viernes, 31 de mayo de 2013

Sin contenidos no hay marca personal

Los contenidos que seamos capaces de crear serán los que definen nuestra marca personal. Sin ellos, la percepción que generemos en los demás será neutra, puesto que no sabrán cuál es nuestra oferta de valor, es decir, en qué nos diferenciamos y por tanto porqué ser elegidos.


Contenidos que dejan huella en marca personal
Fuente CC: Juan Antonio Capó Alonso

El contenido es fundamental, ya que permite 'llenar' nuestra marca personal con algo específico que nos identifica. En función del tipo de contenidos que generemos, el posicionamiento que tendremos puede variar notablemente. Influye también mucho si creamos contenido propio o si nos limitamos a transmitir el de terceros, aunque mi apuesta siempre ha sido el encontrar un equilibrio razonable; pero eso sí, poniendo el peso en aquellos que hayamos originado nosotros.

No quiero decir que sin contenidos no seamos nada. Cualquiera de nosotros tiene marca personal, pero de lo que se trata es de difundirla conscientemente. Y esta proyección de nuestra identidad profesional no lo hacemos propagando a los cuatro vientos que somos muy buenos, sino demostrándoloy lo hacemos convirtiendo nuestros conocimientos en contenidos, y compartiendo estos mediante los canales apropiados.

Si dicho contenido es interesante para los demás y además lo entregamos regularmente, es cuando empezarán a pensar en nosotros como un 'ente' algo más tangible que se irá convirtiendo poco a poco en una marcaY con el tiempo quizás nos den la reputación que queremos.

Porque ya sabemos que la Red nos permite registrar los contenidos que vamos generando, difundiéndolos mediante distintos mecanismos. Mi propuesta ha sido siempre centralizarlos en un blog propio, donde un reclutador pueda encontrarnos más fácilmente.

En definitiva, hablo de las posibilidades de difundir nuestros contenidos para ir dejando un rastro de nosotros mismos; una huella que define qué tipo de profesionales somos, y que nos posiciona adecuadamente frente a los demás.

Por eso, no hay que perder una sola oportunidad para crear un contenido. Cualquier momento y situación puede ser propicia para ello. Para aclarar esto, te diré que yo aprovecho cualquier cosa para hacerlo: cuando imparto una formación siempre saco fotografías y/o vídeo (los cuales subo a mi canal en Youtube) o el blog; de los comentarios que me hacen en distintos foros, a menudo saco ideas que convierto en posts; la documentación que voy generando la subo en mi canal de SlideShare.

Por tanto, contenidos y marca personal están íntimamente relacionados. Mi sugerencia: no pierdas una sola ocasión en la que tengas oportunidad de generar y compartir un contenido que esté asociado con lo que quieras ser.

Hasta mañana.