jueves, 21 de noviembre de 2013

El reclutamiento 2.0 ha llegado para quedarse

El llamado 'reclutamiento 2.0' se basa en una 'nueva' forma de relación entre candidato y reclutador, posible gracias a la aparición y desarrollo de las tecnologías basadas en la Web 2.0. No está implantado aún en todas las compañías, ni de lejos, que aún siguen ancladas en prácticas de reclutamiento donde la visión es cortoplacista, y encaminada a obtener los mejores profesionales disponibles en el menor tiempo posible.

El reclutamiento 2.0 ha llegado para quedarse
Fuente CC: Isa GL

La relación histórica entre candidatos y reclutadores ha sido siempre difícil, por no decir inexistente. Los nuevos tiempos condicionados por una grave crisis de empleo, el desarrollo de la tecnología social, y a la necesidad de encontrar auténtico talento que desarrolle las organizaciones, hace imprescindible una evolución clara en los procesos de selección actuales.

Porque, aunque el reclutamiento 2.0 supone indudables ventajas y un cambio de paradigma en la relación entre candidatos y reclutadores, es obvio decir que no todos los reclutadores están en 2.0. Eso sí, cada día más se suben al carro de la utilización sensata y efectiva de la tecnología 2.0 para usarla más allá de publicar ofertas y cribar los CV's de los candidatos inscritos a aquellas. De hecho, esa cuestión de si están o no, debería ser irrelevante, ya que tiene una relativa importancia.

Acabo de leer un estupendo artículo de Víctor Candel, '¿Y si invertimos más tiempo en conversar?', del blog de Isabel Iglesias, donde habla de la importancia que tiene el estrechar vínculos entre reclutadores y candidatos, con lo que estoy absolutamente de acuerdo. A pesar de ello, compruebo que se habla mucho de la falta de evolución de numerosos reclutadores que basan sus acciones de selección y reclutamiento en prácticas del pasado, que tanto les funcionaron en su momento, pero que ahora necesitan una actualización hacia los nuevos tiempos. Porque la tecnología y el contexto social lo requieren y permiten.

Por ello, yo preferiría no pensar tanto en los reclutadores 'tradicionales' que se amarran a prácticas del pasado, sino en aquellos que se atreven a apostar por nuevos planteamientos sociales, conversando con el candidato, y saltándose las barreras que han frenado sus relaciones durante tantos años. En definitiva, en aquellos que deciden pasar del hermetismo a la apertura incondicional. Porque son ellos el 'ariete' que mediante su empeño y constancia, establecen un nuevo panorama basado en el auténtico reclutamiento 2.0. Son ellos los nuevos profesionales de RRHH que marcan tendencias, y que deciden exponerse (en su blog, en redes sociales y profesionales, ...) en la Red para estar mucho más cerca de los candidatos, sembrando hoy para recoger mañana.

Como cualquier cambio disruptivo, éste también cuenta con las lógicas resistencias a modificar comportamientos y actitudes en esos departamentos de RRHH. Pero, y no tengo duda de ello, el reclutamiento 2.0 ha llegado para quedarse.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas compartir en tus redes.

Hasta mañana.