellos una percepción positiva hacia nuestra propia marca, de tal manera que con el tiempo puedan llegar a (re)conocernos, y convirtiéndonos así en una alternativa real para incorporarnos en un proceso de selección o generar otras posibilidades de negocio como profesionales independientes.

Porque cuando nos queremos posicionar profesionalmente en una red social, lo que buscamos obviamente es que vean nuestro perfil, para mostrar lo mejor de nosotros mismos. Ahora bien, hasta hace no muchos años esto era sencillo, ya que nuestro 'perfil' estaba contenido en el CV. Este era el único repositorio de nuestra marca, donde mostrábamos lo mejor posible nuestros logros pasados.

Sin embargo ahora no es tan sencillo, puesto que nuestro perfil (mucho más amplio que el CV) puede estar 'desperdigado' por múltiples redes sociales, blogs, foros, ... En cualquiera de estos 'social media' podemos haber dejado un rastro de lo que somos, permitiendo a un reclutador el sacar una conclusión sobre si podemos encajar en sus procesos de selección.

Por tanto, imagínate que eres un reclutador, y que quieres conocer a un determinado candidato. Buscarás su nombre en Google para ver lo que te encuentras, luego entrarás en diferentes redes para localizar su perfil, comprobarás también su CV en portales de empleo, e incluso querrás seguir la pista que va dejando en los grupos de debate de LinkedIn, su actividad en Twitter, ... Ten en cuenta que probablemente tendrás que hacer todo esto con otros muchos candidatos, y contando con que tu tiempo obviamente es limitado. Seguro que piensas que no es una labor sencilla.

Pues bien, esto es lo que suele suceder en muchos casos; personas que son muy buenos profesionales, y que trabajan conscientemente su propia marca personal, seleccionando las redes más acordes con sus objetivos y aportando contenidos que definen su identidad y que les posicionan como especialistas en su área. Ahora bien, van dejando su huella digital en diferentes sitios, lo que dificulta la labor del reclutador que pudiera estar interesado en conocer más sobre dicha persona.

Y es precisamente por ello que siempre recomiendo el tener un blog que se convierta en la pieza central de la marca personal. Un repositorio central de todo el contenido que seamos capaces de generar, y que permita el que los demás (¿reclutadores?) puedan identificarnos y obtener una percepción positiva. En un blog en definitiva podemos 'meter' nuestra marca personal, incluyendo lo que queramos: lo que hemos sido y sobre todo lo que somos ahora mismo. En definitiva, con esto logramos no sólo ensalzar nuestra marca personal, sino que además logramos ponérselo fácil a los reclutadores.

No excluyo otros 'social media', al contrario. Lo que propongo es poner en el centro al blog, y ayudar a la difusión de nuestra marca personal en otros canales (LinkedIn, Twitter, Youtube, ...), optimizando al máximo su proyección en la Red.

Esto era fundamentalmente lo que transmití en el seminario 'El Blog como pieza central de la Marca Personal', evento al que asistieron en su última convocatoria casi 30 personas. Si estuvieras interesado en asistir a próximas convocatorias, estate atento a las siguientes formaciones.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Antonio Álvarez Eguiarte dijo...

Como va sobre los reclutadores, comento sobre un aspecto, otro, de éstos. Algunos reclutadores son diferentes a como tú lo planteas de forma lógica, en la línea 2.0

No pretendo hacer una crítica negativa, ni opinar sobre los reclutadores. Pero sí invitar a una reflexión sobre la “profesionalidad”. Que no se dé por aludido, a quien no le corresponda.

Hay reclutadores ‘no profesionales’ al igual que pasa también en otros cargos (p.e. Director Comercial, Jefe de Equipo… ‘no profesionales’, ascendidos al cargo ‘por otros méritos’ diferentes a la preparación específica para el puesto.) Mi sugerencia para quien esté en éste caso, es que se recicle y consiga estar a la altura del puesto laboral.

Y refiriéndome a estos reclutadores especiales, (a los que en realidad no lo son) simplemente son personal de la empresa demandante y en algunas ocasiones, algunos (no hacen nada de lo que dices Miguel Ángel, no miran el rastro del candidato en las redes sociales, algunos ni están en Linkedin; aunque sean pocos, así es) no están preparados para seleccionar a nuevos empleados, (error de la empresa ¿será por costes?) y ni siquiera tienen la presencia adecuada para entrevistar a candidatos de trabajo y te dicen y repiten que su empresa se creó en Suiza, cuando la empresa es sueca, etc. Vamos, que estar despistados en un momento así...
Y, yo pienso en ¿qué criterios tienen para seleccionar? (…podría estar trabajando en esa empresa por mis méritos, pero ¿…?)

Esto, también existe, ayer mismo lo he vivido yo, y digo: “zapatero a tus zapatos” como dice el refrán conocido. Nos falta dedicación y planificación para hacer bien las cosas y cuando se trata de una selección de personal con entrevistas, decisiones, etc. precipitadas, desde el otro lado del reclutador, también observamos y con el deseo de hacerle una encuesta a la empresa o al reclutador, para conocer y mejorar, sobre “por qué tiene ese criterio, por qué ha decidido así…, por qué ha seleccionado…, dónde he fallado, deme unos consejos…”

Con todo esto, el "Posicionar profesionálmente en la red social" deberá de ir en paralelo a "Posicionar profesionálmente en la empresa física" y algunos deberán de empezar desde diferente ámbito.

Saludos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Antonio, me alegro de verte de nuevo. Aunque la tendencia para el reclutamiento 2.0 es imparable, obviamente siempre quedan remanentes del pasado, personas que (por un motivo u otro) no han conseguido reciclarse a esto de las redes sociales.

Y hacerlo no es fácil, Antonio. Porque eso exige un esfuerzo especial para comunicarse con el candidato en búsqueda de empleo, antes, durante y después del proceso de selección. Ten en cuenta que el cambio está siendo muy brusco, hemos pasado de reclutadores que seleccionaban fundamentalmente mediante ofertas publicadas en prensa, a seleccionar masivamente mediante los portales de empleo, y ahora 'aparecen' las redes sociales que plantean un cambio radical en cuanto a los comportamientos y competencias esperadas de dichos reclutadores.

Esa tendencia ha venido para quedarse. Y como tal cambio, durante un tiempo generará resistencias.

Daniel Afanador dijo...

Esto habría que trabajarlo también con una estrategia de SEO. Hasta hace unos meses yo buscaba mi nombre en Google y no aparecía en primera página. Luego le empecé a trabajar la estructura a mi blog para que Google entendiera que mi blog pertenecía a mí, y que por tanto apareciera cuando alguien escribiera mi nombre. Y bueno, ahí vamos...ya salgo en primera página, aún con otras cosas por mejorar.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Daniel, me alegro que lo hayas conseguido!. Bueno, para eso también se puede comprar un dominio que contenga el nombre propio (como este blog), y así Google nos posiciona... 8:)