martes, 10 de diciembre de 2013

Encontrar trabajo es más que un trabajo

Es un tópico extendido el que encontrar un empleo, es un trabajo en sí mismo. Yo voy más allá, y digo que el diferencial que puede suponer la contratación final por parte de una empresa, puede radicar en tener la actitud correcta, es decir, en el cómo se encare el proceso de búsqueda.

Actitud diferencial para encontrar trabajo
Fuente CC: Jimmy Baikovicius

Ayer desayuné con un buen amigo al que hace tiempo que no veía. Me contó las peripecias (nunca mejor dicho) que había pasado para encontrar el último trabajo en el que aún hoy permanece. Y esa interesante historia me hizo reflexionar mucho sobre la proactividad que muestran algunas personas para conseguir sus propósitos, sin importarles las aparentes negativas. Anteponen la seguridad en sí mismos y en sus competencias profesionales, y gracias a ello triunfan en sus propósitos.

Resumo la historia. Mi amigo localiza una oferta en Infojobs.net que cubre sus expectativas, por lo que se inscribe inmediatamente. No obstante, al cabo de 10 minutos de reloj es descartado. A pesar de lo que hubiera hecho el 99,99% de las personas, mi amigo no comprende las razones, puesto que considera que encaja al 100% con el perfil requerido, al menos con la descripción pública que aparece en la oferta. Por tanto, ni corto ni perezoso se presenta a puerta fría en la empresa que publicó la vacante, para dejar su CV personalmente; en la recepción se lo recogen, aunque por las formas, se da cuenta de que no van a hacerle ni caso.

Por ello, decide investigar un poco más a fondo para tratar de localizar a los contactos adecuados, para lo cual empieza a buscar en LinkedIn a los responsables de la compañía. Tras localizar y contactar con la persona adecuada, le expone su caso y pide explicaciones sobre porqué ha sido rechazado, alegando que su perfil profesional es exactamente el que demandan. Para su sorpresa, recibe una llamada del departamento de RRHH, explicándole los motivos (una cuestión más bien técnica), pero diciéndole no obstante que la responsable está dispuesta a reunirse con él. Y dicho y hecho; en la entrevista que mantiene presencialmente, logra convencer a la que hoy es su jefa... 

De esta historia real saco algunas conclusiones:

  • Hacer las cosas de forma diferente funciona. No garantiza pero, ¿qué tenemos que perder realmente?. Prácticamente cualquiera que haya sido rechazado, hubiera desistido en el mismo momento en que su candidatura no es aceptada. A pesar de ello, la tozudez y la confianza en sí mismo han obrado el 'milagro'.
  • A menudo, el que publica una oferta y el que decide la contratación, son personas distintas. El técnico de selección que publica la oferta se ciñe escrupulosamente al perfil que le han pasado desde la unidad de negocio, por lo que puede dejar 'fuera' a buenos candidatos que podrían encajar en el puesto. ¿Podemos llegar directamente a la persona que decide?.
  • LinkedIn funciona, este es un buen ejemplo.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.


6 comentarios:

Rodrigo Louvre dijo...

Me alegro especialmente de esta última aportación y sobretodo del título, por que es todo un trabajo freelance , pero todo un trabajo, incluso apasionante,entretenido y divertido si quieres. La clave está en “mover el trasero” más allá del sillón placentero y la pantallita de casa,ajenos al autocumplimiento de fatales profecias con las que a veces se coquetea y distanciados de la sublimación de aprendizajes obsoletos.Abrir la mente más allá del pasado y del presente, espabilar la imaginación con el deseo irrefrenable de una autoestima a prueba de errores y fracasos y el convencimiento de que , sea como sea, hay ahí afuera alguien que trata de buscarte. Al hilo de tu aportación y en la linea del último podcast de Miguel Angel Perez Laguna,estoy totalmente de acuerdo con ambos y los suscribo.Hay quien se sienta bajo el halógeno de la barra a esperar que le saquen a bailar,con vocación de “pagafantas” y quien va y busca pareja de baile…y…. por cierto, los maduritos tambien bailan y ligan. Un saludo Miguel Angel.

Pau Xaubet Sabate dijo...

Es cierto, la proactividad y la "tozuneria” nos puede favorecer mucho en un proceso de selección. Las empresas quieren a gente con ideas, con iniciativa, con ganas de coger al toro por los cuernos si es necesario...
Precisamente lo que hizo tu amigo, yo lo puse en práctica. Cuando me rechazaban en un proceso que creía encajar al 100%, intentaba ponerme en contacto con el departamento y la persona correspondiente para pedir explicaciones, pero siempre de una forma constructiva. Pocas pero algunas, me dieron la oportunidad de realizar entrevista, siendo descartado de entrada.
Algo que también es muy importante es asistir a la entrevista con los deberes muy bien hechos, aportando buenas idea y nuevos enfoques es algo que las empresas valoran muchísimo.
Por aportar ideas, en mi última entrevista de trabajo, me presente delante del Dir. General y Comercial con un listado que genere yo mismo, con casi 2000 referencias de clientes potenciales y varios nichos de mercado, que creía que eran interesantes. Quedaron sorprendidos de la proactividad y el entusiasmo que demostré.
Con esto quiero decir que las empresas buscan aquella persona que por un lado o otro destacan de los demás, como una gotita de aceite en un vaso de agua. Y el hecho de destacar no es ser superdotado ni nada por el estilo, “yo no lo soy” si no marcar algo diferente respecto los demás.

Suerte a todos!

Juan Toro dijo...

Hola Miguel Angel.
Uno de las entradas de blog que más emoción me han suscitado. Es una historia personal de las que Linkedin debería apropiarse para publicitarse como herramienta proactiva de buscar trabajo o tus fines profesionales.
Es un argumento de película de superación personal, al más propio estilo de Hollywood, jejeje.
Me alegro por tu amigo. Hizo algo que la inmensa mayoria no hace, fue diferente, fue más allá. El resto de los mortales lo deja antes con el pensamiento "de será así".
Y estoy con Rodrigo Louvre, comparto la idea de "el que la sigue la consigue"
Y .. mi enhorabuena a Pau Xaubet, ya rizo el rizo..y es llevarse la entrevista preparada con el valor y la calidad que podia aportar.
No estuvo a la expectativa, se hizo con las riendas de la entrevista de una manera elegante y que gusto a los entrevistadores.

Un saludo!!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Rodrigo, muchas gracias por tu comentario. 100% de acuerdo contigo. La proactividad en la búsqueda de empleo debe ir mucho más allá de gestionar el proceso únicamente desde una pantalla de ordenador.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Pau, esa iniciativa que demuestras es precisamente la que buscan los entrevistadores. Porque te adelantas a lo que ellos precisamente buscan en la persona que quieren contratar, demostrándoles que eres el candidato adecuado.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Juan, gracias por volver por aquí. Lo razonable, cuando se es descartado en un proceso (especialmente cuando se hace a través de una página de empleo) es aceptarlo y olvidarlo, y continuar con la búsqueda. Sin embargo, cuestionarse el porqué del rechazo parece que da resultados en ocasiones... 8:)