miércoles, 3 de julio de 2013

¿Estás en los grupos de LinkedIn que debes estar?

Estar en una red profesional como es LinkedIn, y participar en los grupos de debate que sean afines a nuestras temáticas, es una opción a tener muy en cuenta a la hora de gestionar conscientemente nuestra marca personal. Ahora bien, la incorporación (y desincorporación) a los grupos adecuados debe realizarse cada cierto tiempo, para que nuestro posicionamiento sea el mejor en cada momento y pueda ir evolucionando.



Era una tarea que me había fijado hacía tiempo, y que por tener otras prioridades, no acababa de ponerme con ello. Estoy actualmente suscrito a 14 grupos (por encima ya no los podría gestionar adecuadamente), en los que participo tanto enviando algunas de las entradas de este blog, como comentando en debates abiertos por terceras personas. Intento concretar el tiempo que le dedico, para poderme centrarme en lo esencial y no dispersarme con tareas que pueden llevarme mucho tiempo. Hace un par de días me decidí a hacer limpieza, puesto que me daba la sensación de que algunos estaban más bien 'muertos'.



Los objetivos que me planteo con mi presencia en esos debates los tengo claros: posicionarme como profesional que puede aportar en marca personal y empleo 2.0, obtener la visibilidad adecuada de los profesionales que son mi público objetivo, aportar conocimiento allí donde pueda ofrecer algo de valor, y generar relaciones con los profesionales adecuados; sin embargo, para conseguirlos no vale cualquier grupo. Me he llevado alguna sorpresa con los grupos en los que estaba suscrito desde hacía tiempo, lo que me ha llevado a darme de baja en alguno de ellos. Estos son los criterios que he usado para ello:

  • Número de miembros. Un grupo excesivamente grande puede dificultar nuestra labor para posicionarnos, mientras que uno demasiado pequeño puede hacer inútil nuestra labor. En mi caso busco el equilibrio adecuado.
  • Número de comentarios vs debates abiertos. Para mí este es el criterio prioritario que condiciona mi permanencia o no. Un grupo de debate, como su propio nombre indica, se usa para debatir sobre alguna cuestión profesional determinada, lo que conlleva la necesaria participación de sus miembros. A menudo suelo comprobar grupos (o personas) en los que únicamente se abren conversaciones aunque no haya ninguna participación. Vamos, que se usan los grupos como si fuera Twitter, cuando realmente esa no es la idea. Por ello, nuevamente busco un equilibrio razonable entre los debates que se abren (lo que implica un grupo que se mantiene vivo gracias a las participaciones de sus colaboradores), frente a los comentarios que se realizan. Mucho debate y poco comentario implica un afán excesivamente protagonista por parte de sus miembros, que únicamente quieren ser leídos sin aportar nada a cambio.
  • Localización de sus miembros. Aunque no es un criterio excluyente en mi caso, trato en la medida de lo posible de conocer personalmente a aquellos profesionales con los que voy generando una relación de calidad. Si están en mi zona de residencia, mucho mejor (si no, siempre queda la vía del Hangout).
  • Nuevas altas. Un grupo que hace mucho tiempo ha dejado de generar nuevos miembros, puede convertirse en un grupo que pierda interés.
  • ¿Publican nuestros debates?. En ocasiones el grupo está moderado de tal manera que permiten o no la inclusión de algunos debates. Si nuestros debates no se publican, está claro que el moderador no los considera adecuados, puesto que nuestra presencia sobra.

Y tú, ¿te has decidido a hacer limpieza de tus grupos?.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Paloma Reino dijo...

Tomo nota de estos puntos. Estoy de acuerdo en todos ellos. Yo no estoy en tantos grupos como tú, pero tengo una muestra en la que se puede ver casi todo el repertorio que has expuesto. Mi idea es ir ingresando en nuevos grupos, pero no en cualquier grupo. Estoy planeando una sira de conferencias. Los grupos serán el lugar donde continurar las conversaciones y cultivar el networking. Estar por estar no interesa. Para mi el uso de las redes cobra sentido en los grupos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Paloma, gracias por tu comentario. Sobre esto hay diferentes teorías. Algunos dicen que hay que aprovechar al máximo estar en grupos (puedes estar con la cuenta gratuita, en 50 grupos), precisamente porque eso te permite estar conectados con todos sus miembros, incluso aunque no tengas una relación directa.

Por otra parte, y yo me inclino más hacia esta opción, los hay que están en los grupos, únicamente para participar activamente en ellos. Es decir, en este caso se pone más foco en la relación, más que en la posibilidad de contactos.

Rodrigo Díaz dijo...

Muchas gracias, Miguel Ángel. Me parecen muy útiles tus artículos y, la verdad, no se me había ocurrido lo que comentas de los grupos. Llevo poco tiempo en Linkedin y menos aún en grupos, aún tengo mucho que aprender, así que tomo nota de tus consejos. Un saludo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Rodrigo, es lo mejor que puedes decirle a alguien que comparte en un blog, que sus entradas son útiles... 8:) Gracias.