sábado, 5 de octubre de 2013

Falsas creencias sobre el 2.0 (IV)

Cuarta entrega tras la de ayer, en la que sigo desarrollando los falsos mitos y creencias sobre nuestra presencia y participación en la Web 2.0. 

Falsas creencias sobre el 2.0
Fuente CC: Frédéric BISSON

  • "La marca personal se trabaja a ratos, y sólo cuando lo necesite". Puedes hacer lo que quieras, pero sé consciente que ello no te traerá apenas (o ningún) resultado. Siempre tendrás algún tipo de necesidad (especialmente desde el punto de vista laboral) de ser elegido (p.e. en un proceso de selección), aunque pocas veces tendrás la oportunidad de elegir cuando te llegará dicha necesidad. Tal y como están los tiempos, en cualquier momento uno puede quedarse sin empleo, y entonces quizás lleguen las urgencias. En estos precisos momentos, es difícil empezar a considerar seriamente la inversión en marca personal para obtener empleo, especialmente si antes no se ha hecho nada.

Por ello, asociar un proyecto de gestión de marca personal con la necesidad de encontrar un empleo rápido, no tiene sentido. Es conveniente recordar que mientras una marca es para siempre, un trabajo es temporal. Y por tanto debemos cuidar de forma constante y consciente nuestros valores y capacidades como profesionales, proyectándolas de forma adecuada en los canales de comunicación que estimemos oportunos, sin asociarlos a un momento y necesidad concreta, sino con un proyecto que puede durar toda una vida.
  • "La Red 2.0 me va a solucionar todos mis problemas". Espero no decepcionarte, pero las redes sociales no garantizan de por sí la consecución de un empleo. Ni siquiera van a conseguir hacerte más y mejor profesional de lo que ya puedas ser. La Web 2.0 es 'simplemente' un canal de comunicación más (muy eficiente, eso sí). Puedes (diría debes) usarlo para difundir tus contenidos y dar mayor visibilidad a tu valía profesional, todo ello con el objetivo de mejorar tu posicionamiento como profesional de referencia.

Porque la Red 2.0 te ayudará a situarte en un nicho profesional específico, y además facilitará que los demás puedan llegar a reconocerte y conocerte más y mejor, siempre y cuando logres encajar tus contenidos generados con una percepción de valor por parte de tus seguidores. Porque gracias al uso juicioso de los medios sociales podemos demostrar inteligencia, competencia, profesionalidad, ..., pero también transmitir torpeza, desesperación, negatividad, ...

Es por ello que somos nosotros en realidad los que debemos trabajar en nuestra marca personal para conseguir los resultados que deseamos, y siendo conscientes que para ayudarnos en la labor tendremos distintas herramientas a nuestra disposición. Entre ellos la Red 2.0.

Mañana seguiré elaborando todas aquellas creencias, a menudo absurdas, sobre las que considero hablar para conseguir que podamos usar la Red de una forma mucho más juiciosa.

Hasta mañana.