sábado, 20 de abril de 2013

¿Es correcto publicar las entradas del blog propio, en LinkedIn? (I)

Una red como LinkedIn, permite no sólo crearse un perfil profesional, sino participar en grupos exponiendo nuestras opiniones y compartiendo contenido, tanto propio como de terceros. Ahora bien, hay blogueros que generan un contenido de gran calidad, pero que son reacios a publicar sus entradas en los grupos de la red profesional, ya que temen ser considerados como spam.


Fuente CC: pikous

Al hilo de mi anterior entrada 'Usar Blog y Linkedin potencia nuestra marca personal', una lectora me pregunta a través de LinkedIn: "Por desconocimiento total, la pregunta que te hago es, ¿queda bien que uno publique los artículos de su blog en los grupos en los que participe activamente?. Yo tengo mi blog, y aunque he pensado hacerlo no lo he hecho nunca esperando que sean otros los que lo hagan. Quizás no lo hago directamente por alguna idea preconcebida mal. ¿Te importaría darme tu opinión?".

Aunque ya la respondí, aquí dejo mi respuesta extendida y ampliada. Antes de nada, decir que yo mismo publico parte de las entradas de este blog en determinados grupos de LinkedIn en los que estoy suscrito, habiendo alcanzado hasta el momento unos resultados plenamente satisfactorios.

LinkedIn es una red profesional, que se introduce en lo 'social' gracias especialmente a sus grupos, donde cualquiera puede suscribirse a aquellos que sean de su interés, y en los que puede participar mediante contenido y/o comentarios.

Dichos grupos se convierten en una de las mejores posibilidades para posicionar la identidad profesional, mediante la relación con los demás y la interacción con ellos. Y esta participación, cuyo objeto es generar el mayor debate posible, persigue (debería) el enriquecimiento mutuo de todos, tanto los que se limitan a 'observar' como los que deciden dar el paso y mostrar sus opiniones sobre las temáticas debatidas.

estos debates giran alrededor de una idea, de un comentario, de una noticia, ..., en definitiva, de un contenido.

¿Y qué es lo que generamos en nuestros blos?: ni más ni menos que contenido. En diferentes formatos, pero contenido al fin y al cabo. Expresamos nuestras opiniones basándonos en nuestras experiencias, vivencias personales, conocimiento, formación, ..., lo cual va dando forma a nuestra propia marca personal, basada en las percepciones que los demás tienen sobre lo que nosotros generamos y compartimos.

Por tanto, ¿qué problema existe en postear las entradas de nuestro blog en aquellos grupos donde se traten temáticas afines, es decir, se suponga que existe un interés por dichos contenidos?. Yo creo que ninguno, porque al final lo que estamos haciendo no sólo es posicionar nuestra marca sobre un contenido propio que generamos desde nuestro 'yo' personal y profesional, sino que nos convertimos en los moderadores y facilitadores del debate que pueda producirse.

Porque el contenido publicado, siempre y cuando sea propio y exprese nuestra opinión basado en nuestro conocimiento y/o experiencia, nos convierte en moderadores 'válidos', que pueden (y deben) solicitar la opinión de los demás, permitiendo contrastar la opinión propia con otras interpretaciones distintas, lo cual ayuda a estrechar los vínculos con la comunidad.

En la siguiente entrada (puedes verla aquí), explicaré cuáles son los aspectos que hay que valorar para publicar el contenido de nuestro blog, en los grupos de LinkedIn.

Hasta mañana.


3 comentarios:

Gustavo Higueras Nieto dijo...

¡¡Buenos días Miguel Ángel!! Estoy deseando leer la II parte. Saludos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Gustavo, en ello estoy! 8:)

Anónimo dijo...

No tengo blog, pero estoy de acuerdo contigo en lo que comentas; yo creo que todos los que escribís un blog hacéis bien en compartir las entradas de interés en los grupos relacionados; ademas, nos facilitáis la lectura a los que estamos interesados en temas comunes a esos grupos; por mi parte, solo me queda agradeceroslo