lunes, 9 de septiembre de 2013

¿Qué beneficios obtienes con un blog?

Un blog profesional es el principal canal 2.0 mediante el cual puedes proyectar los atributos que definen tu marca personal. A continuación te expongo las razones por las cuales deberías dedicar parte de tu precioso tiempo y energía, a construir un repositorio actualizado de conocimientos que demuestran los valores y competencias de tu identidad profesional, y de esta forma trabajar en la obtención de oportunidades profesionales en el futuro.

Beneficios de crear un blog
Fuente CC: Juan Pablo Olmo

Mucho se ha escrito sobre las ventajas de crear y mantener un blog, y como yo considero que un blog es la pieza central de una estrategia de marca personal, no perderé la ocasión para exponer mis opiniones centradas en su relación con la marca propia. A modo de resumen:

  • Tienes el control. No existe ninguna otra herramienta (si estoy equivocado compártelo conmigo) que te permita tener la flexibilidad de un blog. Ni siquiera las redes sociales. En la bitácora tú eres el decisor final que controla el diseño, la edición, maquetación, producción de contenidos, publicación y su posterior difusión. En cada una de estas etapas dispones de multitud de combinaciones distintas que puedes ir modificando según tus gustos y necesidades. Un blog es como tu propia empresa, que creas desde cero y cuyo crecimiento y éxito futuro depende única y exclusivamente de tu trabajo y esfuerzo.
  • Salvaguarda tu pasado profesional. Cada cosa que haces, cada experiencia profesional pasada, cada situación nueva que se produce en tu compañía y que te obliga a demostrar tu pericia, ..., todo ello queda habitualmente relegado al olvido, no existiendo ningún sitio donde almacenar toda esa información y conocimientos de valor que has ido adquiriendo a lo largo de tu trayectoria profesional. Ni siquiera el CV, donde en un documento de apenas una hoja debes resumir drásticamente todo tu historial, lo cual obviamente deja fuera la gran mayoría de tus aptitudes reales. Sin embargo, un blog se convierte en un repositorio digital donde almacenar todas las ideas, acciones, vivencias, proyectos (es decir, toda tu huella digital), ..., que has ido desarrollando a lo largo de tu vida laboral. Es en ese 'disco duro' donde puedes acudir (o los demás) en cualquier momento para profundizar sobre lo que has sido y eres actualmente. Y de todo ello es mucho más sencillo sacar conclusiones sobre el auténtico potencial de un profesional.
  • Te permite posicionarte como una autoridad competente en tu área de especialización profesional. Eligiendo adecuadamente las temáticas sobre las que generar los contenidos, y realizándolo con la suficiente constancia y calidad, te posiciona como un referente en tu campo. Con el tiempo y un buen trabajo de difusión, se generan percepciones de valor sobre la comunidad para la que produces contenidos, de tal manera que podrás ir generando colaboraciones profesionales en el futuro, ya que previamente habrás ido generando confianza y credibilidad.
  • Evolucionas notablemente como profesional. Y son varias las razones, basadas en mi experiencia, que lo justifican. La generación constante de contenidos (en mi caso escribo diariamente), obliga a tener un foco constante sobre la temática en la que nos especializamos, lo que provoca el tener que desarrollar nuevas ideas que surgen gracias a lo ya publicado, lo que nos permite el tener nuevas y mejoradas perspectivas sobre las ideas que tratamos. Este mayor desarrollo incremental de los contenidos, posibilita llegar a nuevas audiencias de lectores que se sienten 'retadas', y que ayudan con sus opiniones a mejorar incluso aún más los contenidos debatidos. Y llega un momento donde se establece una relación con determinados lectores que va estrechando vínculos profesionales, lo cual genera con el paso del tiempo colaboraciones en proyectos diversos.
  • Contactas con profesionales afines a tu sector. Tu blog, siempre y cuando definas adecuadamente el público objetivo al que te diriges, será leído por personas interesadas en tus contenidos. Trabajando correctamente sobre una política de retención de lectores, irás logrando poco a poco su fidelización; y será con estos con los que con el tiempo irás estrechando vínculos que te permitan ir accediendo a nuevas posibilidades.

Ahora bien, si fueran todo ventajas, todo el mundo tendría un blog, ¿no?. Al contrario, la gran mayoría de personas que abren una bitácora la cierran o dejan de mantenerla al cabo de no mucho tiempo. Y eso porque la evolución de un blog implica numerosas obligaciones que hay que cumplir escrupulosamente, aunque sobre eso hablaré en la siguiente entrada.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Merce Permuy dijo...

Buenas tardes Miguel Angel!

Completamente de acuerdo con este post, como me sucede con casi todos los que publicas. Es por lo que me he planteado, después de tener una idea, crear un blog (el cual se está cocinando). :) En cuanto lo publique, te lo hago saber para que, si no te importa, me des tu opinión al respecto.

Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Merce, gracias por dejar tu comentario.