domingo, 28 de julio de 2013

¿De qué vale conectar en redes con personas que no conoces de nada?

¿Tienes realmente claro por qué y para qué quieres conectar con alguien que no conoces, a través de alguna red social (LinkedIn, Facebook, Google+, ...)?. Mi experiencia me confirma que por lo general no se tiene ningún objetivo, más allá de conectar por conectar para tener una red de contactos lo más grande posible. Y lo que es todavía más curioso, aún disponiendo de una gran red, no se le saca ningún partido.


Conectar con desconocidos en LinkedIn
Fuente CC: Josep Ma. Rosell

Tras el experimento que llevé a cabo (aún lo sigo haciendo) y que compartí en la entrada 'Me gustaría añadirte a mi Red en LinkedIn', se abrieron varios debates en esa red profesional que tuve la oportunidad de moderar, como generador de la 'discusión'. Aunque los hilos de la conversación fueron varios, los comentarios más numerosos resumían los motivos para conectar en LinkedIn, básicamente en dos:

  • Aceptar la conexión sin dudarlo, para ayudar a otros que pudieran estar en búsqueda de empleo. Esto sin duda alguna demuestra una gran sensibilidad hacia los demás, aunque mi respuesta más habitual era que si alguien quería conectar conmigo y lo hacía sin personalizar el mensaje, yo sigo sin conocer cuáles son sus motivos reales. Si alguien está buscando trabajo y necesita acceder a mis contactos, no tiene más que decirlo. Si no personaliza el mensaje, y ni siquiera responde a mi mensaje en el que pregunto sus motivos, seguiré pensando que no tiene ningún interés, por lo que no aceptaré su petición de conexión, especialmente si no le conozco de nada.
  • Incrementar la red de contactos permite hacer llegar nuestros contenidos a una audiencia mucho mayor. Según este argumento (cierto, por otra parte), da igual quién se quiera conectar contigo, o cuáles son sus motivos; lo que importa es el tamaño, primando sobre la calidad; lo demás es irrelevante.

Mi opinión en esta cuestión queda bien clara. Una de las principales fortalezas de LinkedIn radica en ampliar la red de contactos profesionales con un objetivo claro de profundizar en las relaciones. Y para ello, hay que tener un objetivo y por tanto un motivo para conectar. No comparto, aunque obviamente respeto, actitudes para crear falsas relaciones basadas únicamente en el interés propio, y en el de conectar 'por si acaso'.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Pablo Retana Soriano dijo...

Hola Miguel Ángel.

Quizás sea porque llevo poco tiempo en redes sociales, pero tan natural como saludar al vecino me parece personalizar los mensajes, máxime tratándose de una petición de contacto a alguien que no te conoce personalmente. Por suerte, LinkedIn te permite hacerlo, algo que no sucede en Facebook, donde hay que esperar a ser aceptado para poder enviar un mensaje personal y de agradecimiento. Creo que hay que partir de la base de que las personas no tienen por qué aceptarte ni contestarte y estoy de acuerdo en buscar sobre todo contactos de calidad y afines, lo que facilita -por cierto- Twitter, donde puedes empezar a conocer a personas (por lo que cuentan, difunden o interactúan) con las que luego te apetezca contactar profesionalmente en LinkedIn e incluso más personal y desenfadadamente en Facebook. De hecho, en Twitter fue donde tuve noticia de este blog tan útil.

Por lo mismo, espero que este comentario te sea de utilidad.

Feliz domingo.

Pablo.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Pablo, buenos días. Como bien apuntas, no entiendo la razón por la que la personalización sólo está disponible en LinkedIn. La 'conexión' en FB y Google+ no admite mensaje, y la petición se realiza únicamente pinchando en un botón. Obviamente no estoy de acuerdo con esta práctica.

Anónimo dijo...

Buenas Miguel Angel.

No estoy del todo de acuerdo con tu opinión, ya que en si mismo el incrementar los contactos en cualquiera de las redes sociales tiene ese beneficio, amplias tu base de datos de personas, que en determinado momento, te pueden ayudar a algún cometido en concreto. De echo esta misma semana me ha ocurrido tal circustancia. Un contacto de los que "no se conocen de nada", alguien de una compañia en Angola, ha servido para que un ex-compañero encontrase uno de los tan escasos hoy dia Slots acorde con sus espectativas, lo cual me lleva de nuevo a la pregunta original. De que vale conectar en redes con personas que no conoces de nada? Creo que al menos, si se sabe aprovechar, de mucho.

Un cordial saludo.
SMB.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'Anónimo (SMB)', gracias por tu comentario. Conectar con miles de personas indudablemente pueden traer ciertos beneficios (al igual que tener miles de seguidores en redes sociales), aunque creo que lo que importa realmente es el motivo por el cual queremos conectar con alguien en concreto. Si existen indicios de un motivo, de una razón que nos impulse a conectar con alguien, pues adelante.

Ahora, si no existe ningún motivo, yo personalmente no lo veo nada claro. Si la única razón fuera la de incrementar lo máximo posible nuestra red de contactos (que no relaciones, ya que no es lo mismo), simplemente por el 'por si acaso', lo tenemos muy fácil. Sólo tenemos que ir contacto a contacto y pulsar el botón 'conectar', así una y otra vez...