lunes, 3 de marzo de 2014

Cómo puedes compartir tu conocimiento en la Red 2.0

Puedo entender perfectamente que a algunas personas les suene raro esto de compartir sus conocimientos en la Red 2.0, donde todo está a un golpe de click y no hay nada tan fácil como aprovecharse de lo que puedan saber los demás, con tan sólo hacer un copy & paste. De cómo interpretes las posibilidades que nos proporciona Internet, y de tu grado de apertura y comprensión, puede depender gran parte de tu evolución profesional.


Justo en la última entrada 'Mis conocimientos son mi tesorooooo', hablaba sobre esta cuestión, compartiendo mi opinión sobre la necesidad de no quedarse con conocimientos propios mientras exista la posibilidad de 'cederlos' a los demás eso sí, con el ánimo de posicionarse como un referente profesional en un área determinada. Ahora bien, se trata de una reflexión más bien teórica que algunos pueden llegar a no entender y/o aceptar.

Por poneros un ejemplo. En mi caso soy Director Comercial de una empresa de Internet en la que comercializamos distintos portales enfocados a directorios profesionales verticales. En esa posición tengo que diseñar políticas comerciales para hacerme con un mercado que se encuentra en plena expansión, y para ello he de gestionar un equipo humano comercial. Y en ese contexto, podría decidir compartir mis conocimientos y experiencia actual y anterior, usando como canal cualquiera de los medios sociales que utilizo de forma más o menos habitual (blog, Linkedin y Twitter).

Sin embargo, no se me ocurriría nunca compartir con mi comunidad las políticas de precios que tenemos, o los objetivos estratégicos de la compañía. Tampoco pasaría por mi cabeza el hablar públicamente sobre los mercados a los que queremos llegar. Es obvio que, aunque esto pudiera interesar a alguien, no tiene ningún sentido el compartirlo, puesto que eso no aportará realmente nada a mi marca personal.

Ahora bien, si sería adecuado hablar, por poner un ejemplo, de cuál es el estilo de gestión que aplico a la hora de tratar de obtener el máximo rendimiento de las personas que colaboran conmigo en mi equipo, o de cuál es la mejor manera (según mi experiencia) de enfocar un proceso de venta para generar el mayor ingreso posible.

Porque eso no me delata ni me deja en mal lugar delante de nadie. Sin compartir ningún 'secreto' ni nada que pueda comprometer mi posición ni la de mi empresa, lo que realmente estoy haciendo es mostrarme ante los demás, mediante un canal público como es este blog (o cualquier red social), para tratar de generar percepciones de valor ante todos aquellos que, directa o indirectamente, puedan estar interesados en la evolución profesional que transmite mi propia marca personal. De esa manera, o al menos esa es mi intención, puedo afianzarme profesionalmente dentro de mi área de especialización, y ello sin duda alguna puede abrir oportunidades profesionales.

Y este es un ejemplo de los muchos que podría ponerte. Da igual a que te dediques. Independientemente de cuál sea tu profesión, has adquirido (y lo sigues haciendo diariamente), numerosos conocimientos de todas las experiencias que tienes habitualmente. Y de todo ello puedes extraer conclusiones que, si así lo decides, puedes compartir con el resto. Con una clara motivación en la que impera tu propio desarrollo profesional, te posicionas casi sin darte cuenta en un plano en el que el día menos pensado alguien puede ponerse en contacto contigo y ofrecerte una buena oportunidad  profesional.

Si te ha gustado estaentrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.

Fuente imagen CC: BBVATech